Imagen de supermercados Dia.

Imagen de supermercados Dia.

Empresas DISTRIBUCIÓN

Dia aumenta las pérdidas en el primer semestre del año y vende un 7% menos

La cadena de supermercados ha presentado sus resultados de forma consolidada por considerar a Argentina un país "hiperinflacionario".

Noticias relacionadas

Dia ha presentado este lunes los resultados correspondientes al primer semestre del año. La compañía ha reflejado pérdidas durante la primera mitad del año y una facturación inferior a la alcanzada en el mismo periodo del ejercicio anterior.

En concreto, la cadena de supermercados ha elevado sus pérdidas hasta los 418 millones de euros, desde los 29,6 del año anterior y su facturación ha caído un 7% con respecto al mismo semestre de 2018. Las ventas netas de Dia se han situado en los 3.444,5 millones de euros, frente a los 3.701,8 millones de 2018.

El beneficio de Día en el segundo trimestre de los últimos años

El beneficio de Día en el segundo trimestre de los últimos años Europa Press

La compañía achaca los malos resultados a varios motivos, entre ellos el ERE llevado a cabo en España, así como otros recortes de plantilla en Brasil. Dia reconoce niveles "muy elevados" de falta de stock en las tiendas del grupo y un traspaso de más de 200 franquicias a tiendas propias.

De la misma forma, Dia ha llevado a cabo "un  plan de optimización del surtido comercial para lograr una reducción significativa del número de referencias a fin de eliminar la complejidad y mejorar las operaciones".

El CEO de la compañía, Karl-Heinz Holland, ha señalado que "la nueva dirección es plenamente consciente de la exigente situación. El equipo tiene los conocimientos y la experiencia para poner el negocio de nuevo en marcha y continuar tomando las medidas necesarias para situar a la compañía en una posición de fuerza y lograr el éxito a largo plazo. Todos los días habrá mejoras y cambios, lo que llevará algún tiempo".

Mejorar las ventas

Según ha indicado Dia, la nueva dirección, encabezada por Heinz Holland, tiene la intención de mejorar las ventas a través de "diferentes iniciativas". "La prioridad inmediata ha sido normalizar la relación con los proveedores, eliminar las faltas de stock y abastecer completamente las tiendas y almacenes, con el fin de estar preparados para dar un servicio completo a los clientes y volver a la normalidad lo antes posible", explica la compañía.

Por otra parte, los mayores impactos en el EBITDA Ajustado, que suman 88,8 millones de euros, se refieren a los esfuerzos de liquidación de existencias y a las amortizaciones de cuentas por cobrar. El resultado inmediato de estas actuaciones es un balance más fuerte y saludable.