Cartel de 'Se Vende' en una imagen de archivo.

Cartel de 'Se Vende' en una imagen de archivo.

Empresas

El Banco de España desvela las ‘trampas’ de los bancos con las hipotecas

El regulador ha efectuado 49 inspecciones en materia hipotecaria durante 2018 y ha impuesto seis expedientes sancionadores.

Noticias relacionadas

Las hipotecas se han convertido en el eje central de las inspecciones que el Banco de España (BdE) lleva a cabo sobre los bancos. Muestra de ello es que los seis expedientes sancionadores que abrió el año pasado fueron por esta materia.

Además, más de un tercio de las investigaciones abiertas a las entidades financieras corresponden a préstamos hipotecarios. Un ‘marcaje’ que le ha permitido detectar que la banca tiene todavía muchos puntos de mejora a la hora de ofrecer la información a sus clientes. 

En concreto, y según la Memoria de la Supervisión Bancaria en España que ha publicado el regulador, el año pasado realizó 49 inspecciones en materia hipotecaria sobre un total de 134 procesos de inspección a los bancos. De ellas, 36 tienen que ver con la transparencia a la hora de informar a los clientes y 13 están relacionadas con el código de buenas prácticas bancarias al que la mayor parte de los bancos se adhirieron tras su  puesta en marcha por el Gobierno Rajoy. 

Puntos a mejorar

Unos análisis tras los que el regulador ha “instado” a algunos de los bancos inspeccionados a corregir algunas deficiencias en tres áreas concretas: información precontractual y contractual, amortización anticipada y liquidaciones. 

En cuanto al primer punto, el Banco de España cree que la banca necesita mejorar en aquella información relacionada con la FIPER, es decir, con la ficha de información personalizada. Se trata de un resumen que se entrega al cliente con todos los datos que necesita para comprar los préstamos, valorar sus implicaciones y adoptar una decisión sobre si debe o no suscribir el contrato. 

En este campo también pide mejorar la comunicación relativa a la tasa anual equivalente (TAE), un dato que es fundamental para comprar préstamos hipotecarios y conocer cuál va a ser el coste final del mismo. En él se incluyen los tipos de interés, pero también las comisiones, los impuestos y los gastos que vayan asociados al préstamo. Por último, el regulador cree que deben ser más claros a la hora de especificar cómo evoluciona la TAE si hay alguna bonificación por contratar productos vinculados como pueden ser seguros o tarjetas de crédito. 

Comisiones

En el campo de la amortización anticipada, el Banco de España ha pedido a los bancos que aporten “claridad y transparencia” en las liquidaciones a la hora de efectuar pagos anticipados de la hipoteca. Del mismo modo, reclama que se “ajusten a lo pactado y a los límites de la normativa” en cuanto a las cantidades que cargan al cliente a la hora de llevar a cabo una amortización anticipada. 

También les recuerda que “no es posible la percepción de cantidad alguna por la emisión de certificados de fin de deuda o por el desplazamiento a la notaría del apoderado de la entidad”. Todo ello después de recordarles que sólo pueden cobrar una comisión por cancelar la hipoteca cuando “efectivamente haya un servicio prestado y solicitado por el cliente”. 

Por último, y en relación con las liquidaciones, el Banco de España ha detectado que hay algunos errores a la hora de calcular y comunicar las liquidaciones. Por ello, recuerda que debe hacerse de forma “correcta” y siempre con ajuste a la legalidad y las condiciones pactadas previamente. 

Las hipotecas son el principal eje de sanciones a la banca por parte del Banco de España, pero durante el año pasado también llevó a cabo otras 40 actuaciones en materia de crédito al consumo, 11 por publicidad y otras 34 por otros productos y servicios ofertados. Sin embargo, ninguna de ellas terminó con expedientes sancionadores. Hubo 14 escritos de requerimientos, 74 escritos de recomendaciones y 45 actuaciones se cerraron sin ningún tipo de actuación por parte del regulador. 

Reclama más fusiones

Sobre el sector bancario en general, el Banco de España reclama más fusiones. El organismo considera que estas operaciones son "una alternativa clara" para que las entidades financieras mejoren su rentabilidad y ganen eficiencia en el contexto actual de bajos tipos de interés. 

En una entrevista incluida en la Memoria de la Supervisión Bancaria en España en 2018, la subgobernadora de la institución, Margarita Delgado, considera que este tipo de operaciones son una solución razonable para afrontar los retos a los que se debe enfrentar el sector. Estos retos son la mejora de la rentabilidad en un entorno de competencia cada vez más agresivo; el reforzamiento de los niveles de capital y de pasivos elegibles (MREL); la reducción del volumen de activos tóxicos; la adopción de políticas de provisiones "coherentes" y la mejora de la reputación.

Delgado, en esa entrevista, destaca "los evidentes" ahorros de costes por sinergias y optimización de redes resultantes en las fusiones observadas hasta el momento en el panorama español.