Una imagen del túnel de Recoletos.

Una imagen del túnel de Recoletos.

Empresas

Reapertura del túnel de Recoletos: la principal arteria ferroviaria de Madrid vuelve a latir

Esta infraestructura es la que mayor número de circulaciones soporta de toda la red ferroviaria española, con 470 trenes y 200.000 viajeros diarios.

Noticias relacionadas

Madrid recupera una de sus infraestructuras clave. Renfe Cercanías reanuda el servicio de trenes por el túnel de Recoletos, que reabre una vez han concluidos los trabajos de mejora integral arrancados por Adif el pasado mes de junio.

De esta forma, el eje norte sur de Madrid recupera la circulación de trenes por ambos túneles sin cortes ni restricciones y con una mejora en el Corredor del Henares: un servicio extra por la vía de contorno de O’Donnell.

Los trabajos realizados por Adif en el túnel, que constituyen una de las actuaciones más importantes del plan de Cercanías de Madrid, han supuesto una inversión de más de 45 millones de euros.

Esta infraestructura, de 7 kilómetros de longitud, es el tramo que mayor número de circulaciones soporta de toda la red ferroviaria española, con 470 trenes y 200.000 viajeros diarios.

Cercanías Madrid retoma así el servicio de trenes por el túnel de Recoletos, por el que pasan las líneas C1, C2, C7, C8 y C10, y que ha permanecido sin servicio ferroviario, con servicio especial de autobuses, desde el pasado 2 de junio.

El objetivo de esta reforma ha sido mejorar la fiabilidad de la línea y de sus instalaciones para reducir la posibilidad de que se produzcan incidencias que afecten a la circulación. Además, los trabajos van a facilitar las labores de mantenimiento, con el objetivo de incrementar el confort de los viajeros.

El reinicio del servicio cuenta con una novedad: Cercanías Madrid va a mantener el servicio especial en el Corredor del Henares por la vía de contorno, con una frecuencia media de un tren a la hora, frecuencia que se incrementa con un tren cada 30-45 minutos en periodos de hora punta. Son trenes desde Guadalajara con paradas en Azuqueca, Meco, Alcalá Universidad, Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz, San Fernando, Fuente de la Mora y Chamartín.

Durante los trabajos de mejora, Cercanías Madrid desplegó un plan alternativo de transporte, consistente en un servicio especial gratuito de autobuses de la EMT entre Atocha y Nuevos Ministerios, que ha transportado a casi dos millones de viajeros. Ambas acciones han dado como resultado que todo se haya desarrollado sin incidencias reseñables.

Sustitución de la catenaria

La construcción del túnel de Recoletos, que une las estaciones de Atocha y Chamartín de la ciudad de Madrid a través de las estaciones intermedias de Recoletos y Nuevos Ministerios, se inició en 1933, aunque no se puso en servicio hasta 1967.

Las principales actuaciones llevabas a cabo han sido la sustitución de la vía sobre balasto y traviesas de madera por vía en placa, así como la sustitución de la catenaria flexible por catenaria rígida, además de la modernización de la señalización ferroviaria.

De este modo, Adif procedió al levante de las vías existentes a lo largo de todo el túnel, así como a la retirada del balasto. Se retiraron aproximadamente 35.000 metros cúbicos de balasto y se levantaron 15 kilómetros de vía. Una vez vaciado el túnel, se ejecutó el hormigón de relleno y se procedió al montaje y hormigonado de ambas vías, empleándose unos 23.000 metros cúbicos de hormigón en esta última tarea.

En cuanto al montaje de la nueva vía, se han instalado 30.000 metros de carril y 24.500 nuevas traviesas, y se han montado 25 nuevos aparatos de vía. Por lo que respecta a la catenaria, se desmontaron 15.000 metros de catenaria flexible de cobre que han sido sustituidos por catenaria rígida.

Nueva señalización

Uno de los puntos clave de las obras en el túnel de Recoletos tiene que ver con la señalización. La estación de Atocha Cercanías ha sido equipada con nueva tecnología, de la compañía Thales, que permite la circulación de los trenes hacia el norte, entre otras direcciones, conectando con Madrid Chamartín por el Túnel de Recoletos, el tramo con mayor densidad de tráfico de la red ferroviaria española.

La reanudación del servicio permitirá acortar los tiempos de viaje y mejorar la movilidad de los usuarios. Del mismo modo, Alstom ha completado el proyecto de modernización de la señalización del túnel de Recoletos, en el tramo comprendido entre Atocha y Chamartín.

El proyecto ha incluido la renovación completa de los sistemas de señalización y protección del tren en este tramo (ASFA Digital), la instalación de nuevos sistemas de comunicaciones fijas, así como la coordinación y sincronización de los trabajos con el resto de las obras realizadas en la infraestructura (vías y catenaria).

"El proyecto del Túnel de Recoletos ha sido todo un reto para Alstom España, un proyecto único en el mundo, por los plazos y la complejidad", destaca Antonio Moreno, presidente de Alstom España.

Para llevar a cabo esta remodelación, Adif y las diferentes empresas contratistas han movilizado a un importante equipo humano de unas 120 personas, trabajando en tres turnos los siete días de la semana; a los que hay que sumar a los transportistas de material o conductores de hormigoneras.

La última etapa de estas actuaciones se centraron en una serie de pruebas en las que una serie de trenes comprobaron que las nuevas instalaciones cumplen con los parámetros de seguridad, homogeneidad, fiabilidad y estabilidad.

Con la reapertura de esta infraestructura, los usuarios de Cercanías de la ciudad de Madrid vuelven a contar con una de las opciones de transporte clave de la capital. Una infraestructura clave que, después de estas obras, impactará en el día a día de cientos de miles de ciudadanos