Florentino Pérez, presidente de ACS durante la última junta de ACS.

Florentino Pérez, presidente de ACS durante la última junta de ACS.

Empresas

ACS se adjudica un supercontrato de 3.000 millones en Estados Unidos

La compañía junto con Hochtief, y en UTE con Vinci Grands Projects se hace con el mayor proyecto de infraestructuras en la historia de Virginia.

Noticias relacionadas

Nuevo contrato milmillonario para ACS. La compañía, a través de Dragados USA y Flatiron (Hochtief), y en UTE con Vinci Grands Projects, ha sido seleccionado para la construcción del proyecto de nuevo túnel y viaductos en la I-64 Hampton Roads por un importe de 3.000 millones de euros, en el que será el mayor proyecto de infraestructuras en la historia de Virginia.

El grupo ACS liderará el consorcio encargado de diseñar y construir este megaproyecto, con un 67 % de participación en la UTE, que será uno de los mayores proyectos de infraestructuras en los Estados Unidos y reforzará la posición de la compañía en la Costa Este del continente.

El tramo de la I-64 en Hampton Roads en el sureste de Virginia es uno de los más congestionados de la región. La infraestructura existente consiste en 2 túneles sumergidos con dos carriles por sentido entre dos islas artificiales conectadas por viaductos con ambas orillas. Estos túneles fueron puestos en servicio en 1957 (sentido oeste) y 1975 (sentido este) y tienen una longitud de 2,3 kilómetros. El tráfico en estos cuatro carriles excede los 100.000 vehículos por día.

El nuevo proyecto consistirá en el diseño y construcción de mejoras a lo largo de aproximadamente 15 kilómetros entre las localidades de Hampton y Norfolk. El proyecto incluye un nuevo cruce de la bahía de 6,3 kilómetros con una combinación de túnel y viaductos, sensiblemente paralelo al trazado existente, con la reconstrucción total de los viaductos existentes entre las islas artificiales y ambas orillas.

Tuneladora de última generación

Los dos nuevos túneles gemelos añadirán cuatro carriles adicionales de tráfico resultando en un total de ocho carriles de circulación y serán construidos mediante una tuneladora de última generación.

En la parte de tierra, el proyecto incluye añadir un tercer carril en la I-64 en cada dirección, con una calzada suficiente para acomodar un arcén multiuso que podrá ser utilizado como carril de circulación durante las horas punta.

Para reducir la congestión y optimizar los tiempos de viaje en el corredor, el nuevo proyecto incluirá también carriles de alta ocupación con peaje en cada dirección.

Con este contrato ACS cierra una semana llena de buenas noticias. En el día de ayer se hizo, junto con CAF, con un cuantioso contrato en Australia. Del mismo modo, la semana pasada la compañía presidida por Florentino Pérez se impuso en el concurso de una estación ferroviaria de Londres valorada en más de 2.000 millones de euros.