Nacho Bautista, cofundador de Fundeen.

Nacho Bautista, cofundador de Fundeen.

Empresas ENERGÍA

Fundeen, la plataforma española para invertir en renovables que crece con la fotovoltaica

Venida del mundo 'start-up', la compañía pone en contacto inversores interesados en renovables y promotores de estos proyectos.

Noticias relacionadas

Encajan en el perfil de jóvenes emprendedores, se reúnen en Google for Startups Campus y utilizan palabras como mentoring cuando tienen que hablar de su formación. No obstante, los fundadores (y hermanos) de Fundeen, Nacho y Adrián Bautista, hace unos meses que dieron el salto desde la incubadora a los terrenos; en concreto, a terrenos donde pueden instalarse placas fotovoltaicas o parques eólicos, por ejemplo. También a despachos de grandes compañías eléctricas o bancos, que ya han tocado a su puerta.

Pero vayamos al principio de esta historia. Hace dos años que estos hermanos abulenses pusieron en marcha Fundeen, una plataforma que hace de intermediaria entre inversores interesados en renovables y promotores con estos proyectos. Lo hacen mediante el crowdfunding, ponen en marcha financiación para proyectos cerrados, y permiten invertir desde 500 euros.

No obstante, no fue hasta el pasado enero cuando la compañía obtuvo la autorización de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que le permitió empezar a lanzar la financiación de los primeros proyectos. El primero en completar, en apenas 24 horas, fue el de Calanova Solar, una instalación fotovoltaica en Málaga en la que se invirtieron 40.000 euros para cubrir el 25% de la demanda energética de un campo de golf.

Después, en 15 días financiaron el proyecto fotovoltaico Solei de Quillan, en Perpiñán (Francia), destinado a vender energía en el mercado francés. En total, 128.200 euros. Así, sus proyectos no pretenden estar centrados solo en España. "Estar autorizados por la CNMV nos otorga cierto pasaporte europeo", explica a este periódico Nacho Bautista, uno de los fundadores de Fundeen.

Nacho Bautista, cofundador de Fundeen, con el resto del equipo.

Nacho Bautista, cofundador de Fundeen, con el resto del equipo.

Ahora, con el decreto de autoconsumo aprobado, desde la plataforma creen que pueden resultar atractivos para proyectos puestos en marcha, sobre todo, por empresas. Es decir; que una empresa quiera poner placas solares pero que busque ayuda de su entorno. "Por ejemplo, estamos hablando con automovilísticas. Hacer esa inversión con crowdfunding es un valor añadido: puede darle difusión incluso entre sus clientes. En una ciudad pequeña, la industria automovilística igual es la más importante, son cosas que pueden gustar", indica.

Da la mano a Holaluz... ¿y a otras?

Nacida en 2017, tras recibir el galardón del programa de emprendimiento Santander Yuzz de la UAX, Fundeen se ha nutrido de diferentes programas para dar sus primeros pasos: desde una aceleradora de la Comisión Europea, con la que consiguieron 50.000 euros en tres fases a fondo perdido, hasta apoyos de la Junta de Castilla y León, donde la compañía conserva su sede principal (en Ávila).

Después de conseguir sacar adelante los dos primeros proyectos, la compañía se encuentra captando inversores para otro en Francia, con el que pretenden captar 137.000 euros, y pronto lanzarán un cuarto en Castellón (de cerca de 500.000 euros) y otro en Córdoba (por unos 555.000). 

Pero, ¿qué tipo de inversor capta Fundeen? "Tenemos de todo, hasta nos hemos encontrado gente que nos ha preguntado si puede invertir siendo menor", cuenta Bautista, que hace un retrato robot de quien pone su dinero en proyectos de la plataforma: personas de entre 35 y 40 años, con cierta capacidad financiera, que invierte entre 1.200 y 1.300 euros de media con conciencia de "inversión responsable".

En esto último, de hecho, está una de las claves de la compañía. En un momento en el que los ojos están puestos en la transición energética y en que la preocupación por las pensiones es creciente, explica el cofundador de Fundeen que las personas se "piensan más" dónde dejan su dinero. "Estamos democratizando la inversión, hasta ahora era imposible", asegura Bautista, que insiste en que Fundeen trata de "deselitizarla" en un mercado complicado, el energético.

Presume la compañía de la flexibilidad que le ofrece su tamaño, con la que pueden hacer cambios rápidos en sus sistema. Por ejemplo, cuenta Bautista, detectaron que las inversiones tan a largo plazo - alcanzan incluso los 30 años- no convencían a todos sus clientes. Por eso, están trabajando en un marketplace en su propia plataforma donde poner en contacto oferta y demanda de participaciones de proyectos ya funcionando.

Hace apenas dos semanas, Holaluz anunció que había llegado a un acuerdo con Fundeen para promover instalaciones fotovoltaicas de hasta 75 MW en los próximos tres años. En concreto, y según contaron entonces, la plataforma ofertará a través de su plataforma instalaciones fotovoltaicas y la eléctrica, por su parte, se compromete a adquirir la energía generada por estos proyectos a un precio pactado entre las partes, a través de un PPA, y también actuará como representante ante el mercado.

¿Dará la mano a otras compañías? De momento, se han sentado con alguna gran eléctrica y con bancos importantes. No obstante, asegura Bautista que es una decisión que tienen que meditar. "Dentro de la medida de lo posible trabajamos mucho con proveedores... pero preferimos hacerlo con quien compartamos valores", insiste.