Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset.

Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset. Gtres

Medios MERCADO TELEVISIVO

La CNMC expedienta al duopolio televisivo por restringir la competencia publicitaria

El regulador actúa de oficio ya que indica que Mediaset y Atresmedia podrían "dificultar injustificadamente la entrada y expansión de terceros operadores en el mercado de la publicidad televisiva en España".

La Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) ha abierto un expediente a Mediaset y Atresmedia por restringir el acceso a terceros en el mercado publicitario. Lo hace más de un año después de que se alzaran las primeras voces críticas advirtiendo estas prácticas de los dos grandes gigantes televisivos.

Formalmente, con el expediente se abre una investigación por presunto incumplimiento del artículo 1 de la Ley de Defensa de la Competencia (LDC). Según el regulador existirían condiciones que “podrían dificultar injustificadamente la entrada y expansión de terceros operadores en el mercado de la publicidad televisiva en España, restringiendo indebidamente la competencia efectiva en dicho mercado”.

Conductas paralelas

La CNMC investiga la posibilidad de que estas cadenas exijan a anunciantes y agencias de medios "el cumplimiento de cuotas relativas de inversión publicitaria en sus respectivas televisiones" y la "contratación conjunta de publicidad televisiva en distintos canales de cada uno de los dos operadores de televisión, a través de la emisión en simulcast de la mayoría de las campañas publicitarias, así como la vinculación de paquetes".

En el fondo se investiga la existencia de una conducta supuestamente paralela entre Mediaset y Atresmedia en el establecimiento de las condiciones para la contratación de la publicidad con los anunciantes y agencias de medios. La incoación de este expediente no prejuzga el resultado final de la investigación. Se abre ahora un periodo máximo de 18 meses para la instrucción del expediente y para su resolución por la CNMC.

El duopolio publicitario de Mediaset y Atresmedia ha crecido en los últimos dos años, a pesar de las quejas de las pequeñas cadenas de TDT y de las autonómicas agrupadas en la Forta que, desde comienzos de 2017, vienen pidiendo un reparto más equitativo de los ingresos por publicidad y la intervención de la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC).

El peso del duopolio

El propio presidente de la CNMC José María Marín Quemada, había dicho en varias ocasiones que estaban vigilando este duopolio televisivo, pero siempre esperando una denuncia de un tercero. No ha sido hasta ahora cuando han decidido actuar de oficio poniendo el foco en una investigación de estas dos televisiones.

Los últimos datos de participación publicitaria aportados por Infoadex, Mediaset (927 millones) y Atresmedia (887 millones) se quedaron con el 84,7% del mercado, una pérdida de menos de un punto en un año. Todo pese a la arremetida de las cadenas de pago y de las pequeñas TDT. Si analizamos sólo las televisiones en abierto, el duopolio crece hasta el 94,9% de la tarta publicitaria.

Los argumentos de Forta

Un documento interno de Forta al que tuvo acceso EL ESPAÑOL concluía que había suficiente evidencia e indicios “que puedan llegar a considerarse como posibles hechos constitutivos de infracción a la luz de la normativa de defensa de la competencia”. Estos indicios se refieren a prácticas "concertadas o paralelas" y "abuso de posición de dominio" de las dos cadenas, que vulneran el artículo 1 y 2 de esta regulación.

El informe, elaborado por el Departamento Comercial de Asesoría Jurídica de la Forta, se centraba en denunciar el daño que el duopolio ha hecho al mercado televisivo, por lo que sugiere “actuar en consecuencia” mediante la imposición de una denuncia formal a ambos grupos. Fuentes de la Forta confirmaron a este periódico que esta posibilidad estaba sobre la mesa, pero seis meses después siguen sin mover ficha.

Las cadenas responden

Respecto de este expediente, Mediaset España ha rechazado categóricamente los supuestos incumplimientos señalados por la CNMC en la apertura de su investigación. "Mediaset España niega, además, la existencia de una conducta supuestamente paralela a la de Atresmedia en el establecimiento de las condiciones para la contratación de la publicidad con los anunciantes y agencias de medios".

El grupo presidido por Paolo Vasile indica que "estas imputaciones carecen absolutamente de fundamento, ya que no dispone de posición de dominio ninguno en el mercado de publicidad y, por tanto, no dispone de capacidad para imponer condiciones abusivas de ningún tipo a sus clientes".

Por su parte, fuentes de Atresmedia han manifestado que “a la espera de conocer y estudiar las razones concretas por las que la CNMC ha decidido abrir el expediente, queremos señalar nuestra sorpresa por dicha decisión ya que durante los últimos años hemos cumplido con rigurosidad las condiciones y limitaciones impuestas por el Organismo de Competencia".

"Incluso cuando estas han dejado de estar vigentes. Nuestra disposición será, como ha sido siempre, de máxima colaboración con la CNMC para aclarar lo antes posible cualquier duda al respecto y demostrar que la posición en el mercado publicitario de Atresmedia es fruto de la calidad y competitividad de su oferta, así como de los mecanismos naturales del sector en el que opera”, han dicho.