Banco Sabadell.

Banco Sabadell. EFE

Empresas INVERSIONES

Sabadell, Bankinter y el ICF pierden 30 M con la liquidación de la patrimonial de los Lara

Los dueños de Planeta consiguen la homologación judicial para el cierre de la histórica Inversiones Hemisferio.

Noticias relacionadas

El cierre de Inversiones Hemisferio, la histórica sociedad patrimonial de las cuatro ramas de la familia Lara que articulaba todas sus inversiones, ha recibido la autorización judicial para su cierre. Las informaciones confirmadas por EL ESPAÑOL indican que un juzgado de lo mercantil de Barcelona llevó a cabo la homologación judicial del proceso de liquidación de la sociedad que los dueños de Planeta comenzaron en septiembre.

Esto significa que la justicia ya validó los términos de la liquidación y el cierre de la sociedad, que los acreedores aceptaron las condiciones y que ya no pueden pedir ninguna compensación una vez terminado este proceso. En esta homologación judicial, los principales acreedores bancarios de la patrimonial -Banco Sabadell, Bankinter y el Instituto Catalán de Finanzas (ICF)- han asumido pérdidas de 30 millones de euros entre los tres, según ha confirmado este periódico.

En el caso del Instituto Catalán de Finanzas (organismo público controlado por el Govern), en 2010 concedió 60 millones de euros a Inversiones Hemisferio. El préstamo, concedido en la etapa del tripartido y bajo el mandato de Antoni Castells como consejero de Economía y Finanzas, se justificó como una ayuda a negocios emergentes de la familia como Muchoviaje, aunque luego se utilizó para reducir las pérdidas de la sociedad.

Los Lara perderán unos 400 millones

Con todo, a finales del año pasado, Inversiones Hemisferio ofreció a estas tres instituciones un quita de 30 millones que estas tres entidades financieras han asumido como irrecuperables en el proceso judicial, aunque tras recibir el pago escalonado de unos 700 millones de euros por los pasivos pendientes. Como ya publicó este diario, con el cierre de esta sociedad la familia Planeta perderá al menos 400 millones de euros, el equivalente a los activos computados en los libros de la sociedad al momento de su cierre.

En septiembre, este diario publicó que se emprendía el proceso de liquidación de Hemisferio, una información confirmada un mes más tarde por el propio presidente de Planeta, José Creuheras, durante la puesta de largo de los Premios Planeta 2018. "A final de año decidiremos, pero lo más probable es que liquidemos la empresa", dijo durante la rueda de prensa de los galardones en Barcelona.

Desinversiones de la Familia Lara

Y así ha sido. La homologación judicial se consigue cuatro meses después del comienzo de un cierre ordenado de sus operaciones, tras pagar su deuda de 700 millones generada en buena parte por la ruinosa inversión de la familia en el Banco Sabadell. La decisión del cierre de la sociedad se tomó después de que se esquivase in extremis durante 2018 la suspensión de pagos de la sociedad patrimonial.

Al cierre de 2016, Inversiones Hemisferio presentó una deuda total de 688,7 millones (295,9 a corto plazo y 392,8 a largo plazo), aunque esta cifra creció hasta los 700 millones al final de 2017. Una situación que se volvió insostenible y que obligó a la familia Lara a vender patrimonio y a recurrir a activos del grupo Planeta para poder pagar su abultada deuda con entidades bancarias.

En menos de seis meses -entre mayo y septiembre del año pasado- Hemisferio vendió la sede histórica de Planeta en la Avenida Diagonal de Barcelona -propiedad de los Lara- por 210 millones a Blackstone; entregó sus acciones del Banco Sabadell a la propia entidad bancaria por otros 200 millones de euros; y vendió la editorial francesa Editis con lo que los Lara obtuvieron un poco más de 300 millones por su participación en la compañía.

Ruinosa inversión en el Banco Sabadell

Y, todo ello, en medio de una lucha fratricida entre las ramas de la familia que se agudizó tras la salida de José Manuel Lara García como consejero delegado de Planeta en febrero de 2018.

Esta deuda se generó casi exclusivamente por la ruinosa inversión de Hemisferio en el Banco Sabadell. En 2007 la Familia Lara afloró el 5,1% del banco, donde llegó a ser el segundo inversor tras invertir unos 347 millones por el 3,1% de la entidad. En el sector financiero se calcula que la inversión total habría sido de unos 680 millones. 

En las últimas cuentas el grupo valoraba su inversión en el banco en solo 264,2 millones, tras registrar un deterioro de 186 millones de euros por esta inversión en los cursos 2015 y 2016. En total, hablamos de unas pérdidas aproximadas de 430 millones de euros en todos estos años de inversión. Paradójicamente, Inversiones Hemisferio se ha ido endeudando con el propio Sabadell -su principal acreedor- para mantener su inversión, lo que a la larga ha sido clave para dilapidar la sociedad patrimonial de la familia Lara.