Logo de la empresa Duro Felguera.

Logo de la empresa Duro Felguera. SERGIO PEREZ Thomson Reuters

Empresas

Petroza denuncia a Duro Felguera ante la CNMV por información engañosa

Arturo Criado Miguel Ángel Uriondo

A Duro Felguera le crecen los enanos. Por cada paso que da para intentar salir del pozo, le surgen dos problemas que ralentizan su vuelta a la normalidad. El último problema que ha surgido llega de manos del fondo mexicano Petroza (que se encuentra efectuando una due dilligence para hacerse con el 24,38% en manos de Somió Inversiones) y que ha presentado una denuncia contra la compañía ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Según Petroza, la empresa asturiana podría haber incurrido en una violación de la Ley del Mercado de Valores al ofrecer información engañosa al mercado o, al menos, haber omitido algunos puntos relevantes para el devenir de la compañía a sus inversores. Así lo explican fuentes cercanas a la compañía, quienes explican que la denuncia presentada ante el regulador se centra en una sanción de 125 millones de euros impuesta por la Agencia Tributaria a Duro Felguera.

Al parecer el fondo mexicano considera que el equipo que lidera Acacio Rodríguez no ha reflejado correctamente lo que implica esa sanción, ya que ni siquiera la registra como pasivo. Se trata de una deuda tributaria que, a juicio de Petroza, debería haberse reflejado en las cuentas del ejercicio 2017. Sin embargo, en el documento presentado a la CNMV la asturiana -en base a información de sus asesores fiscales- asegura que no tendrán que abonar los 125 millones de euros, y confían en que los tribunales le den la razón por lo que no se adoptan medidas para provisionar un posible pago.

Los problemas del recurso

¿Y por qué Petroza piensa lo contrario que el equipo de Duro Felguera? Las sospechas del fondo se basan en que en estos momentos Duro Felguera ha acabado con la vía administrativa para recurrir la sanción después de que el Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC) haya rechazado los recursos de la asturiana. Es decir, que Hacienda podría reclamar el dinero en cualquier momento.

Duro Felguera ha impugnado la decisión del TEAC solicitando la suspensión de las liquidaciones con una dispensa parcial de garantías. Algo que también ha sido rechazado y que se encuentra impugnado. No sólo ante el propio TEAC, también ante la Audiencia Nacional, solicitando esa misma suspensión de las liquidaciones con dispensa parcial de garantías. Esa solicitud ya ha sido concedida por la Audiencia de forma cautelar, pero debe aportar un aval bancario por el importe total adeudado, algo que también se recurrió.

Con este panorama por delante, desde Petroza no terminan de entender cómo es posible que en las cuentas de 2017 no haya una provisión, ni tampoco algunas líneas que traten de explicar lo sucedido, por eso miran directamente al auditor: EY, quien cerró el ejercicio el 26 de marzo de 2018, el mismo día en el que la Audiencia Nacional comunicó a la compañía que debían poner encima de la mesa las garantías exigidas para el recurso. Es decir, que por las fechas elegidaa era imposible que la auditora pudiera incluir nada en su informe de auditoría.

Las cuentas que hacen las fuentes consultadas indican que, si se hubiera tenido en cuenta la sanción de Hacienda, el patrimonio neto de la compañía sería mucho peor de lo que es. Actualmente ese patrimonio neto se cifra en -180 millones de euros, a los que habría que sumarle otros 125 millones por la sanción de Hacienda, es decir, que sería el doble de lo que se ha comunicado al mercado.

No sólo eso, es que -al parecer- Petroza considera que tras tener conocimiento de la decisión de la Audiencia Nacional se deberían haber reformulado las cuentas antes de someterlas a su aprobación en la junta de accionistas que se celebra este jueves.

La ampliación de capital

Se da la circunstancia, además, de que esos 125 millones de euros es la misma cantidad que se ha solicitado al mercado para ampliar capital. O lo que es lo mismo, que si al final Duro Felguera tiene que poner encima de la mesa el aval para Hacienda, tendría que aportar todo el dinero que capte de los mercados internacionales. De ahí que el inversor mexicano solicite una explicación de a qué se va a destinar el dinero que se capte en el mercado.

Toda esta situación es la que ha llevado, explican dichas fuentes, a que Petroza presente una denuncia ante la CNMV para que investigue lo ocurrido y adopte las medidas oportunas. Sobre todo porque las expectativas de rentabilidad para los inversores son totalmente distintas en función del tratamiento que se haga de la deuda que hay con Hacienda en este momento.

No se puede olvidar que Duro Felguera está en un momento crítico para su futuro. Este viernes se dará luz verde a una reducción del capital social para equilibrar el patrimonio de la compañía. Al mismo tiempo se aprobará  una ampliación de 125 millones de euros para dotar de liquidez a la empresa. Sin embargo, y a la espera de conocer el folleto de emisión de esa ampliación, no parece que haya intenciones de dar a conocer cómo se cubrirán las deudas con Hacienda en el documento que se presente a inversores.  

Además, la semana que viene se someterá a aprobación de la junta de accionistas el plan de reestructuración aprobado con la banca, y que conlleva una emisión de obligaciones y un aumento de capital que darán entrada a los bancos y a una reducción de la deuda de la compañía.

Ahora debe ser la CNMV la que tome cartas en el asunto, aunque los delitos denunciados por Petroza podrían ser calificados como muy graves por parte de un emisor que está cotizando en el mercado. La denuncia llega en un momento crítico, en el que parece hacerse necesario aclarar toda la información posible para que los inversores y accionistas puedan tomar las decisiones más acertadas para su futuro en los próximos días.