Imagen aérea del Canal de Panamá

Imagen aérea del Canal de Panamá Carlos Jasso Reuters

Empresas

Sacyr deberá devolver 225 millones recibidos como anticipo del Canal de Panamá

Noticias relacionadas

Sacyr deberá devolver 225 millones de dólares que recibió como anticipo en 2009 para la ejecución del proyecto del tercer juego de esclusas del Canal de Panamá. La Cámara Internacional de Comercio de Miami ha emitido un laudo referido a la devolución de los anticipos económicos recibidos por el consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC) del que forma parte Sacyr.

El laudo señala que GUPC debe devolver ahora los 547,96 millones de dólares que se recibieron al inicio de la obra en 2009 en concepto de costes de movilización e instalación de plantas.

A Sacyr le corresponde el abono de 225 millones de euros en virtud de la participación del 41,6% que tiene en el consorcio que construyó el segundo juego de esclusas del Canal. El resto de empresas del grupo son la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la local Cusa.

Desde el consorcio siempre han argumentado que la devolución de los anticipos debería realizarse a cuenta de la eventual liquidación de las reclamaciones que mantienen contra Panamá por los sobrecostes y retos técnicos que supuso la ampliación.

Para hacer frente a las obligaciones financieras puntuales que el laudo ha establecido, Sacyr firmó un crédito sindicado de 225 millones por un periodo de 5 años con 2 de carencia, que permitirá a Sacyr afrontar la devolución de la parte de los anticipos que le corresponden como accionista de GUPC.

Según señaló la compañía "esta operación financiera tiene un efecto equivalente al que hubiera tenido la devolución de los anticipos a la finalización de los procesos arbitrales técnicos y cuenta con unas condiciones económicas ventajosas para Sacyr".

La compañía española tiene previsto amortizar el préstamo concedido conforme se vaya produciendo el desenlace final de los diversos arbitrajes existentes sobre el canal de Panamá sin un mayor coste debido a este laudo.

Fuentes del sector han señalado que a principios de año Sacyr podría enfrentarse a una situación similar en el Reino Unido. Se espera que durante el primer trimestre de 2009 el Tribunal de Arbitraje de Londres se pronuncie sobre otra demanda respecto a adelantos del proyecto, en este caso valorados en 298 millones.

En el caso de que este tribunal falle en la misma dirección que el de Miami, Sacyr tendría que hacer frente al pago de otros 125 millones. Una cantidad que la compañía ya tendría en caja gracias a una operación de derivados realizada con su participación en Repsol. 

Cruce de demandas

Los desencuentros en la ejecución del Canal de Panamá ha generado un cruce de demandas que tardará mucho tiempo en clarificarse. Sacyr decidió el pasado mes de septiembre comenzar un arbitraje internacional contra Panamá ante la Comisión de las Naciones Unidas por el desacuerdo sobre los sobrecostes originados en la construcción de la ampliación del Canal de Panamá que, según algunas estimaciones, podrían llegar a 3.500 millones de euros.

Esta decisión se añade a la denuncia que actualmente tiene en marcha Sacyr contra Panamá en la Corte Internacional de Comercio de Miami. Según fuentes del sector, la base de la nueva denuncia de la constructora española se centraría en que Panamá habría incumplido sus obligaciones adquiridas en el Acuerdo para la Promoción y la Protección Recíproca de Inversiones firmado entre España y Panamá.

Las cuestiones incumplidas por el país centroamericano serían no dispensar un trato justo y equitativo, no someter a la inversión de Sacyr a medidas arbitrarias o discriminatorias y no expropiar la inversión de la compañía española sin el debido procedimiento legal e indemnización.