Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, en una imagen de archivo.

Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, en una imagen de archivo.

Empresas OBSERVATORIO DIGITAL

Facebook Spain pagó 864.098 euros en impuestos tras multiplicar por diez su actividad en España

OBSERVATORIO DIGITAL. El gigante digital ya actúa como revendedor de servicios de publicidad para clientes españoles designados.

Noticias relacionadas

Facebook Spain registró una facturación de 112,6 millones de euros en España en 2018, multiplicando más que por diez los 10,15 millones de euros que ingresó el gigante digital en 2017, según se refleja en las cuentas de la filial española de la red social publicadas en Registro Mercantil durante esta semana.

Estas cuentas se conocen en pleno debate en España y el mundo por los impuestos que pagan las grandes tecnológicas en los países en los que operan. La OCDE presentó en octubre un proyecto para gravar a estas compañías por su actividad y no por sus ingresos declarados, la mayoría de las veces reducidos y desviados a países con menor cargan impositiva como Holanda o Irlanda. 

De hecho, este fuerte incremento de los ingresos se produce después de que la empresa ampliara desde el 1 de julio su objeto social, que hasta entonces incluía solo la "prestación de servicios de publicidad y marketing en Internet", para añadir su actuación como "revendedor de servicios de publicidad para clientes españoles designados".

Aumento de la carga fiscal

Este cambio ha llevado a que la compañía declare unos gastos directos de 97,67 millones de euros y que aumente hasta los 537.591 euros sus beneficios en España. Esto es muy por encima de los 957.830 euros que declaró en 2017.

Este aumento de su actividad en España ha hecho que el resultado de explotación (Ebita) de Facebook Spain  llegara a los 1,83 millones de euros frente a los los 200.834 euros que perdió en el año 2017. Sus empleados en España pasaron de los 28 a los 39 con gastos de personal de 8,14 millones.

Una mayor facturación que ha generado que aumentasen los impuestos sobre beneficios. Sus cuentas de 2018 indican que la carga fiscal aumentó hasta los 864.098 euros en 2018, muy por encina de los 266.873 euros que pagó a Hacienda en 2017.

Facturación real en España

La compañía ha ampliado los negocios que declara en España, pero sigue todavía lejos de reflejar la completa facturación de sus ingresos de publicidad digital en nuestro país, que en el mercado se estiman entre 200 y 300 millones de euros.

En España el gobierno del PSOE espera presentar su proyecto de impuestos a determinados servicios digitales si es que son reelegidos este domingo, un proyecto con el que esperan elevar la factura fiscal de las grandes tecnológicas e ingresar 1.200 millones de euros al año.

En las autoridades españolas, europeas y mundiales hay coincidencia en el que sistema fiscal de estas grandes compañías debe variar. De hecho, y en el caso de Facebook en España, paga los mismos impuestos que una pyme de menos de 100 empleados, pese a que su facturación real podría ser hasta el triple de la que declara.