gasolina repostaje repostar gasolinera

gasolina repostaje repostar gasolinera

Empresas

La gasolina llega a la 'operación salida' en el precio más alto desde el año 2015

En la última semana, el precio de la gasolina aumentó un 0,61% hasta los 1,329 euros y el del gasóleo un 0,25% hasta los 1,213 euros. 

Noticias relacionadas

La Dirección General de Tráfico espera que en la Operación Salida que comienza este miércoles haya casi tres millones de desplazamientos entre este miércoles y el próximo viernes por las carreteras españolas. Todos ellos serán conductores que cuando echen gasolina se encontrarán con que su precio está en máximos desde el año 2015. 

En ese año, el litro de gasolina costaba 1,297 euros y el del gasóleo 1,138 euros, un 2,4% y un 6,1% menos que los actuales precios de 1,329 euros y 1,213 euros respectivamente. 

Y es que conforme se acerca una de las temporadas de más trafico en las carreteras, la operación salida de vacaciones, el precio del carburante aumenta. Así es que a finales de la semana pasada, el del gasóleo había aumentado un 0,25% y el de la gasolina un 0,61%, destaca el Boletín Petrolero de la (UE).

Asimismo, llenar un depósito medio de gasolina de 55 litros cuesta 73 euros frente a los 71,3 euros de 2015. Es decir, que llenar hoy un depósito de gasolina es un 2,3% más caro que hace cuatro años. 

También se paga hoy más por llenar un depósito de gasóleo, concretamente un 4,4% más ya que este en 2015 costaba 62,5 euros y hoy cuesta 65,3 euros. 

Un 12% desde enero

Ambos carburantes no sólo se han encarecido desde hace años. También lo han hecho desde que empezó el 2019, y a un ritmo más alto que respecto a hace cuatro años. 

Según el Boletín Petrolero de la Unión Europea, la gasolina se ha encarecido un 12,72% y el diésel un 7,35%. 

Esta diferencia en el precio es incluso mucho más elevada que si se comparan con los de la misma semana de 2018. Y es que en la diferencia interanual, la gasolina es apenas un 0,83% más cara. El gasóleo, por su parte, es un 0,66% más barato. 

Aun así, los precios de la gasolina y del gasóleo se mantienen por debajo de los valores máximos alcanzados en septiembre de 2012, cuando se situó en los 1,522 euros la gasolina y en los 1,445 euros el gasóleo.