El Rincon del Vago.

El Rincon del Vago.

Empresas ¿Qué ha pasado con El Rincón del Vago?

La clase política española celebra por todo lo alto el vigésimo aniversario del Rincón del Vago

  • La web salmantina que enseñó a plagiar a toda una generación fue comprada a Orange por un inversor mexicano y su sede en Salamanca se dedica a la robotización.
  • Los políticos españoles están bajo la lupa por llevar hasta las últimas consecuencias la filosofía de "optimizadores de tiempo".

“Que los españoles se escandalicen tanto con estas cosas cuando muchos de ellos aprendieron a plagiar con el Rincón del Vago dice mucho de este país”. Estas palabras, una reflexión casual en el marco de una conversación sobre la guerra de las tesis de los últimos días, nos hacen preguntarnos qué ha pasado con la página web que enseñó a copiar a toda una generación y ya ha cumplido 20 años.

Es normal que una web dirigida a estudiantes naciese en una ciudad universitaria como Salamanca. También lo es que naciese en 1998, en plena eclosión de la burbuja de Internet. Desde entonces, su camino tuvo muchas curvas. En 2001 la compañía fue adquirida por EresMas, en la época en la que compraban portales de Internet a porrillo.

Entre ellos, había un portal con mucha presencia en América Latina, StarMedia, fundado por el uruguayo-estadounidense Fernando Espuelas y su amigo de la infancia Jack Chen. StarMedia fue uno de los grandes exponentes de la burbuja de las puntocom, llegando a alcanzar en su mejor momento una valoración en el Nasdaq de 3.800 millones de dólares.

En 2002 Wanadoo, filial de France Télécom, compró EresMas y todo lo que llevaba consigo, quedándose tanto con StarMedia como con El Rincón del Vago. Estos activos fueron cambiando de matriz hasta llegar a formar parte de la filial Orange Horizons Latina. Los cofundadores del Rincón, Miguel Ángel Rodero y Javier Castellanos Calabrés, trabajaron para el portal desde una oficina en Salamanca hasta hace unos años.

"Optimizadores de tiempo"

En una entrevista con La Tribuna de Salamanca, Castellanos afirmaba en 2013 que el concepto peyorativo del término “vago” estaba desapareciendo. No sabía lo que pasaría cinco años después con las tesis y trabajos de fin de máster de la clase política española. “Siempre hemos dicho que los vagos son optimizadores de tiempo. Antes el término estaba peor llevado pero ahora queremos cambiar el sistema educativo. No hay que perder el tiempo en cosas que ya están hechas. Eso hay que buscarlo en internet y dedicar al tiempo a entenderlo”, explicaba en dicha entrevista.

En ella, reconocía que el nombre fue el secreto del éxito: “Si nos hubiésemos llamado apunteseducativos.com no habríamos tanta atención". También daba datos curiosos, como que la mayor parte del público estaban en las carreras de letras "porque todavía resulta difícil hacer una integral por el Word".

Asimismo, ponía las cosas difíciles para los políticos más jóvenes en el actual entorno de inquisición académica: "Todo el mundo ha pasado alguna vez por El Rincón del Vago aunque algunos ni lo sepan porque acceden directamente desde Google. Un juez en Argentina llegó a copiar la fórmula del TNT del Rincón del Vago y lo puso en un fallo judicial”, señalaba.

La salida de los fundadores

Castellanos y Rodero salieron de la empresa en febrero de 2015, si bien no salieron del entorno de la operadora gala. “La oficina de Salamanca sigue abierta con casi todo el equipo que formaba parte del proyecto pero ahora dedicados a trabajar en proyectos de robotización e Inteligencia Artificial para Orange. Tanto Javier como yo seguimos al frente del equipo”, explica Rodero a EL ESPAÑOL.

Por su parte, la compañía quedó en 2017 en manos del inversor mexicano Ulises Vázquez, que compró tanto El Rincón del Vago como StarMedia y que ahora opera éstas y otras marcas como Chueca.com o Dietas.net. Vázquez también es socio del fondo de capital riesgo Investo.

Aunque la proliferación de tecnología como el hoy omnipresente Turnitin hizo que muchos usuarios se pensasen dos veces si acudir a su viejo Rincón, hoy la compañía se enfrenta a retos diferentes. Y tanto hace veinte años como hoy es igual de válido el lema de la Universidad de Salamanca: Quod natura non dat, Salmantica non praestat. Lo que la naturaleza no te dio, la Universidad tampoco te lo puede otorgar. Y quien dice la Universidad, dice Internet.