Los operadores de TDT, obligadoes a devolver 260 millones de ayudas ilegales

Los operadores de TDT, obligadoes a devolver 260 millones de ayudas ilegales

Medios TELECOMUNICACIONES

El Plan TDT se juega su futuro 'a contrarreloj' para salvar el calendario electoral

Este lunes 18 de febrero termina el proceso de audiencia pública y con solo dos semanas de legislatura por delante.

Noticias relacionadas

El Plan Nacional de TDT podría ser otro de los grandes damnificados de la convocatoria de elecciones anticipadas para el 28 de abril. El calendario juega en contra del proyecto, pero las fuentes consultadas por EL ESPAÑOL indican que el Gobierno hará todo lo posible por aprobarlo durante las próximas semanas, las últimas de la legislatura antes de que se disuelva el Congreso.

No obstante, en el Ejecutivo no descarta eventualidades administrativas que puedan surgir en su proceso de convalidación. El Gobierno trabajará a “contrarreloj”,  pero en el sector reconocen que en el caso de aprobarse sería “por los pelos”. Moncloa publicó el pasado 22 de enero el borrador definitivo del proyecto que sometió a consulta pública a los principales actores del sector.

Este proceso de recepción de sugerencias termina oficialmente este 18 de febrero, según los plazos de Moncloa, lo que obliga a la Secretaría de Agenda Digital a incorporar las recomendaciones que estimen convenientes a toda prisa y antes de dos semanas, para poder llevar el proyecto al Consejo de Ministros en los próximos días. De lo contrario, el Plan TDT podría quedar aparcado hasta el comienzo de la nueva legislatura.

Se garantiza el desarrollo del 5G

Este Plan establece las condiciones básicas para la liberación del segundo dividendo digital. Este proyecto debe ser la guía para ejecutar la migración de las frecuencias de televisión de TDT desde la actual banda de 700 Mhz hasta sus nuevas ubicaciones. Una vez liberada esta banda, las telecos deberán utilizar estas frecuencias para el despliegue de la tecnología 5G. La UE establece que antes de junio de 2020 la banda de 700 ya debería estar liberada por las TDT.

El objetivo inicial del Gobierno es que desde el primer trimestre  de este año -y durante doce meses- las televisiones TDT puedan convivir en la frecuencia de 700 Mhz y la de 800, para que se haga una transición ordenada hacia sus nuevas ubicaciones, al mismo tiempo que los usuarios reantenizan sus hogares y resintonizan sus televisiones.  Un proceso que quedaría paralizado si no se aprueba el Plan en las próximas semanas. 

Con todo, el el Gobierno indican, incluso si se retrasa el Plan TDT, esto no pondría en riesgo el despliegue ni la subasta de espectro 5G que el Ejecutivo espera realizar al finalizar el primer trimestre del próximo año. La Dirección de Telecomunicaciones seguirá trabajando en este proyecto al margen del color político y del calendario electoral y que -a un año visto- nada cambia en este sentido, garantizando el comienzo del despliegue de la tecnología 5G.

Se mantiene la oferta de canales

Según explicó Moncloa al presentar el borrador del proyecto, este Plan TDT "proporciona seguridad y garantías para la continuidad y el futuro del servicio de televisión digital terrestre". Se garantiza el uso de la banda 470-694 MHz, "que continuará siendo utilizada para el servicio de televisión digital terrestre, al menos hasta 2030", indican.

En esta banda se dispondrá de las mismas redes de televisión digital terrestre que existen en el Plan técnico actualmente en vigor, y se mantiene la oferta de canales de televisión digital terrestre existentes en la actualidad. Se mantiene asimismo la capacidad para realizar desconexiones territoriales en los múltiples digitales que la tienen en la actualidad.

Se garantiza que todos los canales sean HD

En virtud de este Real Decreto, cada múltiple digital tendrá capacidad para integrar cuatro canales de televisión en alta definición, podrán continuar las emisiones actuales en definición estándar, y se prevé una fecha límite para que todos los canales de televisión evolucionen sus emisiones a alta definición.

De igual modo, se establece la obligación para todos los receptores de televisión digital terrestre que se pongan en el mercado español, transcurrido el plazo de seis meses a contar desde la entrada en vigor del Real Decreto, de incluir la capacidad de recibir las emisiones en alta definición. Los de mayor tamaño deberán incorporar también la capacidad de recibir emisiones en ultra alta definición, emisiones con la tecnología de transmisión DVB-T2, y servicios interactivos HbbTV.