Pedro Sánchez, durante su primera entrevista en RTVE como presidente de Gobierno.

Pedro Sánchez, durante su primera entrevista en RTVE como presidente de Gobierno. RTVE

Medios TELEVISIÓN PÚBLICA

El Gobierno aprueba el decreto ley para elegir un nuevo presidente de RTVE en un mes

  • El PSOE justifica este decreto por la necesidad de evitar el desgobierno en RTVE y "terminar con la manipulación informativa" del PP.
  • Moncloa ha establecido una cláusula para elegir un administrador único si es que el Partido Popular bloquea los nombramientos en el Senado.
  • En paralelo sigue en marcha el concurso público para elegir al presidente y el consejo definitivo para los próximos seis años.

El Gobierno ha aprobado este viernes el real decreto ley para nombrar un consejo de administración y un presidente provisional en RTVE, mientras se pone en marcha el concurso público para nombrar presidente definitivo, un proceso que sigue sin arrancar y que probablemente no se resuelva hasta antes de fin de año.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la portavoz del Gobierno Isabel Celaá, ha indicado que en un mes RTVE ya tendrá nuevo presidente, tras establecer un plazo de quince días naturales para realizar todo el procedimiento parlamentario de elección del nuevo consejo de la corporación de radiotelevisión pública. 

El actual consejo de administración estableció que el 10 de julio se elegirá al primer presidente rotatorio de RTVE, que se designará por sorteo entre los todavía consejeros. Según las palabras de la portavoz del Gobierno se desprende que este proceso se mantendrá y que, por tanto, durante dos semanas RTVE estará gobernada por un miembro del consejo.

El Gobierno aprueba un real decreto para renovar RTVE

Se sustituirán todos los consejeros

Respecto del nuevo consejo -que asumirá en un mes- seis miembros serán elegidos por el Congreso y cuatro por el Senado. El Gobierno confirmó a primera hora del viernes que contaba con los apoyos necesarios para aprobar este real decreto, unos apoyos que vendrán del lado de Podemos y de los partidos nacionalistas. 

En cuanto al procedimiento de elección del nuevo consejo de RTVE, se ha confirmado que se hará por la totalidad de los actuales diez consejeros, todos con mandato vencido e incluyendo al hasta este viernes presidente José Antonio Sánchez. En cuanto al nuevo presidente provisional de RTVE, se elegirá por dos tercios del Congreso en primera votación y por mayoría absoluta, en segunda votación 48 horas después si no hay acuerdo.  

Si hubiese un bloqueo del Partido Popular en el Senado, donde tiene mayoría, Moncloa ha previsto un mecanismo para dejar la última palabra en manos del Congreso, donde se podrían nombrar los miembros atribuidos al Senado. De mantenerse el bloqueo, que en el Gobierno no ven efectivo, se ha establecido la posibilidad de nombrar un administrador único transitorio elegido por el Ejecutivo. 

"Control ideológico y político" de RTVE

El PSOE argumenta la pertinencia de este decreto en la necesidad de gobierno de renovar una RTVE que quedará a la deriva hasta que se cierre el proceso de sustitución formal que depende del Parlamento y que lleva paralizado ocho meses. La Portavoz de Gobierno también ha justificado esta acción para "terminar con el control ideológico y político" que tiene actualmente la televisión pública.

El PP aprobó el concurso público junto a Ciudadanos la semana pasada, pero con unas condiciones que le garantizan el poder de veto de los candidatos a la presidencia de RTVE y mayoría en el comité de expertos que lo elegirá. PSOE y Podemos no han descartado bloquear este acuerdo, aunque todavía no han movido ficha.

En este entendido, el Gobierno ha previsto una larga lucha en el Parlamento que probablemente no se resuelva hasta antes de fin de año en la más optimiesta de las previsiones, un tiempo en que los directivos nombrados en el PP seguirían en sus cargos y con el handicap de no tener presidente formal, sino que solo una presidencia mensual rotatoria entre los actuales miembros del consejo.

Nuevo presidente en julio

La primera labor de este nuevo presidente -elegido previsiblemente por PSOE, Podemos y los grupos minoritarios- deberá relevar a la brevedad la actual cúpula directiva de la cadena pública, acusada insistentemente de manipulación informativa por sus trabajadores. Este mismo viernes se realiza el noveno viernes negro, una protesta semanal en contra de la parálisis en la renovación de RTVE.

Con ello, el PSOE evita que el PP haga oposición desde la cadena pública de televisión. Un movimiento que en algunos grupos políticos opositores se ha interpretado como un decreto para intentar controlar RTVE y que, con el apoyo de Podemos en el Congreso, se aseguren la elección del nuevo presidente de RTVE de cara a las elecciones locales y parlamentarias de los próximos meses.

Tras la discusión exprés en el Congreso, se nombrará a los diez nuevos miembros con el viejo sistema consensuado entre los partidos, en principio con cuatro cupos para el PP, tres para PSOE , dos a Podemos y una a Ciudadanos, aunque no se descarta que los populares pierden algún sillón que iría a un grupo minoritario.