Jaime Carvajal será propuesto como sucesor de Cebrián.

Jaime Carvajal será propuesto como sucesor de Cebrián.

Medios PRENSA

Jaime Carvajal será propuesto para presidir Prisa y sustituir a Cebrián

El comité de nombramientos se reunirá este viernes para debatir la designación del nuevo presidente no ejecutivo de la compañía.

Jaime Carvajal es el elegido por el comité de nombramientos del grupo Prisa para suceder a Juan Luis Cebrián. Esta decisión significa, de facto, que el marqués de Almodóvar del Río será el próximo presidente no ejecutivo de la editora de El País, pero los últimos acontecimientos acaecidos en la compañía, con la renuncia in extremis de Javier Monzón al cargo, llaman a la cautela.

El actual presidente no ejecutivo de Evo Banco, que fue propuesto por el miembro del comité Gregorio Marañón, cuenta con el apoyo de Amber Capital, accionista mayoritario de la compañía con el 19% del capital; con la simpatía de los Polanco con otro 17% de las acciones y -por tanto- con el beneplácito de César Alierta. Su designación será abordada en el comité de nombramientos y retribuciones de Prisa que se reunirá el próximo viernes.

En las últimas semanas, Marañón y otros cercanos al consejo de administración de Prisa se han dedicado a convencer a Carvajal para que diese el paso. El marqués está cerca de aceptar la oferta, pero espera garantías de que su nombramiento no generará disputas entre los accionistas y de que cuenta con los apoyos suficientes para ratificarse.

Fallido nombramiento de Javier Monzón

De momento, los bancos y Telefónica no se han pronunciado oficialmente y no hay apoyo formal a este candidato. La operadora de telecomunicaciones mantiene un 13% en Prisa, HSBC un 7,5%, Santander un 4,1% y Caixabank un 3,8%. Sin esta parte importante del capital, el nombramiento de Carvajal no se podrá llevar a cabo.

En el ambiente está todavía el fallido nombramiento de Javier Monzón, impulsado por los bancos y Telefónica. Presentado ante la opinión pública como el sucesor de Cebrián, renunció a dirigir la compañía en una carta dirigida al consejo el día en que debía haber sido ratificado. Monzón argumentó públicamente desacuerdos con Cebrián en la sucesión, aunque en su abortado nombramiento pesó la negativa de la Vicepresidenta de Gobierno y de Amber Capital.

En el caso de Carvajal, su llegada a la primera línea de Prisa cuenta con la aprobación de Juan Luis Cebrián, a pesar de que ha permanecido ajeno a su nominación. De hecho, Cebrián intentó que Cristina Garmendia fuese su sucesora, pero la comisión de nombramientos liderada por el francés Alain Minc impuso a su candidato de consenso.

Juan Luis Cebrián, todavía presidente ejecutivo del grupo Prisa.

Juan Luis Cebrián, todavía presidente ejecutivo del grupo Prisa. Reuters

Cebrián se asegura una jubilación dorada

El marqués llegaría a Prisa con poderes no ejecutivos. Se apuesta por una figura conciliadora que tendrá como principal labor gestionar las presiones y divisiones en el interior del consejo. Un "pacificador" que no gestionará la compañía directamente como lo ha hecho Cebrián durante la última década.

Juan Luis Cebrián ha aceptado la sucesión ya que los accionistas le han prometido un retiro dorado y que no se tocará su jugosa pensión de siete millones de euros y el bonus de 1,6 millones de acciones, valorado por la propia compañía en 1,9 millones de euros. Por otro lado, la idea es que el fundador de El País siga ligado a la compañía en un cargo con amplios poderes en la dirección editorial. Esta decisión ayudaría a obtener el plácet de Moncloa y de la Vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría

El actual presidente ejecutivo ya no tendrá ninguna injerencia en la gestión de la compañía, pero desde su nuevo cargo podrá asegurar al gobierno de Mariano Rajoy una línea editorial fiel en El País y la Cadena Ser. Rajoy no puede permitirse prescindir del apoyo mediático de Prisa de cara a las próximas elecciones catalanas.

Manuel Mirat, consejero delegado del grupo Prisa.

Manuel Mirat, consejero delegado del grupo Prisa.

La gestión queda en manos de Manuel Mirat

Por otro lado, la gestión quedará completamente en manos de Manuel Mirat, quien viene diseñando la nueva compañía desde que fuese nombrado como consejero delegado antes del verano. De hecho, esta condición -que Mirat tuviese el control- hizo que otros candidatos rechazaran asumir solo la gestión “institucional” de la compañía.

El reto más inmediato de Mirat serán el saneamiento de Prisa, y para ello necesita cerrar la ampliación de capital de 450 millones de euros que se propondrá a la junta extraordinaria de la compañía del próximo 15 de noviembre. Mirat mira de reojo la refinanciación de su deuda de más de 1.500 millones de euros y la venta de Media Capital, que está pendiente de la aprobación final de las autoridades portuguesas en diciembre y de la que dependen 340 millones de euros.

Solucionados estas interrogantes, el siguiente paso será centrarse en la consolidación de la compañía para lo que será fundamental mantener la Editorial Santillana dentro del perímetro Prisa. Dentro de los retos pendientes también se encuentra modernizar la gestión y el negocio y aprovechar el tirón de las oportunidades de desarrollo en Latinoamérica.

Jaime de Carvajal, será propuesto el viernes por la comisión de nombramientos de Prisa.

Jaime de Carvajal, será propuesto el viernes por la comisión de nombramientos de Prisa.

¿Quién es Jaime Carvajal?

Jaime Carvajal es actualmente consejero delegado del banco de negocios Arcano y presidente de Evo Banco. Es un personaje muy respetado en el mundo de los negocios madrileño tras su paso por Sabadell o el Banco Mundial, aunque nunca ha tenido un gran protagonismo en la primera línea mediática.

Es hijo de Jaime Carvajal y Urquijo, expresidente del Banco Urquijo y marqués de Isasi, y de María Isabel de Hoyos y Martínez de Irujo, sobrina de Cayetana de Alba. De su madre ha heredado el marquesado de Almodóvar del Río.

Está casado con Alejandra Falcó, hija del marqués de Griñón y María del Pilar Juana Girod y, por tanto, también miembro de la nobleza como marquesa de Mirabel. Carvajal tiene también muy buenas relaciones con la Casa Real. De hecho, su padre fue compañero de estudios y es amigo del rey emérito Juan Carlos I de España.