Joseph Oughourlian, representante del fondo Amber Capital

Joseph Oughourlian, representante del fondo Amber Capital

Medios PRENSA

Amber y los Polanco se mantienen como los dos principales accionistas de Prisa

La ampliación de capital del grupo mantiene el equilibrio de poderes dentro del accionariado del editor de 'El País'. 

Prisa ha cerrado esta semana su ampliación de capital mucho antes de lo esperado y sólo veinte días después de ponerla en el mercado. Una operación que ha dado paso a una nueva composición accionarial que será comunicada al regulador en los próximos días, pero que según ha podido confirmar EL ESPAÑOL, mantendrá el equilibrio y consolidará al fondo Amber Capital (26%) y a los Polanco (15%) como los dos primeros accionistas de la compañía.

Según comunicó el grupo el jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la demanda ha superado en 7,62 veces las acciones ofrecidas al mercado y ha permitido suscribir los 563 millones de euros que se han ofrecido en Bolsa. El nuevo capital social de Prisa ha quedado fijado en 524.686.851,88 euros, representado por 558.177.502 acciones de 0,94 euros de valor nominal cada una.

La ampliación se ha completado casi íntegramente (en un 99,81%) en el periodo de suscripción preferente, lo que confirma que casi todos los actuales socios han acudido manteniendo el equilibrio accionarial de la empresa. Como ya informó este diarioAmber Capital se consolidó como el principal accionista de la compañía con el 26% del capital.

Telefónica rebaja su participación

El fondo representado por Joseph Oughourlian aumentó su participación de manera importante desde su anterior 18%. Amber compró casi la mayoría de los derechos preferentes que HSBC puso en el mercado, equivalentes al 4,5% del porcentaje de la compañía, y de Caixabank, que bajó del 3,4% hasta el 1% tras vender derechos equivalentes al dinero invertido en la ampliación.

Después de este movimiento, HSBC redujo su participación desde el 14,5% hasta el 10%, con lo que deja de ser uno de los accionistas de referencia de la compañía. Del mismo modo, Telefónica también ha bajado su participación tras la ampliación. La operadora podría haber reducido su porcentaje hasta cerca del 10%.

Los Polanco -que mantienen la presidencia no ejecutiva con Manuel, hijo de Jesús de Polanco- seguirán con una participación del 7,5%, la misma que tenían antes de la ampliación suscrita gracias al apoyo financiero del Banco Santander.

Pacto parasocial de Polanco

Adicionalmente, mantienen un pacto parasocial con el 6,91% del Consorcio Transportista Occher del mexicano Roberto Alcántara (que también ha mantenido su participación) para que los derechos de voto de los hijos del fundador del grupo se queden cercanos al 15% sumando las dos participaciones, manteniéndose como los segundos accionistas de la compañía.

Ello, pese a que este pacto redujo en dos puntos su participación (desde el 17%) a finales de enero de este año y días antes de que se formalizara la ampliación de capital.

Finalmente, Banco Santander ha mantenido su 4,1% a través de su sociedad matriz y diversas compañías integradas en su holding. En relación a este porcentaje, que parece pequeño en relación al resto de sus socios en Prisa, fuentes cercanas al consejo de administración han advertido a este periódico que el banco podría contar extraoficalmente con las acciones del pacto parasocial de los Polanco (otro 15%) tras financiar la ampliación ejecutada por éstos.

Se constituyen dos grandes fuerzas

Después de estos movimientos, en principio se descarta que se hagan cambios en el consejo de administración de cara a la junta extraordinaria de marzo. Amber podría reclamar algún nuevo sillón en el consejo tras aumentar su participación, pero las fuentes consultadas indican que lo ven poco probable.

De cara al equilibrio de poderes, la nueva Prisa contaría por tanto con un consejo que deberá equilibrar dos grandes intereses: los de Amber con un 26% y los del Santander con casi un 20%; si sumamos su 4,1% más el 15% del pacto parasocial de los Polanco.

Pese a ello, las fuentes consultadas por EL ESPAÑOL indican que en estos momentos habría sinfonía total entre los accionistas para enterrar las luchas del pasado y trabajar en torno a la nueva Prisa.