Algunos de los turrones de Sanchis Mira (Antiu Xixona) para Hacendado.

Algunos de los turrones de Sanchis Mira (Antiu Xixona) para Hacendado.

Empresas CONSUMO NAVIDEÑO

Antiu Xixona, de llevar el turrón a Mercadona a facturar 100 millones de euros

Tiene más de medio siglo de vida, pero su verdadero crecimiento lo ha experimentado durante los últimos años. Sanchis Mira, conocida por su principal marca, Antiu Xixona, ha creado un imperio del turrón en Jijona (Alicante). Pero no solo eso. Desde que Mercadona se lo pidió, redobló su apuesta por el chocolate. De ahí en adelante, todo fueron buenas cifras.

Y es que aunque Sanchis Mira tiene sus propias marcas -Antiu Xixona y La Fama-, más del 80% de su facturación viene de la cadena valenciana, para quien fabrica chocolates y turrones bajo la marca Hacendado. Los turrones los lleva a los lineales de Mercadona desde 1999, al igual que los mazapanes; los chocolates, por otra parte, no llegaron hasta 2011.

La compañía presidida por Juan Roig se lo pidió, y en Sanchis Mira se lanzaron. Con esa apuesta, el grupo turronero conseguiría, decían, duplicar su tamaño en dos años. Para ello, pusieron en marcha una nueva planta de chocolates, en la que invirtieron 17 millones de euros.

Hoy, dispone de cuatro plantas de producción en Jijona; entre ellas, suman más de 36.000 metros cuadrados para fabricar las que son sus especialidades: turrones, chocolates, mazapanes y barquillos.

Las cifras del turrón 'de oro'

A pesar de todas estas líneas, de lo que son reyes es del turrón; no en vano, fabrican más 17.000 toneladas de turrones al año. Para distribuir su producción, Sanchis Mira dispone de centros logísticos en Madrid, Barcelona y Santander.

Los lineales de Mercadona, listos para la campaña navideña.

Los lineales de Mercadona, listos para la campaña navideña.

Gran parte de su crecimiento está relacionado, sin duda, con su papel de proveedor en la cadena valenciana. El pasado ejercicio, la compañía facturó 103 millones de euros, un 6,4% más que en 2016. Lo hizo "a pesar de que el precio del turrón se mantuvo", explica Sanchis Mira en su informe de gestión relativo a las cuentas depositadas en el Registro Mercantil, a las que ha tenido acceso este periódico. Durante 2017, obtuvo un beneficio de 5,3 millones.

No obstante, el verdadero salto lo dio a partir de 2011, cuando se agarró fuerte a la cadena valenciana. Tanto es así que, si sus ventas se situaban en 46,8 millones en ese año, en 2012 aumentaron hasta 66,4 millones y en 2013 ya estaban en 76,6 millones. Como figura en Insight View, su crecimiento aún no se ha estancado. En 2014, vendió chocolates y turrones por valor de 82,7 millones; en 2015, ingresó 94,7 millones por estas ventas y en 2016 se quedó en 96,9 millones. 

Para 2018, espera mejorar su facturación "ligeramente". En eso, esta campaña de Navidad será determinante. Sin contar con ella, y según sus cálculos, los precios de la categoría turrones se podrían incrementar debido al comportamiento del precio de la almendra.

Como proveedor de Mercadona, la compañía forma parte del clúster industrial formado alrededor de la cadena de supermercados, con 249 fábricas en los que la valenciana invirtió, en 2017, unos 700 millones de euros. Este año, no ha recibido inversiones por parte de la cadena de Juan Roig para mejorar sus instalaciones; no obstante, la propia Sanchis Mira, apunta en su informe de gestión, realizará una inversión de alrededor 300.000 euros en la mejora de las líneas de fabricación.