Logotipo de TSB, la filial británica del Sabadell.

Logotipo de TSB, la filial británica del Sabadell.

Empresas

Oliu y Guardiola quieren ‘sabadellizar’ su filial británica TSB

El objetivo de Jaime Guardiola es que el TSB aporte el 20% del beneficio del grupo en tres años.

Debbie Crosbie ha tomado las riendas de la filial británica del TSB. La nueva consejera delegada tendrá que preparar ahora el plan estratégico, cuyo objetivo debe ser incrementar la rentabilidad y la eficiencia del banco. Lo hará en un entorno complejo, con el Brexit y la ralentización económica global, pero con la confianza de sus máximos propietarios que ven en TSB una factor importante de crecimiento. 

Aunque habrá que esperar para conocer los planes concretos, la idea que tiene Jaime Guardiola, CEO del Sabadell, y su equipo es que el TSB se ‘sabadelice’. Es decir, que vaya adquiriendo la cultura corporativa de la entidad catalana. Eso pasa por lograr que a la banca retail se le sume también la “banca de empresas, que es una habilidad estructural del grupo, y que tiene un cierto pasado” en el banco británico. 

Unos razonamientos que daba Guardiola en la presentación de resultados del primer trimestre. Explicaba también que gracias a esa migración hacia las empresas, y un nuevo impulso comercial, esperan “crecer en tamaño de balance”, por lo que aumentará la producción de crédito nuevo. 

Reestructuración de personal

Esas palancas se deberían ver favorecidas por la nueva plataforma tecnológica, que permitirá integrar nuevos productos y abaratará los costes al no depender del servicio de un tercero. Esto debería implicar una mejora del ratio de eficiencia, ya que “la capacidad para extraer sinergias son significativas”, dijo Guardiola.

Todos estos cambios irán acompañados de una cura de adelgazamiento. En la pasada junta de accionistas del Sabadell, su presidente, Josep Oliu, reconocía que la estructura del TSB “es pesada y tiene que ponerse en perfecto estado de revista”. Por tanto, es más que probable que haya una reestructuración de oficinas y recortes de personal.  

Más eficiencia, más rentabilidad. Una senda que tendrá que trazar Debbie Crosbie, que también tendrá que poner qué objetivos son los que se fija y cómo prevé alcanzarlos. Eso sí, con una idea en la cabeza: en tres años el TSB debe aportar el 20% de los beneficios del Grupo Sabadell, según explicó el propio Guardiola. 

El resultado

El 2019, de momento, será un ejercicio “neutro” en términos de aportación, aunque en el primer trimestre del año el TSB ganaba 7,3 millones de euros, por lo que volvía a beneficios tras los problemas con la integración de la nueva plataforma tecnológica. 

¿Qué ocurrirá dentro de tres años? Parece pronto para saberlo, pero en realidad podría ocurrir casi de todo. Aunque el consejero delegado del Sabadell se muestra reacio a hablar de una venta, el presidente de la entidad sí abría la puerta hace unas semanas

Puede ser una venta o una fusión”, decía, pero sí tenía claro que su filial británica debía convertirse en un actor relevante en el sector financiero del Reino Unido.