El logo del suavizante Mimosín.

El logo del suavizante Mimosín.

Empresas MARCAS CON MUCHA HISTORIA

Mimosín, el osito del suavizante que creó el diseñador de Espinete

El oso de peluche más famoso de los anuncios tiene como cometido representar la "suavidad y confort" del producto.

Noticias relacionadas

No se entiende Mimosín sin su oso, y es difícil ver un oso de ese tipo sin llamarlo mimosín. No obstante, aunque el suavizante para la ropa se lanzó al mercado en Reino Unido en 1969, el año en el que el hombre pisó la Luna, no fue hasta 1983 cuando el osito se convirtió en imagen de la marca. Desde entonces, han sido inseparables.

No lo trajo al mundo un personaje cualquiera. El encargado de diseñar a la mascota fue Kermit Love, que trabajaba como diseñador dentro de la factoría de Jim Henson, creador de Los Teleñecos (The Muppets). Tras el encargo de TVE en los 80, Kermit Love dio a España uno de los personajes principales de Barrio Sésamo: Espinete.

Fue en esos mismos años, pues, cuando se encargó también de dar vida al osito de Mimosín, que tenía como cometido representar los valores de "suavidad y confort" del producto que anunciaba.

"Nuestro objetivo era acabar con la ropa áspera y mostrar al mundo que la vida podía ser mucho más suave cuando uno descubría cómo un suavizante podía cambiar radicalmente su forma de lavar la ropa", comentan desde Unilever, la multinacional dueña del producto. El osito, por tanto, fue clave para transmitirlo.

Los anuncios, su arma

La televisión en color se popularizaba en los hogares españoles, y los anunciantes buscaban la forma de que la publicidad captara toda la atención de los televidentes. En esto, los anuncios de Mimosín se convirtieron en un indispensable, no solo en España, sino en otros países como Estados Unidos (bajo el nombre de Snuggle) o Italia (con Coccolino).

Si uno echa un vistazo a los anuncios de la época, quizá se sorprenda recordando la voz del osito y cómo se dirigía a los espectadores como uno más de la familia, saludando entre sábanas y toallas: "Hola, soy yo, Mimosín", decía al comienzo de cada anuncio. En uno de ellos, felicitaba el nuevo año: "Tengo un regalo para ti, toda la suavidad que desees para un año nuevo suave, suave".

El osito, además, estaba presente físicamente en muchas casas españolas, puesto que la marca comenzó a regalar el peluche coleccionando etiquetas de botella. No obstante, no es cosa del pasado. No hay más que darse una vuelta por Wallapop para comprobar que la oferta y demanda de este osito está más fuerte que nunca.

El Mimosín más moderno

Mientras tanto, la marca seguía trabajando para adaptar el suavizante, en sus comienzos perfumados, a las nuevas exigencias del mercado. Así, comenzaron a estudiarse fórmulas con propiedades antiestáticas, concentradas y productos que permitieran un fácil planchado. Llegados a los 2000, la compañía renovó toda la colección de suavizantes concentrados Mimosín con una nueva tecnología que libera su fragancia progresivamente.

Y de ahí a la innovación de los últimos años. En 2016, lanzaron al mercado Mimosín Intense, un suavizante ultraconcentrado con tecnología de "fragancia triple encapsulada". En 2018, llegó Mimosín Intense Perlas de Fragancia, que, aseguran, ofrece diez veces más fragancia para la ropa.

En los nuevos anuncios el osito ya no habla, y ha dejado paso a personas que cuentan las bondades de los productos. No obstante, sigue siendo protagonista en las escenas; eso sí, ahora diseñado por ordenador y con unos movimientos complicados para el osito primitivo.

"La ropa bien cuidada nos hace sentir positivos y felices", reseñan desde la marca. Sea como fuere, Mimosín y su osito llevan medio siglo insistiendo en ello.