Un avión de la aerolínea Ryanair.

Un avión de la aerolínea Ryanair. Eric Gaillard Reuters

Empresas

El contrato irlandés de los ‘azafatos’ españoles de Ryanair pone en jaque su derecho a huelga

Noticias relacionadas

Falta una semana para el primer día de huelga de los tripulantes de cabina de Ryanair en España y todavía no hay servicios mínimos fijados. Los sindicatos y la aerolínea no han logrado un acuerdo al respecto, con lo que la pelota está en el Ministerio de Fomento… pero la situación podría complicarse un poco más para la mayoría de los trabajadores de la irlandesa.

La cartera que dirige José Luis Ábalos tiene aún que contactar con los sindicatos USO y Sitcpla para fijar los servicios mínimos para los días 25 y 26 de julio. Fomento señala que los servicios que fijen afectarán a los trabajadores con contrato en España.

El problema está en que casi un 80% de los 1.800 tripulantes de Ryanair, que son españoles y trabajan en una de sus trece bases en España, están sujetos a un contrato en Irlanda, la sede de la compañía. Esta situación puede complicar a los trabajadores de cara a los dos días de huelga convocados este mes ya que, sin contrato en España no podrían estar convocados a huelga aquí.

Los representantes sindicales, que rechazan esta posición, están citados este miércoles en la Dirección General de Trabajo con la previsible intención de aclarar la situación legal en la que se encuentran los trabajadores de la low cost ante esta situación. Desde Fomento confirman a este periódico que Ryanair ha solicitado que se definan los servicios mínimos y que así se hará. "La particularidad de este caso es que parte de los trabajadores están sujetos a legislación irlandesa y se está analizando jurídicamente cómo afectaría a estos trabajadores", comentan estas fuentes.

El modelo laboral de Ryanair es, precisamente, una de las razones por las que los tripulantes de la aerolínea se han lanzado a una huelga que se hará de forma coordinada con los de Portugal, Bélgica e Italia. En total, unos 4.000 trabajadores de la compañía están llamados a los paros.

Desde USO sostienen que las peticiones que hacen que vayan a huelga son simples: que la aerolínea cumpla la legalidad y aplique la legislación española tanto a los trabajadores que tiene contratados de forma directa como a través de empresas de trabajo temporal. Ryanair defiende las “buenas condiciones” de sus tripulantes, a los que afirma pagar 40.000 euros anuales, “más del doble del salario mínimo”, algo que desde los sindicatos niegan y situan en la mitad, en unos 20.000 euros al año.

Sin acuerdo en los servicios mínimos

“No sabemos muy bien cómo hará Fomento para fijar los servicios mínimos, porque el hecho de tener el contrato en Irlanda no puede menoscabar el derecho de huelga de un trabajador español”, apuntan fuentes sindicales a este periódico.

Tras el fracaso de la mediación en el SIMA, los sindicatos USO y Sitcpla propusieron este lunes unos servicios mínimos del 100% para los vuelos interinsulares, del 25% para los vuelos a las Canarias y Baleares y los peninsulares de más de 500 kilómetros y ningún servicio mínimo para aquellos vuelos de distancia inferior a 500 kilómetros porque hay otras opciones disponibles para hacer el trayecto. Ryanair solicitó servicios mínimos del 100% y la cita se saldó sin acuerdo.

El comité de huelga subraya que aceptará los servicios mínimos que fije Fomento, porque “queremos que se nos aplique la legislación nacional, también cuando no nos beneficia, como son los servicios mínimos en una huelga”. Fuentes de USO señalan que están a la espera de que el Ministerio les contacte para determinar estos servicios aunque, previsiblemente, esto tendrá lugar después de la cita con Trabajo.