Elke König, presidenta de la Junta Única de Resolución.

Elke König, presidenta de la Junta Única de Resolución.

Empresas

Bruselas retrasa hasta septiembre el último informe de Deloitte sobre el Popular

Nuevo golpe a los accionistas y bonistas del Banco Popular. La Junta Única de Resolución (JUR) vuelve a dar una larga cambiada con los informes sobre la resolución de la entidad. Su presidenta, Elke König, dice ahora que la última valoración llegará a mediados de septiembre, en lugar de antes del verano como se había dicho en un primer momento. 

Según ha explicado König en su discurso durante la presentación del informe anual de la institución, la idea que tiene ahora la JUR es abrir un período para que los accionistas y bonistas interesados en "ser escuchados" puedan inscribirse. Un proceso que se extenderá hasta mediados del mes de septiembre y, a partir de entonces, se analizará quién debe y quién no ser escogido para aportar información adicional que permita dilucidar si había o no otra solución para el Popular. 

El informe aplazado es la llamada 'Valuation 3´en la que Deloitte debe estudiar si tanto accionistas como bonistas hubieran tenido un mejor trato siguiendo un proceso de resolución normal, en lugar de seguir el mecanismo establecido por la Unión Europea. En caso de que la decisión fuera favorable a los antiguos propietarios, éstos tendrían derecho a ser indemnizados. Sin embargo, no parece viable que eso vaya a ocurrir. 

La presidenta de la JUR se ha congratulado en su discurso por el trabajo realizado el año pasado en torno a la resolución del Popular. A su juicio, se ha demostrado que la autoridad de resolución "puede aplicar efectivamente las normas existentes y llevar a cabo su mandato para garantizar una resolución ordenada con un impacto mínimo en la economía real, el sistema financiero y las finanzas públicas", al no necesitarse ningún tipo de ayuda estatal. 

El último informe de Deloitte establece, según anunciaba Expansión, una liquidación ordenada el banco hubiera tenido un coste de 23.000 millones de euros; es decir, que sus accionistas y bonistas no hubieras obtenido un mejor trato que con el mecanismo adoptado por la JUR en colaboración con el Frob en España. En cualquier caso, habrá que esperar a conocer el informe completo a mediados de septiembre para conocer el detalle de la valoración hecha por el auditor. 

Ese documento es clave para el futuro judicial de miles de demandas presentadas en los tribunales, como lo es el llamado Informe Deloitte que fue utilizado para valorar el Popular antes de su resolución. Un documento adelantado por EL ESPAÑOL y que fue censurado en buena parte de sus valoraciones; sin embargo, en las próximas semanas tendrá que ofrecer una versión más abierta tras una resolución del tribunal de apelación de la propia JUR.