Dos AVE estacionados en la estación de Atocha, en Madrid.

Dos AVE estacionados en la estación de Atocha, en Madrid.

Empresas

Renfe acelera su revolución digital, abre sus datos y renueva su web

Desde que en 1992 llegó la alta velocidad a España, con la línea Madrid-Sevilla, Renfe ha ido ganando posiciones hasta convertirse en uno de los operadores ferroviarios más avanzados tecnológicamente del mundo.

La operadora ha integrado los sistemas de seguridad y señalización más avanzados. Los trenes de última generación volaron por sus vías a 350 kilómetros por hora antes que en ningún sitio. Ahora, con la liberalización ferroviaria a la vuelta de la esquina (será efectiva en 2020), Renfe quiere esprintar para pasar de ser una operadora ferroviaria a un operador de movilidad integral

Una revolución en el concepto de la compañía e incluso en su futuro modelo de negocio para la que es clave acelerar en materia de transformación digital. En este sentido, una de las primeras decisiones que tomó Isaías Táboas, presidente de Renfe, fue nombrar a Manel Villalante i Llauradó como director general de desarrollo y estrategia, un cargo clave para lanzar la transformación de la empresa.

Manel Villalante i Llauradó, director general de desarrollo y estrategia de Renfe.

Manel Villalante i Llauradó, director general de desarrollo y estrategia de Renfe. Jesus Umbria

Villalante cuenta con más de 30 años de experiencia en los que ha ocupado importantes cargos tanto en el mundo ferroviario como en el de la movilidad urbana. Antes de llegar a Renfe ocupaba el cargo de director de Movilidad e Infraestructuras del Transporte en la Agencia Regional de Desarrollo Urbano de Barcelona.

Ahora, desde uno de los puestos más relevantes de la dirección de Renfe, Villalante tiene ante sí el reto de dejar la compañía en la mejor posición para hacer frente a los retos de la liberalización y de la internacionalización, los dos pilares del futuro inmediato de la operadora.

En conversación con EL ESPAÑOL, Villalante destaca el papel clave que van a jugar los datos en el futuro de la empresa. Tanto es así, que la compañía ya ha lanzado una primera versión de su plataforma de datos abiertos. “Los datos son el combustible del futuro. La transformación digital es clave para nuestra relación con nuestros clientes, con la sociedad en su conjunto y, de la misma manera es un vector de cambio interno para la empresa. Para conseguir mejorar nuestra gestión, nuestros tiempos de respuesta y nuestra capacidad de discriminar la información”.

Nuevo plan estratégico

Par desarrollar todo esto la operadora va a presentar a finales de año un plan estratégico para los próximos cinco años con una serie de ejes a potenciar en la empresa. “Vamos a mejorar la comunicación con los clientes, la transparencia, convertirnos en un operador integral de movilidad y para todo esto es clave la transmisión de datos. Tenemos un déficit en cuanto a cómo publicamos los datos de la empresa -hasta ahora sólo permitían consultar horarios desde su web-. Hasta ahora Renfe se había limitado a cumplir la ley. Ahora vamos a dar un paso más y vamos a ser más proactivos. Queremos ser una referencia en open data”.

En lo que tiene que ver con la nueva plataforma de open data, el responsable de desarrollo de estrategia de Renfe avisa que la versión actual es solo el comienzo. “Para nosotros era clave el tema de los horarios. Queríamos que no solo estuvieran en la web, que fueran editables, así como la información de la plantilla y los trenes. Ahora queremos avanzar más para que el próximo año tengamos una plataforma que permita el acceso a los datos en tiempo real que nos permita ubicar trenes o viajeros en un momento determinado. Esto requiere una primera fase interna de definición de la información que ya está hecha. Iremos dotando de más datos a la actual plataforma pero, en paralelo nos vamos a dotar de una nueva plataforma mucho más potente que esperamos esté lista a mediados de 2019 y que en la segunda mitad del año la evolucionaremos al máximo y seremos capaces de ofrecer datos en tiempo real”.

Nueva web corporativa e institucional

Actualmente Renfe cuenta con dos grandes puntos de contacto con los usuarios. Sus trenes y su página web. Así como en lo que tiene que ver con el material rodante Renfe cuenta con uno de los parques de trenes más avanzados del mundo, su experiencia online está lejos de los estándares de mayor calidad

Esto va a hacer que la empresa vaya a licitar la renovación de la web de cara a 2019 tanto en lo que tiene que ver con la web corporativa como en el canal de venta. “A finales de 2019 aspiramos a tener en marcha los cambios de todos nuestros pilares digitales. Tenemos que ser capaces de analizar nuestros datos y de tomar decisiones en tiempo real. Del mismo modo, como empresa pública los datos de Renfe pueden ser muy interesantes para docentes, para hacer análisis de mercados… La propiedad de los datos siempre será de la gente pero, debidamente privatizados (sin nombres, agrupados) es una fuente de información muy de gran valor”.

Precisamente uno de los grandes cambios que quiere impulsar Villalante en la visión sobre la propiedad de los datos. “Antes tener información reservada era poder. Ahora en este época la información facilitada en abierto es poder. Permite buscar complicidades fuera de la empresa, sinergias positivas… Este es el cambio cultural que queremos desarrollar en la empresa”.

Aunque es una información que no llega al usuario final Renfe ha sido pionera en muchas cuestiones digitales. “En todo lo que tiene que ver con mejora de la circulación, seguridad, automatismos de los trenes hemos sido punteros en materia digital. Ahora queremos lanzar esta revolución en nuestras relaciones con la gente, con nuestros clientes, con la sociedad en su conjunto”.

Operador integral: Renfe as a Service

En lo que respecta a los viajes, la nueva estrategia de Renfe quiere ir más allá del tiempo que el usuario pasa en el tren. “En el conjunto del viaje, desde que el usuario sale de su casa hasta que llega a su destino, ahora ocupamos un pequeño espacio que es el tiempo que pasa con nosotros. Queremos pasar a un modelo de lo que se llama movilidad as a service. Hemos registrado el nombre 'Renfe as a Service' (RaaS). Hay que transformar a Renfe en un servicio que vaya mucho más allá de lo ferroviario”, señala Villalante. 

El responsable de desarrollo y estrategia tiene muy clara como aspira que sea la experiencia de los usuarios en Renfe: “Queremos que compres un billete con nosotros y que a la vez ese billete, si lo necesitas ya incluya el carsharing cuando llegues a destino. O tu patinete, o bici eléctrica o autobús urbano. Que te muevas con tu móvil entre los distintos modos de transporte como único billete. Esperamos tener las primeras experiencias de estas integraciones con terceros el año que viene. Además, nuestro objetivo es llevar esta experiencia también a otros países donde operamos”.

Otro de los grandes anuncios realizados desde verano por Renfe ha sido la puesta en marcha, con el apoyo de Wayra, de Trenlab, la aceleradora de empresas de base tecnológica de Renfe. “Se han presentado 176 startups candidatas a formar parte de nuestra aceleradora. Una oportunidad tremenda para estar en contacto con talento joven. Estamos en fase de abrirnos a la tecnología al emprendimiento externo, impulsar el que provenga de nuestros propios empleados”.

Nuevos perfiles profesionales

Una de las patas claves para poner en marcha todos estos planes tiene que ver con contar con un equipo capaz de ejecutarlos. El objetivo para el equipo de Villalante es buscarlo tanto fuera como dentro de la actual plantilla de Renfe. “El plan estratégico lleva asociado un plan de recursos humanos que busca aumentar las capacitaciones digitales de la plantilla, disminuir nuestra edad media que actualmente está en 52 años, impulsar políticas de igualdad de género (hoy solo el 10% de la plantilla son mujeres). Pero del mismo modo consideramos que tenemos mucho talento dentro de Renfe y queremos potenciarlo. Tenemos mucha gente muy potente en el área de tecnología, que han hecho desarrollos tremendos en materia de seguridad, de control de seguridad, económico… Ahora queremos que esa gente también juegue un papel clave en este proceso de transformación digital”.

Villalante cuenta con un año por delante para lanzar todas estas iniciativas. Unos meses en los que conseguir que la alta velocidad de la transformación digital llegue a la operadora con el mismo éxito que lo hizo la alta velocidad ferroviaria.