Raquel, la emprendedora que registró la marca ‘Hazquepase’, exige a Pedro Sánchez que no la use

Raquel, la emprendedora que registró la marca ‘Hazquepase’, exige a Pedro Sánchez que no la use

Empresas HAZQUEPASE

Raquel, la emprendedora que registró la marca ‘Hazquepase’ y exige a Sánchez que no la use

Pide al PSOE que deje a usar el lema después de la campaña, que revele quién la diseñó y que le compense por los daños y gastos causados.

Raquel Blázquez pasó 15 años trabajando como arquitecta y desde 2009 trabajaba para la administración pública, como miembro del equipo de arquitectos de la Consejería de Educación de la Junta de Extremadura. Pero tenía un sueño: dedicarse al coaching. Hace cinco años, renunció a todo para conseguirlo. Creó una empresa, registró su marca y cumplió su sueño. Pero hoy vive una pesadilla

Mujer, emprendedora y currante, se hizo con la marca ‘HAZQUEPASE’. La registró con el número 3.572.326, destinada a la clase 41 (educación, formación, servicios de entretenimiento, actividades deportivas y culturales). Le fue concedida el 22 de diciembre de 2015. 

“Estoy bastante orgullosa de lo que he logrado estos años, consiguiendo buenos clientes y asegurándome de que repitiesen”, explica Blázquez a EL ESPAÑOL. Y tiene motivos para estar orgullosa. Trabaja con “bastantes empresas del Ibex 35” y le van bien las cosas. Se dedica a servicios de consultoría en transformación cultural, liderazgo, formación y coaching personal, ejecutivo, de equipos, organizacional, a través de seminarios, conferencias, programas formativos, etc. 

El problema es que, ahora, el PSOE ha cogido su marca y la ha transformado en su lema de campaña: ‘Haz que pase’, algo que le supone serios problemas. “Tengo clientes de todo signo político y quiero que sepan que no tienen nada que ver conmigo”, explica Blázquez. 

“¿Te han robado el lema?”

“Cuando se supo, la gente me preguntaba: “¿Qué pasa?¿Te han robado el lema?”.  Yo sólo quiero  que se reconozcan mis derechos. Construir una marca cuesta mucho y me he dedicado a ella en cuerpo y alma durante estos años. He pasado por momentos difíciles”, lamenta. 

El problema ya no es el uso de su marca. Son las noticias, los memes, el contralema del PP“La gente me ha dicho que tendré que cambiar el logo. ¿Por qué? Yo lo he hecho todo bien. Te sientes indefensa”.

En todo momento insiste en que esto no tiene nada que ver con la política: “No quiero que se me utilice como arma arrojadiza. Pero sí que quiten el lema y que reconozcan que algo se ha hecho mal”, insiste.

Raquel Blázquez, creadora de HAZQUEPASE

Raquel Blázquez, creadora de HAZQUEPASE

Blázquez afirma estar “enamorada” de su marca “como si fuese mi bebé”. Pero ya apenas se atreve a llamar a sus clientes. “Si el lema está en boca de todos, lo mismo se convierte en una coletilla que sigue en el Congreso durante años”, lamenta. Desde luego, se ha convertido en el titular de muchas informaciones.

Esto ha tenido su impacto en la presencia en buscadores de su compañía, el llamado SEO (optimización de motores de búsqueda por sus siglas en inglés). “Yo estaba en segunda posición de Google. En media hora ni aparecía”, afirma. 

Porque Raquel se había convertido en HAZQUEPASE. Bajo su marca tiene sus páginas en Facebook, LinkedIn, Instagram, Twitter, su tarjeta de visita. “Existe una asociación clara”, subraya.

“Soy una mujer emprendedora que tenía una posición y que se ha reinventado por pasión. He luchado mucho y he sentido que se me desmoronaba todo el trabajo. Ha sido un daño irreparable”, asegura. 

Requerimiento

En su requerimiento a Ferraz, los abogados de Blázquez afirman que el uso de este lema es “un uso no autorizado de un signo idéntico a la marca aquí invocada” y critican que “la reproducción e identificación de la marca de nuestra representada es prácticamente total y provoca que el público tienda a pensar que se trata de actividades o servicios que tienen un origen común o relacionado”. 

Eso lleva a que exista “un riesgo de asociación o confusión con los que incrementa el riesgo de dilución del carácter marcario del registro de mi mandante” y “una clara y manifiesta infracción de la marca de la que nuestra representada es titular, así como un aprovechamiento indebido de su nombre y reputación”. 

La campaña de Pedro Sánchez sometida a reclamación.

La campaña de Pedro Sánchez sometida a reclamación. EFE

Tampoco pide tanto, y se resume en algo muy sencillo: pedir disculpas.

Concretamente, exige al PSOE a “dirigirse a los medios de comunicación, restantes partidos políticos y la Junta Electoral Central y publiquen en sus redes sociales y en la página web http://www.psoe.es/, una nota”. En ésta, deberán señalar que la elección del lema “se ha realizado sin conocer que este signo ya estaba protegido en la Oficina Española de Patentes y Marcas desde el año 2015”

Asimismo, deben aclarar que Blázquez no tiene relación ninguna con el PSOE ni con su campaña. También tienen que comprometerse a dejar de usar el lema tras las elecciones del próximo 28 de abril y entregar a los abogados “la identidad y datos de contacto de la empresa que ha diseñado la campaña publicitaria en la que se utiliza el lema ‘HAZ QUE PASE’. Por último, han de compensar a la emprendedora “por los daños y gastos ocasionados con motivo de los actos citados de infracción marcaria y competencia desleal”.

Si el PSOE no se presta a resolver el conflicto de forma amistosa, se expone a acciones legales, “incluida la petición de indemnización de los daños y perjuicios ocasionados durante todo el tiempo que se prolongue la infracción denunciada”.

Ahora a Pedro Sánchez le toca corregir el error, disculparse y hacer que pase la pesadilla de Raquel.