Una de las plantas fotovoltaicas de Endesa.

Una de las plantas fotovoltaicas de Endesa. Europa Press

Empresas

Las obras de las plantas fotovoltaicas de Endesa en Extremadura generan ya 600 empleos directos

Según la empresa, la cifra aumentará hasta los 900 puestos de trabajo en las próximas semanas, cuando los proyectos alcancen su pico máximo. 

Noticias relacionadas

Las obras de las seis plantas fotovoltaicas que la división de renovables de Endesa, Enel Green Power España (EGPE), construye en Extremadura generan ya 660 empleos directos, una cifra que aumentará hasta los 900 puestos de trabajo en las próximas semanas, cuando los proyectos alcancen su pico máximo, informó la compañía.

Las plantas se desarrollan en los municipios de Logrosán (Cáceres), donde se sitúan tres de ellas, y Casas de Don Pedro y Talarrubias, en Badajoz, donde se ubican las otras tres. La inversión conjunta de Endesa entre las seis se sitúa en torno a los 200 millones de euros y la fecha de finalización está prevista para diciembre de este año.

En el caso de Logrosán, las obras, que comenzaron el pasado mes de septiembre, se encuentran más avanzadas. Enel Green Power España ejecuta ya allí todas las actividades de una planta solar, incluido el montaje de los paneles solares.

Así, son 400 personas las que trabajan en esta obra, que funciona a pleno rendimiento, y en las próximas semanas el número aumentará hasta los 500, señaló la energética.

Por su parte, la construcción de Casas de Don Pedro y Talarrubias, que se inició a finales de noviembre, marcha también "a buen ritmo" y cerca de alcanzar su máximo rendimiento, con la previsión de arrancar el montaje de paneles en las próximas semanas. En la actualidad, las obras generan 240 empleos y en las próximas semanas alcanzarán su pico máximo, de 400 puestos de trabajo.

Las obras tanto de Logrosán como de Casas de Don Pedro y Talarrubias no solamente están generando empleo directo, sino que además se trata de un empleo, en un 70 por ciento, regional, ha apuntado la compañía.

Para promover la creación de puestos de trabajo entre las personas desempleadas del entorno, Endesa, a través de EGPE y dentro de su plan de creación de valor compartido, realizó acciones formativas tanto en el municipio cacereño como en los pacenses sobre montaje en estructuras y paneles solares.

Estos cursos, que han alcanzado ya un grado de inserción de en torno al 50 por ciento y que aumentará cuando las obras alcancen su pico máximo, han beneficiado a 260 desempleados, que han recibido formación de manera gratuita y han obtenido no solo la posibilidad de conseguir un empleo, sino también la oportunidad de aprender un oficio técnico en un sector "en auge en Extremadura en particular y en España en general".

Además de esta formación en montaje de paneles, está previsto realizar en los próximos meses dos cursos dirigidos a mejorar la empleabilidad de personas con cierto grado de formación (FP medio de electricidad) enfocado a personas que puedan trabajar en la operación y mantenimiento.

Las tres instalaciones fotovoltaicas de Endesa en Logrosán -Baylio, Dehesa de los Guadalupes y Furatena -tendrán una potencia de más de 42 megavatios cada una (127 MW en total), y para su construcción se invierten aproximadamente 100 millones de euros.

Una vez que estén totalmente operativas, las instalaciones solares, compuestas por alrededor de 372.000 módulos, tendrán capacidad para generar más de 240 gigavatios hora (GWh) por año, evitando la emisión anual de aproximadamente 120.000 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Por su parte, las tres plantas solares de Endesa en Casas de Don Pedro y Talarrubias -Navalvillar, Valdecaballero y Castilblanco- tendrán una potencia de más de 42 MW cada una, y para su construcción se invertirán aproximadamente 100 millones de euros.

Evitarán la emisión de 165.000 toneladas de CO2

Así, una vez que estén totalmente operativas, las instalaciones solares, compuestas por más de 372.000 módulos, tendrán capacidad para generar aproximadamente 250 GWh por año, evitando la emisión anual de más de 165.000 toneladas de CO2 a la atmósfera.

En todos los casos, la construcción de los proyectos se basa en el modelo de 'Sitio de Construcción Sostenible' de Enel Green Power, que incorpora el uso de energía renovable durante la construcción a través de un sistema fotovoltaico de 20 kW que atiende las necesidades energéticas de la obra.

La construcción de la planta incorpora iluminación eficiente y de bajo consumo, así como un manejo responsable de los residuos e información a la ciudadanía, a través de un panel informativo y de datos de contacto para posibles consultas, sobre las acciones sociales que acompañan a la construcción de plantas.

Además, al término de las obras, las placas instaladas para la dotación de renovables a la propia construcción serán donadas a los municipios para darles uso público. Previa a la donación, se realizarán auditorías energéticas en los edificios públicos (entre otras la residencia de mayores de Logrosán de FEMAR) que recibirán las donaciones con el objeto de fomentar la eficiencia energética.

Asimismo, EGPE utiliza algunos procesos de construcción y equipos innovadores en estos emplazamientos, incluidos los aviones teledirigidos para el levantamiento topográfico, el seguimiento inteligente de ciertos componentes como paneles solares, transformadores principales y cables, así como plataformas digitales avanzadas y soluciones de software para supervisar el progreso y la calidad de la construcción y apoyar remotamente las actividades del emplazamiento y la puesta en marcha de las plantas.

Estas prácticas y herramientas permiten una recopilación de datos "más rápida, precisa y fiable, mejorando la calidad de la construcción y facilitando la comunicación entre los equipos in situ y externos".

Los parques forman parte de los 339 MW solares adjudicados a Enel Green Power España tras la tercera subasta de energías renovables del gobierno español, en julio de 2017. De los siete proyectos adjudicados a EGPE en la licitación del pasado año, uno se ubica en Murcia (el parque de Totana que comenzó su construcción en septiembre), y los seis proyectos restantes se ubican en Extremadura.

Además, EGPE se adjudicó una potencia eólica de 540 MW en las subastas de mayo de 2017. Los 879 MW de capacidad eólica y solar adjudicados en estas subastas supondrán una inversión total de más de 800 millones de euros hasta 2020. Una vez terminados los proyectos solares y eólicos, la actual cartera de EGPE aumentará en un 52,4%.

Endesa gestiona actualmente más de 6.526 MW de capacidad renovable en España. De esta cifra, 4.710 MW son de generación hidráulica convencional. El resto, más de 1.816 MW, se gestionan a través de EGPE, y proceden de energía eólica (1.750 MW), minihidráulica (52 MW) y otras fuentes de energía renovable (14 MW).