Concepto de avión híbrido de Airbus.

Concepto de avión híbrido de Airbus.

Empresas

Airbus y SAS investigarán la viabilidad de los aviones híbridos y eléctricos

El acuerdo entre el fabricante y la aerolínea buscan reducir las emisiones netas en un 50% de cara a 2050.

Durante los próximos años ningún argumento comercial va a ser más efectivo en la industria aeronáutica que la capacidad que tenga un avión de reducir su consumo de combustible y, por tanto, la de sus emisiones contaminantes. Airbus lo sabe y está poniendo toda la carne en el asador para liderar los proyectos que permitan reducir la dependencia de las aerolíneas de los combustibles fósiles.

En este sentido, el fabricante europeo ha anunciado un acuerdo con Scandinavian Airlines (SAS) para comenzar a investigar los requisitos de infraestructura y los ecosistemas de los aviones híbridos y eléctricos.

Ambas compañías van a cooperar en un proyecto de investigación conjunta para buscar oportunidades operacionales y entender los desafíos relacionados con la introducción a gran escala de aviones híbridos y totalmente eléctricos a la aviación comercial. 

El alcance del proyecto incluye cinco paquetes de trabajo, que se centran en analizar el impacto de la infraestructura terrestre y la carga en el alcance, los recursos, el tiempo y la disponibilidad en los aeropuertos.

La colaboración también incluye un plan para involucrar a un proveedor de energía renovable que garantice la evaluación de las emisiones de CO2 que generará la carga de estas aeronaves.

Entender todo el ecosistema

Este enfoque multidisciplinario, que va desde el origen de la energía hasta conceptualizar la infraestructura necesaria para recargar los aviones, busca abordar todo el ecosistema de operaciones de aeronaves para entender la transición que necesitará la industria aeronáutica en su camino para conseguir ser impulsada por energía sostenible.

En un comunicado Airbus ha recordado que “las aeronaves son aproximadamente un 80% más eficientes en combustible por kilómetro de pasajero que hace 50 años. Sin embargo, dado que se calcula que el crecimiento del tráfico aéreo va a duplicar su actual tamaño durante los próximos 20 años, la reducción del impacto de la aviación en el medio ambiente sigue siendo un objetivo clave para la industria”.

Airbus y SAS Scandinavian Airlines, se han comprometido a lograr reducir las emisiones netas de la aviación en un 50% de cara a 2050, en comparación con los niveles que la industria tenía en 2005.