Polvos de talco de Johnson & Johnson.

Polvos de talco de Johnson & Johnson.

Empresas

Johnson & Johnson, condenada a pagar 4.900 millones por vender polvos de talco cancerígenos

La demanda parte de 22 mujeres que sufrieron cáncer de ovarios en Estados Unidos por el uso del producto. 

Varapalo judicial al fabricante de productos de farmacia y parafarmacia Johnson & Johnson en Estados Unidos. Un tribunal de Misouri ha condenado a la firma a pagar 4.690 millones de dólares a 22 mujeres que padecieron cáncer por, supuestamente, haber utilizado polvos de talco de la compañía que contenían amianto entre sus componentes de fabricación. 

La indemnización que el gigante farmacéutico tendrá que abonar alcanza a 550 millones en compensaciones a las víctimas, y otros 4.100 millones en sanciones punitivas.

En concreto, las demandantes argumentaron que el uso de los polvos de talco en su higiene personal es lo que les habría provocado un cáncer en los ovarios. El abogado de las mujeres, Mark Lanier, asegura que "Johnson & Johnson ha encubierto la evidencia de asbestos en sus productos". En concreto, apunta a que la presencia de amianto en productos dataría de 1970.

La compañía dice estar "profundamente decepcionada con el veredicto". "El resultado, que otorgó exactamente la misma cantidad a todas las demandantes independientemente de sus datos individuales y las diferencias en la ley, refleja que la evidencia en el caso fue simplemente aplastada por el perjuicio de este tipo de procedimiento». Es decir, que carga contra el jurado compuesto por seis hombres y seis mujeres. 

Desde Johnson & Johnson también negó la presencia en sus talcos de asbesto o que causaran cáncer en los ovarios y ya ha anunciado que va a apelar la decisión.

El asbesto es una fibra mineral de amplio uso comercial, que está prohibido en gran parte del mundo desde finales de los años 90 por su toxicidad y por ser potencialmente cancerígeno.

No es la primera vez 

Una corte de Apelaciones de Los Ángeles desestimó en octubre una condena a pagar 417 millones de dólares contra J&J, señalando que los argumentos de los demandantes eran insuficientes y vagos. Sin embargo, en Estados Unidos hay todavía más de 4.800 denuncias pendientes contra los laboratorios por causas muy similares. En concreto, contra el producto llamado Johnson's Baby Powder.