Un VTC con las ruedas pinchadas, por clavos en el suelo que han colocado los taxistas.

Un VTC con las ruedas pinchadas, por clavos en el suelo que han colocado los taxistas.

Empresas

Uber y Cabify se van de Barcelona: suspenden su servicio desde este viernes

Ambas compañías han decidido paralizar su actividad tras la publicación del Decreto que prevé la precontratación de los VTC.

Olga Rodríguez Arturo Criado

Noticias relacionadas

Uber y Cabify han anunciado que suspenden su servicio en Barcelona desde este viernes. Ambas plataformas cumplen así con sus palabras, tras reunirse con la Generalitat de Catalunya la semana pasada.

Uber asegura que sigue "a disposición de la Generalitat de Catalunya y del Ayuntamiento de Barcelona para trabajar en una regulación justa para todos". Por su parte, Cabify califica de "expulsión" la nueva normativa catalana.

"Ante las restricciones a las VTC aprobadas por la Generalitat de Catalunya, nos vemos obligados a suspender el servicio de UberX en Barcelona", ha escrito Uber en un comunicado, coincidiendo con la publicación este jueves del Decreto aprobado por el Govern.

Tanto Uber como Cabify ya anunciaron su salida de la capital catalana tras reunirse con la Generalitat. En el caso de Cabify, la responsable de regulación global de Cabify, Marta Plana dijo que "una vez que la Generalitat ha cedido al chantaje del taxi, las VTC deberán abandonar la ciudad de Barcelona porque no hay un marco competitivo para el negocio".

El Decreto que entra en vigor este viernes y a menos de un mes del comienzo de uno de los eventos más importantes para el turismo en Barcelona, el Mobile World Congress, exige que los coches de Uber y Cabify tengan que ser reservados con quince minutos de antelación. 

"Las medidas artificiales y altamente restrictivas que este Decreto Ley impone de manera inmediata al sector VTC, destruyen por completo el mercado en el que se venía trabajando y gracias al cual se han generado más de 3.000 empleos en Catalunya", critica Cabify.

Uber y Cabify anuncian que deja Barcelona

La norma fue pactada con los taxistas la semana pasada, y permite también que los Ayuntamientos puedan elevar ese tiempo hasta los 60 minutos. Es decir, faculta lo que hará el Área Metropolitana de Barcelona con Ada Colau a la cabeza. Una medida que ambas plataformas consideran que hace inviable su negocio. 

Este miércoles Ada Colau ha señalado que el tiempo de precontratación podría ser inferior a la hora, y que el Consistorio tendrá en cuenta "lo que digan los informes jurídicos y técnicos". "Cada uno tiene que hacer su papel y su función. Si no serían todos taxis o todos VTC", ha resumido Colau.

"Hasta pronto, Barcelona"

Uber apuesta por lograr una regulación que convierta a Uber "en un aliado a largo plazo de las más de 600 ciudades" en las que opera la compañía. "La obligación de esperar 15 minutos para viajar en una VTC no existe en ningún lugar de Europa y es totalmente incompatible con la inmediatez de los servicios bajo demanda, como UberX", describe la compañía.

Tanto Uber como Cabify han querido agradecer a los usuarios de los VTC y a los conductores su servicio.