Empresas TELEVISIÓN

Moncloa completa el Plan Técnico Nacional TDT que empieza su camino administrativo

Noticias relacionadas

La Secretaría de Estado de Agenda Digital ya ha concluido la elaboración del Plan Técnico Nacional de Televisión Digital Terrestre y las medidas de liberalización de la banca de 700 MHz, proyecto que deberá establecer las fechas y los procedimientos del segundo dividendo digital mediante el cual las televisiones en abierto deberán abandonar su actual espacio radioeléctrico que quedará libre para el uso de la tecnología 5G. 

Según ha podido confirmar EL ESPAÑOL, el objetivo es aprobar y hacer público cuanto antes este plan junto con las ayudas a viviendas y operadores para facilitar esta migración. De hecho, solo faltaría realizar los últimos trámites administrativos como la discusión en el Consejo de Ministros y su envío a la Unión Europea, para comunicar oficialmente todos sus detalles.

El objetivo del Gobierno es poder aprobarlo en diciembre, como consta en la hoja de ruta del dividendo digital publicada en julio de este año y según confirmó el propio presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, hace dos semanas en la celebración del 20 Aniversario de Uteca, la patronal de las televisiones privadas. La hoja de ruta indica que este mes deberían aprobarse los reales decretos para la compensación de costes del proceso de liberación de la banda de 700 MHz y el Real Decreto que apruebe el Plan Técnico Nacional.

300 millones de euros para viviendas

No obstante, fuentes del sector no descartan que todos estos trámites y la cercanía de las fechas navideñas retrasen la publicación definitiva del documento para las primeras semanas de 2019 o incluso dentro del primer trimestre. Incluso si se cumpliese la previsión menos optimista, estarían dentro de los plazos para poder implementar el segundo dividendo digital “sin problemas y con tiempo suficiente”, indican a este diario.

Según esta misma hoja de ruta, en enero de 2019 debería comenzar la ejecución del proceso para la liberación del segundo dividendo digital y el encendido de las primeras emisiones simultáneas en las nuevas frecuencias. Con todo, la gran pregunta -y uno de los temas calientes- que deberá aclarar el plan es el de las ayudas para viviendas y operadores para la puesta en marcha del proyecto. 

En el sector creen que se está hablando de unos 300 millones de euros solo para viviendas -sin incluir ayudas a operadores-, lo que se traduciría en un presupuesto de entre 100 euros para viviendas de tamaño medio y 550 para fincas con un gran número de hogares, un dinero similar al destinado para el primer dividendo digital de 2014 y en la línea de los costes que estiman los instaladores. El objetivo es que un millón de hogares pueden adaptar sus antenas y así poder sintonizar las cadenas de televisión en sus nuevas ubicaciones.

Subasta del 5G

En objetivo del calendario que ya está definido -pero no comunicado- es que el proceso de migración de frecuencias de TDT comience en enero de 2019 y se extienda hasta marzo de 2020 con el encendido de los últimos transmisores y apagado de las emisiones en la banda 694-790 MHz. En otras palabras, en este periodo habrán emisiones simultáneas y se procederá a la adaptación de instalaciones de recepción de los edificios.

El Gobierno también ha confirmado que realizará la subasta del espectro que dejan las televisiones para la tecnología 5G en el primer trimestre de 2020, una fecha lejana, pero que está en la línea de las demandas de las operadoras de telecomunicaciones que pedían realizar la subasta -y la fuerte inversión en licencias- cuando pudiesen disponer efectivamente del espectro. 

Dudas de las televisiones

Esto significa que en el primer trimestre de 2020 las televisiones ya deberían haber realizado completamente su mudanza de espectro radioeléctrico y estar disponibles en todos los hogares en sus nuevas frecuencias. Una fecha que se adelantaría un trimestre a lo exigido por la Unión Europea, que puso como límite para la liberación del espectro en junio del año 2020.

Con todo, en las televisiones -en especial las privadas- no ven del todo bien este proceso. De hecho, entre las más pequeñas hay inquietud respecto del proceso de migración y de la posibilidad de que muchas desaparezcan de las televisiones por no realizar correctamente la resintonización de los hogares. Por esto, el Ejecutivo anunció también ayudas a los operadores, que deberán destinar estos recursos a reforzar las campañas de comunicación para, primero, adaptar las antenas y luego buscar a las cadenas en su nueva ubicación.