La tienda Iqos de Philip Morris en la calle Serrano de Madrid.

La tienda Iqos de Philip Morris en la calle Serrano de Madrid.

Empresas DISTRIBUCIÓN

Philip Morris sale del estanco y abre una tienda Iqos en plena milla de oro de Madrid

La compañía ha elegido una ubicación estratégica para comercializar su dispositivo Iqos.

Noticias relacionadas

“Los que no fuman, que no empiecen; los que fuman, que lo dejen; los que no lo pueden dejar, que busquen alternativas como Iqos”. Con esta declaración de intenciones Enrique Jiménez, director general de Philip Morris en España y Portugal, ha inaugurado la nueva tienda de la compañía en la milla de oro madrileña.

Entre las calles Serrano y Goya, Philip Morris ha ubicado una tienda Iqos, la número 87 en el mundo y la primera en España, al más puro estilo Apple: productos expuestos sobre la mesa, líneas sencillas y tonos blancos y madera. La intención de la tabacalera es dar otro paso hacia la transformación del sector. Jiménez ha insistido en que la apuesta de Philip Morris con Iqos es el calentamiento del tabaco frente a su combustión. Una tecnología que no es inocua, pero que tiene unos efectos “potencialmente” menos perjudiciales.

Por esta razón, Jiménez insiste en que Iqos no es un método para dejar de fumar, sino que va destinado a personas adultas y fumadoras. Un público que Philip Morris calcula en 3.000 personas diarias teniendo en cuenta las 16.000 que pasarán cada día por delante de la nueva flagship.

“La ubicación ha sido un factor muy importante, queremos que sea un punto de encuentro para quien ya utiliza Iqos y también para que nos conozcan”, ha explicado Jiménez. En esta línea, el responsable de la compañía no descarta más aperturas en España, pero insiste en que no lo harán si no es en “un edificio emblemático”.

En cualquier caso, Iqos seguirá vendiéndose en miles de estancos españoles y será en esos puntos de venta donde sus usuarios puedan comprar las cargas. La nueva tienda es una apuesta más de la compañía por la transformación del sector. 

300.000 dispositivos

Philip Morris espera cerrar el año con 300.000 dispositivos Iqos vendidos. Desde su lanzamiento, la tabacalera ha conseguido vender 175.000 en dos años. Jiménez ha insistido en la transformación que está viviendo la compañía, que espera que en 2025, al menos el 30% del volumen de negocio de la multinacional del tabaco provenga de productos libres de humo. Para conseguirlo, han incorporado a 300 personas a su plantilla en España.

Respecto de la demanda de Altadis que ha condenado a Philip Morris por publicitar productos relacionados con el tabaco, Jiménez se muestra “tranquilo”. “Hemos trabajado en línea con la legislación y hemos recurrido la sentencia”, ha señalado.

El director general para España y Portugal ha explicado que la compañía mantiene un diálogo abierto con la administración y ha expresado su voluntad de que se siga diferenciando Iqos de los vapeadores. “En España nuestra gran apuesta es el tabaco calentado”, ha sentenciado.