Un establecimiento de Mercadona, en una imagen de archivo.

Un establecimiento de Mercadona, en una imagen de archivo. Reuters

Empresas DISTRIBUCIÓN

Mercadona sigue la estela de Inditex: esta es su apuesta por el almacén 'online'

Es el primer almacén de la cadena valenciana dedicado de forma exclusiva al comercio electrónico; con él, evitará que los empleados de Mercadona preparen los pedidos en las tiendas.

Es el primer almacén de Mercadona dedicado de forma exclusiva al canal online y, de momento, solo forma parte del experimento de la cadena, con la nueva web estrenada en Valencia, también en pruebas. Así, desde este centro de distribución, ubicado en Vara de Quart (Valencia), Mercadona abastecerá a los clientes de la nueva web de los pedidos que realicen online al supermercado.

Son 13.000 metros cuadrados en los que la compañía de Juan Roig ha invertido 12 millones de euros y que, apuntan desde la cadena, sirve de laboratorio para probar un "modelo de distribución distinto al actual con una cadena de suministro propia". Es decir, un modelo diferente al de sus actuales 15 bloques logísticos -cuatro en construcción, uno de ellos en Portugal- con los que abastece a sus más de 1.620 supermercados a cierre de 2017.

Un cambio de modelo que implicará también cambios en las tiendas. De hecho, hasta ahora, los pedidos online de Mercadona los preparan los empleados en las propias tiendas. "Haciendo los envíos online desde los supermercados perdemos dinero a paladas", admitía el presidente de la cadena durante la presentación de resultados. En 2020, estos pedidos ya no se prepararán en las tiendas físicas. Así, como ahora Roig sí que cree "en la telecompra", el viraje de la compañía hacia el canal online está siendo completo: más de 150 personas, lideradas por Juana Roig, trabajan en ello. 

Una apuesta fuerte por este canal que hace tiempo que impulsaron sus competidores, como Dia o Carrefour. A pesar de que "su (actual) web es una mierda", como dijo el presidente, Mercadona es la cadena de supermercados que más vende online; en 2017 le supuso ingresar 198 millones de euros, lo que se traduce en un 1% de la facturación de la compañía. 

Inspiración Inditex...y Decathlon

Parece que levantar almacenes dedicados de forma exclusiva al comercio electrónico va a ser la tendencia en el futuro, pero no todas las cadenas se han lanzado ya a construirlos. Quien destaca en esta tendencia es el gigante Inditex, a quien la compra online ya le supone el 10% de su facturación.

Así, el grupo que preside Pablo Isla gestiona los pedidos de la web a través de sus almacenes online, separados de las plataformas logísticas tradicionales. En concreto, estos centros son 19, llamados stocksrooms en la compañía; dos de ellos están ubicados en España. 

Otras cadenas, como Decahtlon, también están pisando el acelerador en este asunto. No en vano, la especializada en material deportivo -que factura el 5% en a través del canal online- invertirá 35 millones de euros en la "digitalización" de la compañía. Una inversión centrada sobre todo en un centro logísitico en Getafe de 2.500 metros cuadrados dedicado exclusivamente al comercio electrónico.

Un canal que avanza de forma lenta, pero constante. En este sentido, según los datos recabados por la consultora Kantar Worldpanel, el canal online cuenta con un 1,9% de cuota de mercado sin frescos.

En 2017, 4,7 millones de hogares realizaron alguna compra de gran consumo a través de internet. En este sentido, estos hogares dedican cerca de un 8% de su presupuesto a las compras onlineel 92% sigue estando en tiendas físicas.