Iniesta le cede el brazalete de capitán a Messi en un partido de la última Liga Santander.

Iniesta le cede el brazalete de capitán a Messi en un partido de la última Liga Santander. Reuters

Empresas TELECOMUNICACIONES

El nuevo escenario para Vodafone y Orange tras la venta de La Liga a Telefónica

Noticias relacionadas

Telefónica hacía saltar la banca este lunes tras arrebatar a Mediapro los derechos televisivos de La Liga española y pagar a los clubes 2.940 millones de euros. Un movimiento que no sólo afectará a Movistar+, sino que además revolucionará completamente el ecosistema de contenidos de las ‘telecos’ españolas.

Vodafone y Orange ya no deberán negociar con Jaume Roures, pero a cambio deberán ponerse de acuerdo con la operadora presidida por José María Álvarez-Pallete. En este nuevo escenario habrá nuevas condiciones de negociación mucho más reguladas que pondrán a prueba la solidez de su oferta televisiva. Éstas son las seis claves del impacto del nuevo contrato televisivo del fútbol español en las operadoras.

Telefónica tendrá el control de sus contenidos

Telefónica se ha quedado con El Partidazo, el encuentro más atractivo de cada jornada, más seis partidos de la fase de ascenso a primera división, el Canal LaLiga con ocho partidos de cada jornada de primera y los resúmenes de todos los partidos de primera y segunda división.

Esto significa que por primera vez desde su nacimiento, Movistar+ tendrá el control de sus contenidos y podrá crear su propio canal emulando Bein LaLiga, que desaparecerá al terminar la próxima temporada. Con estos derechos Telefónica podrá gestionar además la publicidad de sus contenidos propios y rentabilizar sus espacios comerciales.

Desde el punto de vista de la producción, Telefónica podrá poner en los partidos a sus comentaristas y a su equipo de periodistas, pese a que el apartado técnico seguirá siendo realizado por Mediapro, fruto de su acuerdo de producción con La Liga.

Desaparece la intermediación de Mediapro

Movistar La Liga se sumará a Movistar Partidazo que lleva dos temporadas en funcionamiento, por lo que ya no deberá negociar con Mediapro el alquiler de Bein LaLiga y podrá hacer sus propias planificaciones y ahorrarse el coste de la intermediación de actores como la compañía de Jaume Roures.

En la subasta anterior, Mediapro compró el paquete de ocho partidos en pago y en exclusiva por 1.900 millones de euros, unos derechos que luego revendió a Telefónica por 2.400 millones, incluyendo además la Champions League y sin contar con el dinero que pagaron Orange y Vodafone a Roures por estos mismos contenidos.

Vodafone y Orange podrán emitir Movistar Liga

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) estableció en las condiciones de compra de Digital Plus por parte de Telefónica, la norma mediante la cual deben ofrecer a sus competidores al menos el 50% de sus canales propios. Estos contenidos mayoristas incluyen deportes, cine, series y fútbol.

En estos momentos Movistar tiene seis canales propios por lo que sus competidores tienen la posibilidad de adquirir al menos tres de ellos. Vodafone tiene Movistar Partidazo y en breve incluirá Movistar Series y Movistar Cine en su oferta. También podría completar la nueva oferta con el resto de La Liga si así lo quisiesen.

¿Se acaba el veto al fútbol?

Telefónica, Vodafone y Orange han criticado durante todo este año los elevados precios de la “burbuja” del fútbol, por considerarlos desproporcionados e imposibles de rentabilizar. Una situación que no ha cambiado, pero que de un giro importante ahora que el dueño de estos derechos es Telefónica y no Mediapro.

En el caso de Orange, dijeron públicamente que si cualquiera de sus competidores tenía fútbol ellos también lo comprarían. Unas declaraciones que tienen sentido si consideramos que buena parte de sus abonados a su oferta de televisión están relacionados con el paquete fútbol que actualmente emite Champions y Liga. Esto significa que Orange deberá negociar con Movistar+ para sustituir Bein Liga en su oferta de contenidos. 

La clave: las ofertas complementarias

Vodafone tampoco descartar optar por el fútbol, aunque indican que están centrado en enriquecer su oferta de cine y de series. La operadora es que más contenidos tiene de las tres: con HBO, Netflix, todos los canales de pago disponibles y ahora Movistar Series, Movistar Cine y un acuerdo preferente con AXN.

En paralelo Movistar debería presentar antes de fin de año su integración con Netflix y más series de producción propia. Esto significa que más allá del fútbol, las 'telecos' refuerzan sus contenidos y en esta lucha quien tenga más acuerdos con terceras plataformas estará en mucho mejores condiciones para asumir, o no, la compra de derechos del fútbol.

¿Y la Champions League?

Es el gran contenido deportivo que en estos momentos no tienen las ‘telecos’. Mediapro lleva meses negociando a tres bandas por la Champions League y, a diferencia de La Liga, la temporada sin adjudicar comenzará de manera inminente, el 15 de agosto con la celebración de la Supercopa de Europa entre el Real Madrid y el Atlético de Madrid.

En estos momentos, el partido no tiene ventana de emisión más que en las plataformas digitales de Mediapro y no hay claridad respecto a su venta a las operadoras. No obstante, el hecho de que Telefónica tenga La Liga le deja ahora en una posición negociadora mucho más favorable y gana terreno frente a Orange y Vodafone.