Sede de la CNMC en Madrid.

Sede de la CNMC en Madrid.

Empresas ENERGÍA

Competencia propone una bajada del 26% en el peaje del gas para los consumidores domésticos

La medida no tendrá impacto en la factura, ya que el peaje solo significa el 20% del coste final para los hogares.

Noticias relacionadas

La CNMC ha publicado este miércoles la última de las 14 circulares relacionadas con el sector energético que ha venido elaborando en las últimas semanas. En este caso referida a la nueva metodología para el cálculo de los peajes de transporte, redes locales y regasificación de gas natural para el periodo 2021-2026.

El documento publicado se somete ahora a un proceso de audiencia pública que finalizará el 30 de septiembre. Hasta esa fecha todos los agentes interesados podrán remitir a la CNMC sus alegaciones y su contribución a la mejora técnica de esta propuesta. Una vez finalizado el trámite de información pública, se analizarán las alegaciones de los agentes y se aprobarán las circulares normativas definitivas.

Dentro de las principales novedades de esta circular se establece que los peajes podrían bajar para los consumidores durante el periodo regulatorio entre un 26% para los consumidores domésticos y un 6,7% para las grandes empresas. Los peajes son la contribución que corresponde pagar a los consumidores para cubrir los costes con los que deben retribuirse las actividades de regasificación, transporte y distribución de gas.

Competencia dice que la reducción de los peajes repercutirá en beneficio de los consumidores y contribuirá a fomentar la competitividad de la industria española, y que su impacto se traducirá en la factura final. No obstante, la realidad indica que no estamos hablando de un gran impacto ya que el peaje solo representa el 20% de la factura.  

Nivel de consumo para cada uno de los servicios 

El proyecto de circular que establece la metodología para el cálculo de los peajes de transporte, redes locales y regasificación de gas natural que deben pagar comercializadores y consumidores por el uso de las infraestructuras define unas reglas para asignar los costes de regasificación, transporte y distribución de forma objetiva, transparente, no discriminatoria y siguiendo criterios de eficiencia en el uso de las infraestructuras.

La principal novedad de esta metodología es que se establece peajes diferenciados para cada uno de los servicios prestados por las distintas instalaciones, teniendo en cuenta cuáles de ellos están sometidos a competencia internacional. El objetivo es maximizar el uso de las infraestructuras, preservando la suficiencia de ingresos para recuperar la retribución reconocida a cada una de las actividades.

Asimismo, se tiene en cuenta el nivel de consumo para cada uno de los servicios prestados. El objetivo es que los consumidores de las mismas características hagan frente a los mismos peajes sin que se produzcan subvenciones cruzadas entre ellos.

El proyecto de circular supone que los ciclos combinados, como consumidores de gas, paguen también menos peajes de forma que la reducción se traslade a la generación de energía eléctrica. Esto puede contribuir a un abaratamiento del precio de la electricidad en beneficio de los consumidores eléctricos. Se mantienen peajes de corto plazo, sin que se penalice la formación de los precios en el mercado mayorista, facilitando la electrificación de la economía.

7,9 millones de consumidores

Por último, se propone una reducción de los peajes de la utilización de las plantas de regasificación que supondrá un incentivo para incrementar su nivel de utilización, muy reducido en muchas de las plantas nacionales. 

Como resultado de todo ello y de acuerdo con la disminución de la retribución prevista en las anteriores circulares, esta propuesta de circular anticipa la posibilidad de bajar los peajes a los consumidores, rebaja que depende del tipo de consumidor. Podría situarse durante todo el periodo en un 26% para un consumidor doméstico, mientras que para un gran industrial podría ser de un 6,7%.

El número de consumidores declarado por las empresas distribuidoras a 30 de junio de 2019 ha ascendido a 7,9 millones, con un aumento interanual de 53.411 consumidores (+0,7%), de los que 6,33 millones (el 80,1%) se suministran a precio libre y 1,57 millones (el 19,9%) con tarifa de último recurso.

Con la aplicación de la propuesta de circular, todos los agentes conocerán de forma transparente cómo se determinan los peajes por el uso de las redes y las instalaciones de regasificación y cuánto suponen en su factura total de gas natural.