Kohsuke Kobayashi, director de operaciones de Uniqlo en España.

Kohsuke Kobayashi, director de operaciones de Uniqlo en España. Sílvia P. Cabeza

Empresas DISTRIBUCIÓN

Uniqlo ve competencia en Zara y en el iPhone: "El cliente tiene un monedero y de ahí elige qué compra"

Kohsuke Kobayashi, director de operaciones de Uniqlo en España, asegura que la marca japonesa juega “a otro juego” en comparación con Inditex.

Olga Rodríguez Silvia P. Cabeza

Noticias relacionadas

Han pasado dos años desde que Uniqlo aterrizase en España. La marca de moda japonesa abre este jueves su primera tienda en Madrid tras el éxito cosechado en Barcelona. Kohsuke Kobayashi, director de operaciones de Uniqlo en España, explica a este periódico que eran los consumidores quienes preguntaban a la marca cuándo iban a llegar a Madrid.

La compañía ha elegido un edificio con historia, en el número 6 de la calle Goya, en plena Milla de Oro y con el Jardín de Serrano como ubicación e inspiración. ¿Por qué no Gran Vía o Fuencarral? Kobayashi apunta que “siempre que decidimos abrir en un sitio buscamos un local que sea lo suficientemente grande, con la mejor localización, la mejor forma y el mejor tamaño, y aquí lo hemos encontrado”.

Uniqlo se ha instalado en territorio Inditex y ha elegido Madrid en esta ocasión, una ciudad que “es muy especial para la cultura japonesa, por la cultura, por el fútbol, por el cine”, describe Kobayashi. Sin embargo, la marca no solo tiene los ojos puestos en el imperio de Amancio Ortega. El jefe de operaciones explica que “todo es competencia. Los consumidores solo tienen un monedero y de ahí eligen si compran ropa, un viaje o un iPhone”.

Plumas ligeros y camisetas gráficas en la tienda madrileña de Uniqlo.

Plumas ligeros y camisetas gráficas en la tienda madrileña de Uniqlo.

Además, cree que Uniqlo “juega a otro juego en comparación con Inditex”. La marca insiste en que intentan hacer la vida más fácil a sus consumidores. ¿Ejemplos? Plumas ligeros, posiblemente su greatest hit o ropa con tecnología heattech que ayuda a mantener el calor corporal gracias a las fibras de rayón.

Planes de futuro y arte

Barcelona se ha convertido en una apuesta segura para la marca. Tras abrir en Passeig de Gràcia y el centro comercial de Glòries, Uniqlo abrirá su tercera tienda en la Avenida Diagonal a finales de este mes. Por eso, Kobayashi es precavido a la hora de explicar los planes de la compañía en España: “Tenemos que centrarnos en esta tienda en Madrid y después ya veremos”.

La marca da tanta importancia a su ubicación que no anuncia aperturas hasta que encuentra el local ideal. Así lo ha explicado Alan Giménez, responsable de relaciones públicas de Uniqlo España, durante la presentación a los medios de esta tienda.

Sin embargo, su reciente apertura en Italia y su llegada a Madrid hacen plantearse a la marca una nueva estrategia logística. Giménez considera que tendría todo el sentido establecer un almacén para el sur de Europa. De momento, todas las tiendas en el Viejo Continente reciben su mercancía desde Países Bajos.

Giménez ha insistido en que Uniqlo no solo quiere “democratizar la moda si no también acercar el arte”. La marca tiene acuerdos con el MACBA en Barcelona, el MOMA en Nueva York. Sin embargo, Kobayashi no desvela cuál sería el “socio” ideal para Uniqlo en Madrid si hay que elegir un museo.

En Madrid, ha optado por decorar la tienda con un mural del artista Gonzalo Muiño con escenas de la ciudad. Además, de las paredes de la tienda de Goya cuelgan cuadros de artistas emergentes gracias a una colaboración con Gunter Gallery. Los cuadros, igual que la ropa, están a la venta y se irán renovando con el tiempo.

Aterrizaje en Madrid

Uniqlo no está sola en la presentación de su marca a los madrileños. La compañía ha elegido a seis embajadores de distintos ámbitos para dar a conocer sus prendas. “Por mucho que yo diga que Uniqlo es maravilloso, llegan más al público si lo hacen ellos, conocen Madrid y conocen la marca”, explica Kobayashi.

La tienda cuenta con dos plantas en las que se ubica la colección completa de Uniqlo para mujer, hombre y niño. La sostenibilidad cuenta con un rincón propio en el que la marca explica cuáles son sus objetivos y pone a disposición de sus clientes un contenedor para depositar ropa usada que Acnur se encarga de distribuir.

Un espacio de más de 1.500 metros cuadrados en la Milla de Oro para convencer a los madrileños de que hay moda más allá de Inditex.