Rachel Picard, directiva de la SNCF.

Rachel Picard, directiva de la SNCF.

Empresas

Rachel Picard (SNCF): "Nuestra voluntad es entrar en España de la mano de un socio local"

La directiva confirmó que, además de con Acciona y Air Nostrum, están negociando con otras empresas para crear un operador ferroviario español.

Tras meses de negociaciones en las que la confidencialidad y el perfil bajo fue la nota dominante, la SNCF, el operador ferroviario público francés, ha hecho su puesta de largo en España. Rachel Picard, CEO de Voyage SNCF, ha participado en un encuentro con prensa española donde ha desgranado las razones que el operador francés persigue para entrar en España. 

Las palabras de la directiva han confirmado la información de EL ESPAÑOL que explicaba que las negociaciones entre la francesa, Acciona y Air Nostrum estaban muy abiertas. Picard se ha mostrado contundente a la hora de explicar que el grupo encabezado por Acciona no es su única opción. La directiva ha reconocido que la SNCF está negociando con otras empresas, además de con Acciona y Air Nostrum, para configurar un operador ferroviario que compita contra Renfe.

De hecho, Picard ha llegado a abrir la puerta a que, en el caso de que ninguna negociación cristalice, la SNCF puede entrar a operar en solitario en España. En este punto recalcó que la voluntad inicial de la empresa francesa es entrar de la mano de socios españoles. "Queremos venir con un socio local. Queremos formar parte de una empresa española e invertir a largo plazo en este país".

Y es que la SNCF ya tiene experiencia en formar parte de un conglomerado y salir de él tras no encajar. Es el caso de Italo, el operador privado italiano, en el que la compañía francesa participó durante unos años para luego salir. "El acuerdo inicial es clave para fijar el gobierno de la empresa. Aprendimos mucho de aquella experiencia y esperamos poder utilizarlo ahora".

Al ser preguntada por la necesidad que pueda tener esta nueva compañía de comprar trenes, Picard aclaró que la SNCF cuenta con flota suficiente para poder traer a España parte, pero no descarta la compra de material adicional. "Tenemos material que ya usamos en España en trayectos internacionales, pero son pocos trenes. Para operar con nuestra flota francesa tendríamos que equiparla con la tecnología necesaria para poder utilizarla en España. Dicho todo esto, no cerramos la puerta a comprar flota nueva".

En este punto, la directiva francesa quiso elogiar la red ferroviaria española. "Es un sueño. Este país tiene la mejor red de alta velocidad de Europa. Hay una gran oportunidad para utilizarla mucho más. Si comparamos con mi país, un francés viaja 1.200 kilómetros por año. En España sólo 500 kilómetros. Se puede aprovechar mucho más la red".

La oportunidad del 'low cost' ferroviario

Picard aprovechó su intervención para desgranar las claves del éxito que la propuesta de 'low cost' ferroviario ha tenido en Francia durante los últimos años. Un modelo que creen pueden traer a España. "En Francia estuvimos durante cinco años en los que el número de pasajeros se había estancado. Tocamos un techo de unos 98 millones en 2014. Analizamos los cambios de los consumidores y vimos como había muchas formas nuevas de comercializar nuestro servicio. Así nació el Oui Go francés. Una oferta más sencilla y barata para esos nuevos viajeros que no tenían sitio en el TGV tradicional".

Esta experiencia ha hecho crecer significativamente el mercado francés. "Conseguimos bajar al 50% el coste por asiento. El último año, Oui Go ha transportado a 17 millones de pasajeros. En ese mismo tiempo, el TGV ha llegado a 104 millones. La entrada del 'low cost' ferroviario ha permitido que el mercado pase de 100 millones de pasajeros a 120 millones en cuatro años. Gracias a este producto, gente que nunca habría optado por el ferrocarril ahora lo disfruta".

En este sentido, Picard quiso valorar los precios del tren de alta velocidad en España. Para la directiva, las actuales tarifas son acordes con el servicio que ofrece Renfe pero cree que existe la posibilidad de crear productos nuevos con precios más competitivos. "La calidad del servicio del AVE español es muy grande. Hay muchos viajeros de negocios. Gente que sí puede pagar los actuales precio. En cambio, las personas que tienen menos capacidades económicas optan en España por el autobús o por no viajar. Creemos que es posible poner una oferta más barata que cree nuevos viajeros en la alta velocidad española".

Las palabras de Picard dejan claro que España es un objetivo muy importante para la SNCF. Un mercado que tienen muy estudiando, en el que ya han mantenido conversaciones políticas al más alto nivel para contar sus planes y en el que quieren entrar acompañados.

Al igual que Acciona explicó que contaba con tres opciones para cerrar el diseño accionarial de su operador ferroviario hace unas semanas, los representantes de la SNCF han querido dejar claro en su primera aparición en España que manejan más opciones. Un tira y afloja típico en cualquier negociación empresarial de este nivel cuyo desenlace no tardaremos en conocer.