Trabajadores de RTVE durante la protesta de los #viernesnegro en los que han portado camisetas negras para reclamar la independencia.

Trabajadores de RTVE durante la protesta de los #viernesnegro en los que han portado camisetas negras para reclamar la independencia.

Empresas

Los trabajadores de RTVE avisan: Tomás Fernando Flores debe ser un presidente de transición

Acabar con el #viernesnegro de RTVE dependerá de los primeros pasos que dé el nuevo responsable.

Expectación entre los trabajadores de Radiotelevisión Española (RTVE) ante el proceso de renovación del consejo de administración que se ha abierto en el Congreso. Confían en que los grupos políticos lleguen a un acuerdo antes del próximo miércoles para que se puedan confirmar los candidatos pactados entre PSOE, Podemos y respaldados por el PNV, entre los que se encuentra el que debería ser próximo presidente de la Corporación: Tomás Fernando Flores. Todo está en manos de ERC, que pide gestos a favor del 'derecho a decidir'.

El nombre de Tomás Fernando Flores es de sobra conocido en la casa, donde lleva trabajando desde 1982 y en la que, desde 2012, dirige Radio 3. Un nombre de consenso para los partidos políticos, y que convence también dentro de RTVE ya que cumple con algunos de los requisitos que venían pidiendo los trabajadores: independiente políticamente y, sobre todo, con amplio conocimiento de las interioridades de RTVE (que no son pocas).

Parece, por tanto, que si finalmente el actual director de Radio 3 es el elegido no se encontrará con la oposición de sus compañeros; una cuestión que -tras la fallida experiencia de Andrés Gil- es vital para el actual presidente del Gobierno. Pedro Sánchez no quiere volver a leer en la prensa que los empleados de RTVE en pleno se oponen al nombre escogido, y mucho menos quiere arriesgarse a ver grandes protestas en contra de uno de sus proyectos estrella: la despolitización de la radiotelevisión pública.

El Congreso rechaza el pacto de PSOE, Podemos y PNV para que Tomás Fernando Flores presida RTVE

Los #viernesnegros

¿Significa esto que se acabaron los Viernes Negros? En absoluto. Trabajadores con los que ha podido conversar EL ESPAÑOL explican que se trata de una iniciativa asamblearia y que, por tanto, dependerá exclusivamente de la decisión de la mayoría. Así que para conocer si se pone punto final a las protestas o no habrá que esperar a dos cosas: primero, que el Congreso dé luz verde a los nombres propuestos por PSOE y Podemos. Segundo, que Tomás Fernando Flores dé sus primeros pasos como presidente y diga cuáles son sus planes al frente de la Corporación.

Representantes sindicales y de los distintos consejos de informativos de RTVE coinciden en que lo primero que debe quedar claro es que la presidencia de Flores -y, por tanto, el mandato de su consejo de administración- es transitorio. Es decir, que son plenamente conscientes de que su fecha de caducidad llegará en el momento en el que se produzca un concurso público que permita elegir a un consejo profesional, despolitizado y abierto a la sociedad civil que “permita devolver la televisión pública a los ciudadanos”, explican. Y eso debe ocurrir cuanto antes.

Todas las fuentes consultadas explican que es positivo que se elija un nuevo consejo, ya que en este momento no hay nadie que pueda tomar decisiones ejecutivas dado que el mandato de los actuales consejeros está vencido, el del presidente José Antonio Sánchez incluido. Por tanto, creen que es importante que haya alguien al frente de la nave de cara a los próximos meses y que pueda tomar las decisiones más urgentes.

Renovar las direcciones de informativos

Son esas medidas más urgentes en donde surgen las discrepancias. Algunos miembros de las redacciones de TVE y RNE creen que una de esas primeras medidas debe ser la sustitución de los directores de informativos, José Antonio Álvarez Gundín (TVE) y Alberto Martínez Arias (RNE). ¿El motivo? Son, junto a Sánchez, los responsables de la manipulación que se ha vivido en RTVE y, por tanto, los responsables de las protestas vividas en los últimos meses en la casa. Eso sí, dejando claro también que serían nombramientos (de gente de la casa) transitorios hasta que un nuevo consejo los ratifique o sustituya.

Esta última postura es la que defienden, por ejemplo, los consejos de informativos, que van un paso más allá. Piden que el nuevo presidente elegido por el Congreso asuma como “vinculante” el resultado que salga del referéndum al que la dirección debe someter el nombramiento de los nuevos responsables de informativos. La Ley que regula la Corporación explica que tiene carácter consultivo, de ahí que pidan a Tomás Fernando Flores que se comprometa a tener en cuenta la opinión de los trabajadores.  

Otras fuentes, en cambio, creen que esa es una de las cosas que no debería abordar el que se convertirá en nuevo presidente. Consideran que es un cambio de gran calado y, por tanto, debe aguardar a la llegada del nuevo consejo surgido tras el concurso público que se lleve a cabo. Por tanto, el mandato de Tomás Fernando Flores debería quedar para “temas urgentes”. Por ejemplo, explican, dar luz verde a la nueva programación o decidir si se debe o no participar en la compra de algún programa -si no hay opción de esperar unos meses-.

Esta división en cuanto a qué debe y qué no debe hacer el nuevo responsable de la radiotelevisión pública puede suponer un punto de fricción a la hora de pacificar las redacciones de TVE y de RNE y, por tanto, va a necesitar demostrar una gran mano izquierda para abordar la situación.

Los otros nombres del consejo

El nombre de Tomás Fernando Flores es el que más consenso suscita entre los trabajadores de la radio y la televisión pública. No así el de otros de los integrantes al consejo que han propuesto PSOE, Podemos y que respalda el PNV. “Algunos perfiles demuestran que todavía hay reparto de cuotas” en el consejo. Y aunque no dan nombres, dejan entrever referencias a Rosa María Artal (ex de TVE), Fernando López Agudín o Cristina Fallarás.

“Parece que siguen sin enterarse de lo que estamos pidiendo”, insisten algunos. “Una RTVE sin influencia política, profesional e independiente y, sobre todo, sin adscripciones a ningún partido político”, recuerdan. Así que la tregua en la radiotelevisión pública podría llegar en los próximos días, aunque sus empleados recuerdan a Sánchez que seguirán vigilantes para evitar que se repitan los errores del pasado y, sobre todo, que el consejo elegido vía Real Decreto no se extienda más de lo necesario.