Carlos Torres Vila: el nuevo presidente del BBVA quiere hacer magia con la banca

Carlos Torres Vila: el nuevo presidente del BBVA quiere hacer magia con la banca

Empresas

Carlos Torres Vila: el nuevo presidente del BBVA quiere hacer magia con la banca

Carlos Torres Vila, que pasará a ocupar la presidencia del BBVA a partir de enero es, al igual que su predecesor, Francisco González, un hombre de ciencias y un amante de la tecnología. Una de las famosas tres leyes de Arthur C. Clarke señalaba que cualquier ciencia lo bastante avanzada es indistinguible de la magia, y Torres Vila está empeñado en que los usuarios de su banco puedan sentirse así en el futuro.

El relevo de Francisco González nació en 1966, de modo que supone una nueva inyección de juventud en un Ibex 35 que cada vez tiene más directivos jóvenes y sobradamente preparados. Graduado en Ingeniería Eléctrica y en Administración de Empresas por el Massachusetts Institute of Technology (MIT) y master en el MIT Sloan School of Management, todavía encontró tiempo para licenciarse en Derecho por la Uned.

Torres Vila está casado con una arquitecta de Bilbao, es padre de tres hijos y aunque es salmantino de nacimiento, se siente gallego de corazón. Como buena parte de los nuevos jefes del Ibex, es deportista y, aunque es conocido por llegar en ocasiones en bicicleta al trabajo, también le gusta esquiar y el running. Apasionado de la lectura, se centra normalmente en textos científicos -principalmente sobre genética- y en los ensayos. 

Su historia es la del consultor que llega a lo más alto. Después de más de una década en la consultora McKinsey pasó a ocupar la dirección corporativa de estrategia de Endesa en 2002 para alcanzar la dirección financiera apenas cinco años después.

Francisco González explica el proceso de sucesión en el BBVA

Tras un breve periodo como presidente y consejero delegado de Isofotón, llegó a BBVA en 2008 como director de estrategia y expansión corporativa y miembro del Comité de Dirección. Un fichaje que llegaba por recomendación de Manuel Pizarro a Francisco González. De ahí pasó, en 2014, a liderar la banca digital. Sólo un año después fue nombrado consejero delegado del grupo. 

No fue el primer delfín de Francisco González, pero ha sido el definitivo. Ángel Cano, que abandonó el cargo de consejero delegado en 2015 y su predecesor, José Ignacio Goirigolzarri, hoy presidente de Bankia, fueron considerados candidatos en su momento para ocupar la posición.

Dinero 20/20

El año pasado Torres Vila acudió al encuentro Money 20/20, la mayor reunión de entidades activas en el ecosistema fintech. Un lugar en el que vio el mundo de las soluciones del futuro y de las “posibilidades inimaginables que facilitan las nuevas tecnologías”, superando cualquier expectativa actual que puedan tener los clientes.

“Ahora estamos acostumbrados al acceso instantáneo, en cualquier momento y lugar, a los servicios de nuestra elección, principalmente a través de dispositivos móviles conectados. Podemos apalancarnos en esa ubicuidad y en su bajo coste para transformar la ‘distribución’ de los servicios financieros y aumentar la inclusión financiera”, explicó el directivo en un artículo.

BBVA quiere ser más que un banco, quiere ser una plataforma que “combine el móvil con el poder de la inteligencia artificial para generar ‘experiencias’ impresionantes que parecen casi mágicas”. Torres Vila es un firme convencido en la necesidad de ganarse la confianza de sus clientes y de no traicionarla a la hora de utilizar sus datos para personalizar sus servicios.

En Money 20/20, Torres Vila fue testigo de un nuevo mundo en el que bancos, startups, operadoras y empresas de comercio electrónico se mezclan y generan soluciones intersectoriales para satisfacer las necesidades, cada vez más complejas, de los clientes actuales de la banca.

Cooperación fintech

“Las startups ponen el foco en la experiencia del cliente, en nuevas formas de resolver viejos problemas y en la agilidad, mientras que las grandes empresas tienen el conocimiento y la base de clientes que permiten desplegar soluciones a gran velocidad. La buena noticia es que las tendencias tecnológicas favorecen este tipo de cooperación y que las interfaces de programación de aplicaciones (APIs) se están convirtiendo en la forma fácil y simple de conectar compañías.

Torres Vila preside el BBVA pero es consciente de que "a la gente no le gusta la banca, no le gusta lidiar con los asuntos de dinero y no quiere perder el tiempo con eso. Es una gran fuente de estrés”. Cree que los bancos deben pasar de proveer la infraestructura que rodea al dinero a tener un impacto positivo en las vidas y los negocios de la gente.

El directivo ha escrito sobre la posibilidad de crear la “experiencia de la banca como un coche autónomo que ofrezca paz mental”, un “control de crucero” en la aplicación bancaria que hace que dejes de preocuparte por el dinero y dejes que el banco se preocupe por todo, incluyendo la planificación financiera, los presupuestos o los aprietos de fin de mes.

Torres asegura que están preparados para competir con el resto de agentes del mercado siempre que todo el mundo juegue con las mismas reglas: "A una misma actividad y unos riesgos idénticos, debe corresponder la misma regulación".