EL ESPAÑOL ha celebrado este sábado su Junta de Accionistas ordinaria en la que ha certificado el cumplimiento riguroso de todos los objetivos económicos que se marcó al inicio del proyecto y alcanza ya el récord de 33,4 millones de lectores en solo 31 meses de vida. “Algo sin precedentes entre la prensa europea de calidad” que lo convierte en el “segundo medio nativo con más lectores”, según ha indicado su director, Pedro J. Ramírez, a los accionistas.

Discurso Pedro J. Ramírez - Junta de accionistas

El León de El Español Publicaciones, sociedad editora del periódico, redujo a la mitad sus pérdidas operativas (EBITDA) durante 2017, pasando de un resultado negativo de tres millones de euros hasta los 1,5 millones, lo que supone una mejora de casi el 50%. En su segundo año completo de vida superó los 7,2 millones de ingresos, un crecimiento del 11%. Además, este 2018 “se alcanzará Ebitda positivo”, según ha adelantado la consejera delegada Eva Fernández en la Junta.

Durante su discurso ante los accionistas Pedro J. Ramírez ha hecho un paralelismo entre la situación política y el nacimiento y espectacular crecimiento de EL ESPAÑOL. Ramírez recordó que Rajoy fue expulsado del Gobierno hace unas semanas al igual que Felipe González hace 22 años, dos acontecimientos en los que el periodismo fue un actor principal denunciando la acción de los GAL en el primer caso y ahora la financiación irregular del Partido Popular.

Dos triunfos de la prensa

“Por segunda vez en mi vida profesional tengo la sensación de estar asistiendo a un gran triunfo de la información sobre el encubrimiento, a través del eficaz funcionamiento de las instituciones democráticas”, ha indicado. “Ocurrió por primera vez en 1996. Felipe González llevaba trece años y medio en el poder... y una y otra vez había negado toda implicación en la trama de los GAL y en la corrupción que la acompañaba”. “Pero nosotros, la prensa, aportamos las pruebas, la justicia comprobó y corroboró su veracidad, y los españoles le expulsaron del poder".

"Ha vuelto a ocurrir, ahora, en 2018. Mariano Rajoy acababa de batir ese récord de trece años y medio de permanencia en el gobierno, si sumamos sus etapas como ministro y vicepresidente... y una y otra vez había negado toda implicación en la trama de financiación ilegal del PP... pero nosotros, la prensa, aportamos las pruebas, la justicia comprobó y corroboró su veracidad y la mayoría de los diputados le han expulsado del poder”, ha señalado.

Dos hechos que han marcado la vida profesional de Pedro J. Ramírez y que le costaron dos despidos, primero de Diario 16 por revelar la trama de los GAL y luego de El Mundo por publicar los SMS de Mariano Rajoy a Luis Bárcenas. "Los hechos no ocurrieron de manera idéntica, pero si muy parecida", ha agregado.

“De igual manera que si no me hubieran echado de Diario 16, mis compañeros y yo no hubiéramos fundado nunca El Mundo, si no me hubieran echado de El Mundo, mis compañeros y yo no hubiéramos fundado nunca EL ESPAÑOL”, ha recordado.

Pedro J. Ramírez durante su discurso ante la Junta de Accionstas de EL ESPAÑOL.

Pedro J. Ramírez durante su discurso ante la Junta de Accionstas de EL ESPAÑOL. Ignacio Cuenllas

EL ESPAÑOL, la criatura "más robusta"

Tres ”criaturas periodísticas” de las que según ha dicho, EL ESPAÑOL -nacido de manera un tanto atropellada- terminará siendo “el más robusto e importante descendiente”, tanto desde el punto de vista de las audiencias como de la solidez económica.

“El año pasado teníamos 22 millones de lectores en todo el mundo, certificados por Google Analytics y auditados por OJD y este año tenemos 33, certificados por Google Analytics y auditados por OJD. El año pasado tuvimos un EBITDA negativo de un millón y medio de euros, cumpliendo escrupulosamente nuestro plan de negocio y este año tendremos EBITDA positivo aunque sea de 1 euro, cumpliendo escrupulosamente nuestro plan de negocio”.

Una carrera de fondo en la que EL ESPAÑOL gana terreno a pasos agigantados tras conseguir 11,6 millones de usuarios únicos según Comscore, indicador que solo mide lectores en España con criterios muy restrictivos. “Al cabo de poco más de dos años de vida (nuestros lectores) suponen ya un 88% de los atribuidos a El Confidencial con 18 años de vida, el 55% de los atribuidos a El Mundo con 30 años de vida, el 56% de los atribuidos a El País con 42 años de vida y el 68% de los atribuidos a ABC con más de 110 años de vida”, ha indicado.

Y agregó que las distancias entre los grandes periódicos tradicionales y los principales diarios nativos se están acortando de forma acelerada y "EL ESPAÑOL está liderando ese fenómeno". "Según acaba de publicar Dircomfidencial, un medio de creciente influencia en el sector, en los últimos dos años El País creció un 36%, El Mundo un 46%, ABC un 56%, El Confidencial un 71% y EL ESPAÑOL un 317%".

Pedro J. Ramírez durante la Junta de Accionistas.

Pedro J. Ramírez durante la Junta de Accionistas.

Política de alianzas de EL ESPAÑOL

¿El futuro? Pedro J. Ramírez ha señalado que “llegará la hora de la verdad para los medios tradicionales. Desde el punto de vista del modelo de negocio: o consiguen ingresos significativos, mediante el cierre de contenidos y la introducción de modelos de pago, o difícilmente resultarán viables”.

Y ha agregado que “es evidente que en ese escenario todas las ventajas, a medio y largo plazo, serán para los medios nativos que hayamos equilibrado nuestra cuenta de resultados, tengamos una posición relevante en el mercado, combinemos adecuadamente la audiencia y la influencia y encima hayamos abierto ya brecha en el ámbito de las suscripciones digitales”. EL ESPAÑOL ya tiene 11.700 suscriptores al cierre de diciembre de 2017.

Respecto de la receta que explica el crecimiento de EL ESPAÑOL ha señalado que “es el resultado de la combinación, casi a partes iguales, del crecimiento natural, gracias al buen trabajo de la redacción de EL ESPAÑOL, y la incorporación a nuestra oferta de nuevos contenidos informativos de nicho, fruto de nuestra estrategia de alianzas, acuerdos y sobre todo adquisiciones empresariales”.

Nuevo miembro del consejo de administración

La “rotunda apuesta de EL ESPAÑOL por la calidad informativa que todos los días impregna nuestras exclusivas sobre política y tribunales, nuestra información empresarial o nuestros reportajes y entrevista” se ha sumado a la incorporación de dos nuevos partners: Vandal, el segundo portal de videojuegos de España y El Bernabéu, cuyo “arrollador” comienzo “permite augurar un próspero horizonte de crecimiento”.

En esta línea, la Junta de Accionistas de EL ESPAÑOL ha ratificado la incorporación al consejo de administración del editor del Diario de Avisos Lucas Fernández. Sustituye a Alejandro de Vicente, vicepresidente fundador que abandonó sus funciones ejecutivas a finales del año pasado. “Continúa siendo uno de los nuestros, como accionista de EL ESPAÑOL y siempre tendrá mi gratitud y admiración por la extraordinaria labor que realizó durante esa etapa clave del nacimiento y primeros pasos del periódico”, indicó Ramírez.

Durante su intervención, la consejera delegada Eva Fernández ha anunciado que este año 2018 el diario conseguirá EBITDA positivo, con lo que se confirma el cumplimiento estricto del plan de negocios a tres años, que se hizo público antes del lanzamiento del periódico a finales de 2015 y con el que se comprometió ante sus accionistas.

Cumplimiento riguroso del plan de negocios 

En su discurso ante los accionistas Eva Fernández ha indicado que “2017 ha sido un gran año para EL ESPAÑOL porque ha cumplido con sus objetivos presupuestarios y de tráfico" y que 2018 será un año aún mejor "porque por primera vez conseguirá beneficio operativo positivo”, lo que sumado al imparable crecimiento de su audiencia “le consolidará entre los principales players del sector”.

Según ha indicado la consejera delegada de EL ESPAÑOL, esto confirma la credibilidad absoluta del proyecto y el “cumplimiento riguroso de los objetivos económicos” que este diario trazó en su lanzamiento hace dos años y medio. “Hemos cumplido nuestros compromisos con nuestros accionistas y hemos demostrado absoluta credibilidad financiera”, ha indicado.

Respecto de lo que viene para EL ESPAÑOL Pedro J. Ramírez ha indicado que hay que dar un voto de confianza al nuevo presidente Pedro Sánchez y que “nuestra vara de medir serán de nuevo los principios fundacionales de nuestro periódico, recogidos en las "40 obsesiones de EL ESPAÑOL", a modo de programa regeneracionista. También estaremos muy pendientes de lo que hagan las demás formaciones políticas y en especial el Partido Popular, que afronta, como primera fuerza de la oposición, una oportunidad única de renovación para romper con lo peor de su pasado".

Y ha cerrado haciendo un guiño a los lectores y accionistas de EL ESPAÑOL “Porque los rugidos de 5.564 leones en los oídos de 33 millones de lectores, pueden transformar el, hoy por hoy, inquietante sonido de la selva. Hagámoslo juntos”, ha concluido.    

La tercera Junta de Accionistas de EL ESPAÑOL, en la que se han aprobado las cuentas del pasado ejercicio, ha contado con la representación del 77,44% de los accionistas del periódico.