El Atlético reclama una acción durante el derbi

El Atlético reclama una acción durante el derbi EFE

Empresas TELECOMUNICACIONES

Guerra del fútbol: Movistar gana 18.000 clientes fijos en septiembre y Vodafone pierde 41.000

Nuevo episodio de la guerra del fútbol. En septiembre, el mes en que se han producido las mayores ofertas de captación del sector en años, Movistar ha logrado ganar entre 18.000 y 21.000 clientes, tras perder 26.000 en igual mes del año pasado. En total, la teleco ha ganado -solo por portabilidad- un neto de 46.000 clientes ya que ha detenido la sangría del año pasado y ha mejorado considerablemente este curso.

En agosto la operadora ganó otros tres mil abonados por portabilidad fija, aunque el grueso de las nuevas altas se ha producido este mes debido a que la mayoría de las portabilidades fijas solicitadas en agosto han tardado unas semanas en producirse y por tanto se han computado en el mes de septiembre. Las diferencias de medición de estas cifras se deben a que no estamos hablando de datos oficiales, que la CNMC debe certificar en las próximas semanas.

Una batalla en la que Vodafone ha perdido entre unos 38.000 y 42.000 clientes fijos en septiembre -los asociados a internet del hogar y a los paquetes convergentes de fútbol-  que se suma a los 30.600 que ya se dejaron hace un mes. La teleco británica ha perdido en total unos 70.000 clientes entre los dos meses. Un periodo en el que ha renunciado a tener la Champions League y El Partidazo.

MásMóvil, gana 17.300 sin fútbol

Fuentes de la operadora han confirmado a EL ESPAÑOL que estaba dentro de sus previsiones perder unos 60.000 abonados en estos meses, los más duros si una operadora no tiene fútbol, ya que la mayoría de las altas se producen cuando los campeonatos están comenzando. De hecho, como ha publicado este diario en la compañía estiman que han perdido el 20% de sus 350.000 abonados de fútbol desde mayo, equivalente a unas 70.000 altas.

El tercero en discordia, Orange, ha ganado unas 4.000 portabilidades fijas en septiembre, que mejoran las cerca de mil que se perdieron en agosto, mientras que MásMóvil, la única operadora que no ofrece fútbol ni televisión, ganó unas 17.300 portabilidades de fijo, cerca de las 17.000 que ya ganó el mes anterior.

Cuatro resultados que han sentado bien entre las operadoras. Movistar dice que ha cumplido con creces sus objetivos, mientras que que Vodafone indica que ha minimizado el impacto de no tener fútbol. Orange ha ganado, aunque no tanto como esperaban y MásMóvil, sin fútbol es el que colidera el crecimiento con Telefónica.

Nuevas ofertas en octubre

Datos que han llevado a las operadoras a mover ficha. Orange lanzará el martes 2 de octubre una promoción para contratar a mitad de precio y durante toda la temporada 2018-2019, de todos los encuentros que se emiten en Movistar Liga de Campeones, es decir toda la Champions, la Europa League y ligas internacionales.

Podrán acogerse a esta promoción todos los nuevos clientes que contraten los canales Orange TV Fútbol y El Partidazo entre el 2 de octubre y el 5 de noviembre. Estamos hablando de un coste de 7,5 euros que se debe sumar a los 9,95 euros para los partidos de La Liga y cinco euros para El Partidazo. En total, esto significa que en la práctica el paquete de todo el fútbol se rebaja a 22,50 euros, desde los actuales 30 euros.

Este movimiento de Orange se produce el mismo día en que Telefónica dejará sin efecto la promoción de televisión premium con un descuento del 50% para todo el año -activa desde hace un par de meses- aunque mantiene la de la de regalar la televisión hasta final de año a los clientes que se cambien a Movistar.

"Objetivos cumplidos"

Movistar ha indicado que el freno a sus agresivas ofertas se debe a que ya ha cumplido parte de sus objetivos de captación de clientes, la misma semana que Vodafone y Orange se habían quejado en público de que estas promociones no eran sostenibles para el sector en el mediano plazo y que terminarían pasando factura a las cuentas de la compañías.

Vodafone decidió esta temporada no contratar la Champions League ni El Partidazo y lo apostó todo a las series y el cine en sus paquetes de televisión. El camino contrario que Movistar -que compró la Champions en 1.080 millones- y Orange que alquiló el canal Liga de Campeones y mantuvo La Liga y El Partidazo en su oferta.

Desde mediados de agosto, las tres compañías han intensificado su agresivas ofertas para poder ganar clientes a sus competidores, en una escalada comercial sin precedentes. Hace una semana este periódico publicó que algunas compañías se estaban planteando poner el freno a estas ofertas y que -aunque no las quitarían todas- bajarían la intensidad.

La primera fue Movistar que renunció al 50% de descuento desde este mes de octubre. Veremos que hace la competencia en las próximas semanas.