Andrés Iniesta, junto a Luca Modric, en el último partido de Liga entre el Real Madrid y el FC Barcelona.,

Andrés Iniesta, junto a Luca Modric, en el último partido de Liga entre el Real Madrid y el FC Barcelona., REUTERS

Medios

Amazon se compromete a pujar por La Liga y busca una teleco para subir su oferta

El gigante del comercio electrónico quiere un ‘partner’ para poder quedarse con el paquete principal que da acceso a los partidos más importantes.

Los principales operadores siguen perfilando sus ofertas de cara a la subasta de los derechos de televisión de la Liga para las próximas tres temporadas (2019-2022) que verá la luz a finales de abril. Serán semanas de máxima tensión en que compañías como Movistar+ y Mediapro se juegan buena parte de la competitividad de su oferta y el futuro de su negocio. Una puja en la que, sin embargo, no estarán solos.

Como ya publicó este periódico en octubre del año pasado, Amazon y Facebook llevan meses reuniéndose con los directivos de La Liga para explorar las fórmulas de colaboración y emitir partidos de la primera división de manera regular a través de sus plataformas de televisión en streaming (OTT).

Hasta hace unos meses el objetivo era solo convertirse en una herramienta alternativa y un complemento de la emisión tradicional. No obstante, las OTT han decidido subir su apuesta al mismo tiempo que las operadoras de telecomunicaciones se han mostrado más reticentes a mejorar su oferta. Una puja por la que el presidente de La Liga Javier Tebas pide 1.300 millones por cada temporada, solo en España, lo que implica mejorar en un 40% el actual precio.

La posición de Amazon

EL ESPAÑOL ha podido confirmar con fuentes cercanas a Amazon, que la compañía ha trasladado a la Liga su firme interés de participar en la puja. No estamos hablando de una oferta formal, porque la subasta solo se hará oficial a finales de abril, pero sí de una voluntad en firme de participar en el proceso.

De momento, lo seguro es que Amazon participará en la subasta por los paquetes pequeños, los que dan acceso a Internet o quizás al partido más relevante de la jornada, pero no -al menos en solitario- al paquete más importante, el de los ocho partidos en exclusiva que en estos momentos tiene Mediapro.

Para optar al paquete principal, este diario ha confirmado que el interés es presentar una oferta conjunta con alguna operadora de telecomunicaciones española como Movistar+, Vodafone y Orange. De esta manera, podría subir el precio de su propuesta y así optar al grueso de los partidos más importantes.

Crecimiento de Prime Vídeo

Desde el punto de vista comercial se compartirían los costes y los partidos se repartirían: Amazon se haría fuerte en la emisión por internet y la operadora lo haría en el analógico. Por experiencias anteriores, una OTT por sí sola no podría asumir la emisión al completo debido a la baja penetración de estas plataformas en nuestro país.

Netflix y HBO suman poco más de dos millones de abonados y las cifras de Amazon Prime Vídeo y Sky son aún testimoniales. Por otro lado, Movistar, Vodafone y Orange suman 6,1 millones de suscriptores. De esta manera, la combinación de Amazon con algún operador completaría las necesidades de cobertura y aumentaría de manera importante el potencial de crecimiento de Prime Vídeo.

La posición de los operadores

Respecto de estas posibles alianzas los operadores prefieren no pronunciarse por el momento y piden paciencia hasta que se convoque el concurso. En cualquier caso, Movistar, Vodafone han reconocido públicamente que no están dispuestos a seguir financiando el elevado coste el fútbol y que no pagarán los precios que pide La Liga y Javier Tebas.

Pese a ello, nadie descarta participar en el concurso, pero siempre a un precio razonable y que resulte rentable a sus abonados y a unas cuentas que, en dos años, no han logrado rentabilizar el elevado coste del fútbol. Un "precio razonable" que podría llegar de la mano de un socio internacional como Amazon.

Sería además una manera de hacer frente a Mediapro, actualmente los dueños de los derechos más atractivos de la Liga. La compañía fundada por Jaume Roures acaba de ser adquirida por Orient Hontai Capital, que se ha quedado con el 53% de las acciones. El fondo chino se ha comprometido a mantener al equipo gestor y aportar recursos para reforzar los planes de crecimiento e intentar mantener los derechos del fútbol, claves para el negocio de la productora.

El precedente de la Premier League

El cualquier caso, el gran beneficiado de una puja fuerte entre Amazon, los operadores y Mediapro, será Javier Tebas y La Liga, especialmente después de la subasta de la Premier League que este miércoles se cerró a la baja. BT y Sky mantuvieron los derechos por 4.400 millones de libras para el ciclo 2019-2022, 700 millones menos que los 5.100 del trienio anterior.

Amazon también anunció que se presentaría a este concurso, pero finalmente su oferta estuvo por debajo de la de los operadores tradicionales. En estos momentos quedan algunos lotes por adjudicar, pero no lo suficientemente relevantes como para que -sumados a lo ya adjudicado superen la cifra anterior. Los operadores hablan del "pinchazo de la burbuja", aunque la Liga sigue insistiendo en que es el único producto que puede atraer suscriptores a la televisión en el entorno actual.

Javier Tebas quiere conseguir 2.300 millones de euros anuales por sus derechos, de los que 1.300 millones se deberían recaudar solo en España. Esto supondría valorar el paquete por las tres temporadas en 6.900 millones de euros y acercarse al contrato de la Premier League inglesa del año 2015, pero muy por encima del nuevo acuerdo conseguido esta semana.

En la anterior subasta -en diciembre de 2015- La Liga adjudicó a Movistar el partido más atractivo de la jornada por 750 millones de euros por tres años, y a Mediapro el resto de los ocho partidos del pago por 1.900 millones. El resto de los lotes en España se adjudicaron por importes mucho más bajos, si bien el acuerdo de Orange y Vodafone para hacerse con los bares fue un movimiento inteligente.

La apuesta de Amazon por España

Con todo, la apuesta de Amazon Vídeo en España es clara y adjudicarse los derechos de la Liga sería la guinda para su despegue definitivo. En diciembre firmaron un macroacuerdo con Atresmedia, Mediaset y RTVE para comprar las series de éxito de los tres líderes en producción audiovisual española. Lo hicieron para engordar su catálogo, mejorar su competitividad y abonar el camino a una eventual subida de precios que debería producirse durante este año.

En España, Prime Vídeo se incluye en el paquete Prime por 19,95 al año, junto con todos los servicios de ser suscriptor premium de Amazon. En el mercado se especula con que el alza de precios oscilaría entre los 20 y 40 euros anuales respecto de los valores que se cobran hasta el momento. En enero Amazon aumentó en un 18,2% el precio de la cuota mensual de su servicio Prime en Estados Unidos, desde los 10,99 dólares hasta los 12,99 dólares, aunque mantiene la tarifa anual en 99 dólares.