Ana Rosa acaba con el monopolio de Ferreras con la exclusiva de Puigdemont

Ana Rosa acaba con el monopolio de Ferreras con la exclusiva de Puigdemont

Medios TELEVISIÓN

Ana Rosa acaba con el monopolio de Ferreras con la exclusiva de Puigdemont

"Lo que ha pasado en Cataluña es lo más grave desde el 23-F", indica la presentadora a EL ESPAÑOL.

El Programa de Ana Rosa ha vuelto al primer plano mediático por la puerta grande, revelando la exclusiva de los mensajes que envió el fugado Carles Puigdemont a su exconseller de Sanidad, Toni Comín. Fue la noticia de apertura de la mayoría de los medios durante toda la jornada del miércoles ya que, en ellos, Puigdemont daba por muerto el procés que él mismo puso en marcha.

Informaciones que pusieron en el mapa político a Ana Rosa Quintana y a su equipo, más aún después de que el propio Puigdemont confirmara la veracidad de su contenido en su cuenta de Twitter. Con ello, el programa matinal de Telecinco ha cuajado en formato de exclusiva el esfuerzo que viene haciendo desde hace meses por consolidarse como un programa de actualidad política.

Ana Rosa Quintana no solo se ha puesto a la cabeza de la información de los matinales, sino que además ha logrado ganar terreno al que hasta el momento era el rey de las mañanas políticas: Antonio García Ferreras, quien desde su trono en Al Rojo Vivo de La Sexta venía marcando la agenda.

Un triunfo que no es casualidad

En conversación con EL ESPAÑOL, Ana Rosa Quintana confirma que los acontecimientos de la actualidad reciente les han obligado a apostar por temas políticos en detrimento de otras áreas informativas. "Somos un programa de actualidad y, dentro de esa actualidad, lo más demandado en estos momentos es la política", indica a este periódico. 

“Lo que ha pasado en Cataluña es lo más grave desde el 23-F, y por tanto no podíamos hacer otra cosa que volcarnos con estos temas”, señala. Lo que es innegable es que ha conseguido una gran victoria a costa de La Sexta y del propio Ferreras, a quien ha dado donde más le duele: con una exclusiva sobre el procés y con un gran impacto mediático, hasta ahora reservado solamente a la figura del presentador de Al Rojo Vivo.

Un triunfo que en absoluto es casualidad. Telecinco y El Programa de Ana Rosa han decidido apostar por la información política y para ello, durante las últimas semanas han puesto en marcha una estrategia muy medida, en la que han reforzado su equipo de reporteros, han fichado a nuevos tertulianos y han ampliado el horario del programa en una hora para competir directamente con Ferreras.

Se amplía el horario

Paolo Vasile comenzó a ver en El Programa de Ana Rosa potencial para posicionarse en la información política y pidió al formato que extendiera su duración (habitualmente terminaba al mediodía) para cubrir acontecimientos políticos puntuales. De esta manera, a finales de octubre Ana Rosa tomó el pulso de la información de Cataluña compitiendo directamente con Ferreras. Y algunos días concretos se volvió a poner en marcha la misma estrategia con buenos resultados de audiencia.

Desde noviembre, el programa se alargó de manera regular desde las 12.40 hasta las 13.15 horas, un movimiento que también hizo Espejo Público de Antena 3. De la mano del procés se reforzó la mesa política.

Y el experimento funcionó. Las audiencias acompañaron y Telecinco aprovechó el comienzo de año para hacer el último movimiento. El 25 de enero se amplió El Programa de Ana Rosa hasta las 13.50 horas, alargando su mesa política y moviendo el que hasta ahora era uno de sus programas insignia, Mujeres, Hombres y Viceversa (MHYV), a las tardes de Cuatro. Un cambio revolucionario ya que significó cambiar un programa magazine por uno de actualidad.

Nuevos fichajes 

Formalmente se conjugaron dos factores: la caída del formato presentado por Emma García y el ascenso del programa de Ana Rosa, fuertemente reforzado por su enfoque político y por el éxito de su competencia con Espejo Público, Las Mañanas de Cuatro y Al Rojo Vivo. Con una Ana Rosa reforzada, Telecinco ha recuperado la franja del mediodía, que se hundía cuando MHYV salía a escena.

Para Ana Rosa Quintana este cambio tiene que ver con la actualidad, claramente condicionada por la política. "Es evidente que a esta hora pasan más cosas y ahí se producen más informaciones de actualidad que ahora podemos cubrir mejor", señala a EL ESPAÑOL. 

Coincidiendo con el aumento de horas, Ana Rosa fichó a las periodistas Gemma Nierga y Gloria Lomana para conducir dos espacios de denuncias: en el caso de Nierga, sacará a la luz asuntos sociales de gran calado entre la opinión pública, mientras que Lomana se centrará en condenar situaciones de desigualdad entre hombres y mujeres.

Líderes de audiencia

Por su parte, Esteban Urreiztieta, subdirector de El Mundo y especializado en temas de investigación, se incorporó a la mesa política del programa y el psiquiatra forense José Cabrera se sentó en la mesa de actualidad para aportar su experiencia en sucesos.

El programa de Telecinco es líder de las mañanas con una audiencia media del 17,8% de share y 605.000 espectadores en lo que llevamos de año, con una ventaja de 2,8 puntos sobre Espejo Público, siempre en su franja de coincidencia de 9.00 a 13.15 horas.

Nadie duda que la de Ana Rosa es una historia abrumadora de éxito en televisión, pero ¿conseguirá consolidarse en periodismo político con una perspectiva más amable y menos ideologizada que la de Ferreras? De momento, ya ha dado el primer golpe.