Una mujer rompe un cigarrillo.

Una mujer rompe un cigarrillo.

Empresas OBSERVATORIO DE LA SANIDAD

Champix: 28 millones de euros para que los españoles dejen de fumar

OBSERVATORIO DE LA SANIDAD. Navarra financia este tipo de fármacos desde 2017 y han supuesto una inversión de 700.000 euros.

Noticias relacionadas

Es una de las medidas estrella del plan de prevención del tabaquismo elaborado por el Ministerio de Sanidad. Se trata de la inclusión de Champix dentro del catálogo de medicamentos financiados por el Sistema Nacional de Salud (SNS). Una medida que quiere contribuir a reducir el número de fumadores en España. El tabaquismo mata a más de 50.000 personas al año en nuestro país.

La encuesta sobre tabaquismo de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc) señala que el 23,3% de la población española fuma. Es decir, 10 millones de españoles consumen tabaco habitualmente. Sin embargo, el plan elaborado por Sanidad tiene previsto atender a 70.000 personas. Y es que, según los expertos en gestión sanitaria, solo el 3% de los fumadores son usuarios de productos para abandonar este hábito.

Champix es el medicamento fabricado por Pfizer y cuyo principio activo es la vareniclina. Según la farmacéutica, el tratamiento elegido por Sanidad tuvo 85.000 pacientes durante el año pasado. El Ministerio calcula su precio entre los 307 y los 385 euros, aunque informes de las Consejerías sanitarias de Aragón y de Navarra cifran en 421 y 361 euros respectivamente por tratamiento.

Así, si se establece que el precio medio es de 400 euros y que el número de pacientes que determina Sanidad es, de entrada, de 70.000 personas, la inversión del departamento que dirige Carcedo podría ascender hasta los 28 millones de euros.

Ejemplo Navarra

La decisión de Sanidad de financiar Champix no es nueva en España. Los fármacos para dejar de fumar forman parte del Servicio Navarro de Salud desde 2017. Entre diciembre de 2017 y diciembre de 2018 la inversión de la Sanidad navarra fue de 734.222 euros. Una inversión, que en declaraciones del gobierno foral a EFE, es “absolutamente rentable” por el ahorro de gasto sanitario y los problemas derivados que supone la adicción al tabaco.

En el caso de Navarra, se eligieron tres fármacos diferentes en función de cada paciente. Además, se está llevando a cabo un programa de deshabituación tabáquica que ha logrado que más de un tercio de los participantes siga sin fumar después de un año dentro del plan.

Líneas de actuación

En mayo de este año, la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud aprobó las líneas de actuación en el ámbito de la prevención y control del tabaquismo que ha diseñado el Ministerio de Sanidad y entre las que se enmarca la inclusión de Champix en el SNS.

En ellas se contemplan avances en la regulación de espacios sin humo, la formación para sanitarios de atención primaria, la monitorización del consumo de tabaco entre la población española y también la revisión de la fiscalidad de los productos del tabaco, así como su publicidad y promoción.