Una tienda de Dia en Brasil.

Una tienda de Dia en Brasil.

Empresas DISTRIBUCIÓN

Brasil, la joya con la que Dia quiere impulsar su futuro crecimiento

Con casi 1.200 tiendas en el país, la compañía de supermercados pretende agarrarse a él para crecer.

Dia vive sus horas más bajas. Con un ERE en marcha y el anuncio de opa sobre la compañía por parte de LetterOne, todas las miradas se dirigen a la cadena de supermercados, con la pregunta de qué va a ser de ella en el futuro más próximo.

En la compañía están convencidos de que tienen un plan sólido como para que la cadena resurja con fuerza y pueda convertirse en el segundo operador del mercado en España, por detrás de Mercadona pero delante de Carrefour. No obstante, su plan de crecimiento no está centrado solo en España.

Con presencia en Portugal, Argentina y Brasil, Dia considera que este segundo país es una de sus grandes joyas. Allí, la cadena de supermercados cuenta con 1.172 tiendas y casi 9.000 empleados. El pasado ejercicio, facturó cerca de 1.700 millones de euros.

En que Brasil es uno de los lugares donde la compañía tiene que hacerse fuerte están de acuerdo tanto el consejo como el vehículo inversor del magnate Mikhail Fridman. Tanto es así que, después de que se diera luz verde a la opa de Fridman, LetterOne se mostró claro: "No hay otro minorista de proximidad como Dia en Brasil, por lo que existe la oportunidad de desarrollar un jugador fuerte en este mercado", y apuntaba: "Junto con Argentina, Brasil otorga equilibrio y complementariedad al negocio".

Unos resultados "decepcionantes"

El plan de Fridman pasa por abrir "miles" de tiendas en Brasil, algo que tampoco descartan en la compañía. Un posicionamiento claro a favor de continuar con el negocio en este país que llega después de se hayan producido incluso rumores de venta, cuando en el pasado ejercicio sus ventas descendieron un 17,9%.

En su presentación de resultados, Dia insistía en que las operaciones en Brasil sufrieron el impacto de varios factores "excepcionales", tanto internos como externos, "difíciles de ver de nuevo en los próximos años". Unas cifras "decepcionantes", explicaba la compañía, teniendo en cuenta "el escenario deflacionista visto en el país durante el comienzo del año, la huelga de transporte por carretera y el resto de problemas comerciales acontecidos" durante el ejercicio.

Irregularidades en las cuentas

El nuevo equipo de Dia, liderado por Borja de la Cierva, está tratando de levantar las alfombras de la etapa de Ricardo Currás; Hacienda, también. Por eso, y como reconoce la compañía en sus cuentas, no solo en España se han abierto inspecciones fiscales. 

También en Brasil se han efectuado inspecciones, en este caso relativas al ejercicio 2014. En concreto, Dia ha sido sancionada a pagar 97 millones de euros al fisco, en una decisión que se va a recurrir por la vía administrativa primero y la judicial después.

En Brasil, como en España, la cadena se vio obligada a reformular sus cuentas del ejercicio 2017, después de detectar prácticas contables irregulares. El auditor, KPMG, reconocía que las actuaciones de inspección continúan en Brasil y podrían derivarse nuevas responsabilidades en los próximos meses.

Con todo, parece que la apuesta por el país está clara. Está por ver qué ocurre a partir de la junta del 20 de marzo, que determinará el futuro más próximo de la cadena.