Una hucha en una imagen de archivo.

Una hucha en una imagen de archivo.

Empresas

Los españoles vuelven a gastar por encima de sus posibilidades

El ahorro de las familias está en mínimos mientras el crédito al consumo crece al doble de velocidad que en la UE. 

Noticias relacionadas

Los españoles gastamos por encima de nuestras posibilidades. Esta manida frase, adoptada durante la última crisis de 2007, puede volver a aplicarse en la actualidad, según algunos economistas. Los datos del Banco de España reflejan cómo el ahorro familiar está en mínimos históricos, mientras que el endeudamiento en base a créditos al consumo aumenta mes a mes

Basta con mirar los datos del Banco de España para comprobar cómo el dinero que guardan los españoles alcanzaba en 2018 el 4,9% de su renta bruta disponible (ingresos - consumo), una tasa que no se había visto nunca. Supone casi tres veces menos que el resto de países de la Unión Europea, en donde la media es del 12,9%. De hecho, tan sólo Portugal y Grecia ahorran menos que los españoles. 

Esa caída se debe a que los hogares, según datos del Instituto Nacional de Estadística, ingresan 26.700 euros de media con un gasto medio de 28.200 euros anuales. Es decir, que nos encontramos con un desfase de 1.500 euros por hogar, lo que supondría unos 27.000 millones más al año. Prueba de ello es que la renta bruta disponible ha caído cerca del 10%, y el consumo ha crecido un 16% desde la salida de la crisis. 

Ese aumento del gasto viene motivado por el clima de confianza en la economía. El índice de confianza del consumidor mostraba en junio 107 puntos, lo que significa que los españoles seguimos pensando que las cosas van a ir bien, pese a los avisos de ralentización. Eso sí, es cierto que hace un año ese dato era casi cinco puntos más. 

Tiene lógica la expansión del consumo en un país en el que el desempleo se cebó con la sociedad durante la crisis. Sin embargo, esto ha hecho que el crédito al consumo se haya disparado. Según los últimos datos del Banco de España, a cierre de 2018, este tipo de financiación había crecido un 13% respecto al año anterior. ¿Qué ocurre en Europa? Que sube de forma mucho menos acelerada, un 6%. 

Son varias las advertencias que se han lanzado ya desde el Banco de España para que las entidades financieras empiecen a poner precaución sobre el exceso de crédito al consumo. En mayo los bancos aumentaron estos préstamos en un 4,7%, alcanzando ya los 186.078 millones de euros. Un crecimiento muy superior al del conjunto de créditos, que sólo creció un 0,4% -en parte- por la caída un mes más del mercado hipotecario (-1%). 

Para el economista Javier Santacruz este aumento del crédito al consumo es relativamente normal, dado que “estaba muy retrasado sobre el total del crédito familiar”. Sin embargo, sí cree que conviene estar muy encima de ello dado que “el ahorro es muy bajo, las rentas crecen poco, y se está optando por préstamos que tienen unos tipos muy elevados”.

Los datos del Banco de España reflejan que el tipo medio de un préstamo al consumo es del 8,5% frente al 6,3% de media en la eurozona. En el caso de las tarjetas de crédito es del 19,8% frente al 16,6% de la zona euro. Unos tipos mucho más elevados que, por ejemplo, los hipotecarios en donde la media se sitúa en este momento en el 2,4%, mientras que en la eurozona es del 1,99%. 

Subir salarios 

“Los bancos se lanzan al consumo porque en este momento es más rentable para ellos que el hipotecario”, explica Santacruz. “Los márgenes son mayores” para la banca, sentencia. 

¿Qué sería necesario en este momento? Una subida salarial que permita incrementar la tasa de ahorro. El propio BdE muestra en su informe cómo “economías como la alemana, la irlandesa o la eslovena, han aumentado sus tasas de ahorro hasta máximos gracias a un aumento medio de la remuneración de los asalariados. Sin embargo, en aquellos países donde el aumento de la renta viene impulsado por la generación de empleo, el impulso es más fuerte sobre el consumo" que sobre el ahorro.