A la derecha, la botella reciclada de basura marina de Coca-Cola.

A la derecha, la botella reciclada de basura marina de Coca-Cola.

Empresas

Coca-Cola fabrica las primeras botellas de plástico reciclado de basura marina

Para la compañía, esto demuestra que incluso el plástico más degradado del fondo marino podrá ser convertido en nuevas botellas para uso alimentario.

Noticias relacionadas

Coca-Cola ha presentado este jueves en Londres su primera botella en el mundo fabricada con plástico reciclado procedente de basura marina recogida en ‘Mares Circulares’, el proyecto más ambicioso de limpieza de costas y fondos marinos que ha puesto en marcha en España y Portugal.

Para la compañía, esta innovación demuestra que, algún día, incluso el plástico más degradado del fondo marino podrá ser convertido en nuevas botellas para uso alimentario.

Así, con un trabajo realizando junto con Ioniqa Technologies e Indorama Ventures, se han conseguido fabricar alrededor de 300 botellas utilizando un 25% de plástico reciclado, procedente de playas y fondos marinos de España y Portugal.

Estas botellas son muestra de las innovadoras y revolucionarias técnicas de reciclaje que han permitido convertir un plástico PET muy degradado en materia prima de alta calidad.

Son, por tanto, las primeras botellas en el mundo fabricadas con material procedente de plástico marino y aptas para su uso en alimentación y bebidas.

Envases sostenibles

En 2017, Coca-Cola puso en marcha ‘Avanzamos’, su estrategia de sostenibilidad para Europa Occidental que tiene como principal objetivo, para 2025, recoger y reciclar el equivalente al 100% de las botellas o latas que comercialice, así como que todos sus envases sean 100% reciclables y asegurar que sus botellas de plástico contengan, al menos, un 50% de PET reciclado.

Entre sus objetivos principales, destaca eliminar el plástico innecesario o difícil de reciclar de su portafolio; conseguir que todas sus botellas de plástico sean de material 100% reciclado o procedente de materias primas renovables; o hacer pública la huella de carbono de todos sus envases con carácter anual, así como informar del desempeño con respecto a sus compromisos y objetivos de manera transparente.

Además, Coca-Cola en Iberia adelanta su objetivo de que todas sus botellas de plástico estén fabricadas con un 50% de PET reciclado en 2022, tres años antes de lo previsto.