Comercio catalán afectado por los disturbios de la semana pasada en Barcelona.

Comercio catalán afectado por los disturbios de la semana pasada en Barcelona. DLF

Empresas

Los empresarios catalanes preparan su primer gran acto unitario contra el independentismo radical

Bajo el lema 'A favor del progreso de Catalunya', las principales patronales escenificarán su rechazo contra los actos violentos.

Noticias relacionadas

Los empresarios catalanes buscan su primer acto unitario masivo desde que estalló la crisis del procés hace ya más de tres años. Históricamente se ha criticado la poca significación de los dueños de las compañías que operan en Cataluña respecto a una escalada política que no ha hecho más que restar competitividad económica a la región.

Desde el mundo de la sociedad civil también se les ha pedido una condena frontal al independentismo radical. Una condena que solo ha llegado a cuentagotas de algunas empresas a título personal y de patronales que nunca han representado a todo el empresariado local.

Es por ello que el acto convocado por Foment del Treball para este miércoles al mediodía es tan importante. Las fuentes consultadas por EL ESPAÑOL esperan que sea el primer gran posicionamiento transversal de todos los empresarios catalanes contra el independentismo radical y los actos violentos. Una convocatoria que podría contar incluso con representantes patronales que se han posicionado a favor del procés.

De momento, Foment del Treball y Pimec han consensuado un manifiesto A favor del progreso de Catalunya, que darán a conocer este miércoles, pero que está abierto a todos los empresarios de la comunidad.

Principales patronales

De esta manera, se espera que además de los presidentes de Foment, Josep Sánchez Llibre; y de Pimec, Josep González, asista, entre otros, Joan Canadell, líder de la candidatura independentista que triunfó en las recientes elecciones de la Cámara de Comercio de Barcelona. Incluso podrían participar empresarios presentes en otras organizaciones como el Círculo de Economía.

Estamos hablando de representantes del tejido empresarial catalán, miembros del fragmentado mundo de las patronales y, en definitiva, representación que busca apoyar a la microemepresa y las pymes, las más afectadas por los disturbios y los saqueos y que generalmente no tienen voz. No es, por tanto, un acto enfocado a las grandes empresas ni a los gigantes del Ibex que tienen otros cauces para significarse.

“No será el acto más grande, pero queremos que sea el más simbólico y un verdadero golpe sobre la mesa de todos los empresarios, juntos como pocas veces se ha visto”, dice un empresario que acudirá a la reunión. La gota que ha colmado el vaso han sido los disturbios generados la última semana a raíz de la sentencia del procés y que han bloqueado Barcelona y Cataluña durante siete días.

Las diferentes fuentes consultadas cifran el impacto de estos disturbios en entre 600 y 1.000 millones de euros, solo por la paralización de sectores como la industria, el turismo y los transportes. Un impacto que, según algunos empresarios, pone en riesgo el futuro más inmediato de la economía catalana ya muy castigada por el procés.

Mensaje unitario

Los números hablan por sí solos. Tras el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017, 5.600 empresas han huido. La pérdida de peso de la industria catalana en su PIB ya es superior a la del resto de España, y ello en una comunidad que representa el 23,4% de la industria nacional. Las inversiones extranjeras han caído un 17% en tan sólo dos años.

Tanto es así que se espera que, en 2019, Madrid logre el sorpasso a Cataluña en términos de riqueza, lo que supone el triunfo de una economía más basada en los servicios que en la industria que forjó la burguesía catalana. La patronal de los empresarios alemanes con inversiones en Cataluña también ha alzado su voz exigiendo que "se negocie una solución".

Un contexto global que ha hecho que los empresarios se unan por primera vez. De momento, en la reunión de este miércoles se buscarán puntos en común y se intentará realizar un manifiesto lo más apolítico posible. De hecho, las fuentes consultadas por este diario indican que, en la medida que se condenen los atentados violentos y no se cuestione el procés, se podrán sumar más empresarios al mensaje unitario.

Un delicado equilibrio de opiniones que, de conseguirse, podría sentar las bases de futuros acuerdos de entendimiento y abrir vías de colaboración entre las diferentes patronales para buscar desean comunes en temas de futuro. A partir de la convocatoria de esta reunión "unitaria", los empresarios catalanes han entendido que no caben más incertidumbres en su economía, que no pueden perder más tiempo y que es hora de recuperar lo perdido.