José Carlos Cuevas, director financiero de Duro Felguera.

José Carlos Cuevas, director financiero de Duro Felguera.

Empresas

El director financiero de Duro Felguera es la ‘garganta profunda’ de los emails sobre Venezuela

  • José Carlos Cuevas llegaba a la empresa de la mano del expresidente Ángel del Valle.
  • Justifica su acción en la defensa de la ‘Marca España’ y de los puestos de trabajo de la compañía.
  • Se ha convertido en uno de los hombres fuertes del actual presidente, Acacio Rodríguez.
Arturo Criado Miguel Ángel Uriondo

José Carlos Cuevas, el actual director financiero de Duro Felguera, es la persona que hizo llegar a la fiscalía los últimos emails que llevaron a la policía judicial a la sede de la compañía.

En concreto, según ha podido confirmar EL ESPAÑOL, fue la persona que envió un pendrive que contenía una serie de correos electrónicos internos, en el que había pruebas sobre la actuación de Duro Felguera en los presuntos pagos a funcionarios chavistas para obtener beneficios a la hora de contratar con el Gobierno de Venezuela.

Así figura en la documentación judicial de la Audiencia Nacional que ha podido comprobar este periódico, que ya prepara nuevas investigaciones tras incautar documentación, correos electrónicos y equipos informáticos en el último registro que hizo la UDEF en las oficinas de la compañía hace escasos días.

Unos registros que se iniciaban tras la recepción de ese pendrive en el que se recogen los correos electrónicos recopilados por Duro Felguera en una investigación interna en el año 2015, tras recibir los primeros requerimientos de información por parte de la justicia.

Fue un anónimo

Un análisis realizado internamente -bajo la supervisión de los servicios jurídicos- con el que Duro Felguera trataba, en un primer momento, de comprobar la actuación de diecinueve personas clave en la compañía. Se trata de correos enviados entre 2008 y 2011, entre los que se encuentran los del expresidente -entonces consejero delegado- Ángel del Valle.

El aterrizaje de ese pendrive en las manos de la fiscalía llegaba junto a una carta anónima el pasado 18 de octubre, a la que siguió otra el 23 de noviembre, en la que José Carlos Cuevas se identificaba como la persona que les había hecho llegar la documentación de Duro Felguera.

Una misiva en la que Cuevas no sólo se identifica, sino que también sitúa sus datos de contacto como su correo electrónico de Gmail y su teléfono móvil. En ella, además, justifica su actuación en favor de la ‘Marca España’, y asegura que desvelar esta información a la Fiscalía era la mejor solución para tratar de salvar los puestos de trabajo de Duro Felguera.

Cuevas se ocupa de la dirección financiera desde la época de Ángel del Valle en la compañía, y desde principios de este año también es el responsable de la reestructuración de la firma. De hecho, él es una de las cabezas visibles de Duro Felguera en las negociaciones que mantienen con los bancos para intentar encauzar la delicada situación de la compañía.

Una empresa con una deuda financiera de 320 millones de euros -sin contar avales- que en su próxima Junta de Accionistas deberá aprobar una ampliación de capital de 125 millones de euros; una condición para la llegada de nuevos accionistas que permitan aplicar los planes de refinanciación de la banca.

EL ESPAÑOL se ha puesto en contacto con Duro Felguera, que asegura no haber recibido ninguna notificación por parte de la Audiencia Nacional y, por tanto, no puede pronunciarse. En cualquier caso, asegura que una vez conozca todos los detalles de manera oficial iniciará una investigación interna para comprobar si se han vulnerado los códigos de conducta internos de la compañía o la Ley de Protección de Datos. También se ha intentado contactar con José Carlos Cuevas, quien ha remitido a este periódico a la propia compañía.

El caso de Venezuela

La Audiencia Nacional está investigando el pago de, al menos, 90 millones de euros al exministro de energía venezolano, Nervis Villalobos. Un dinero con el que, presuntamente, se habrían pagado comisiones a funcionarios y políticos a cambio de obtener la construcción de la central de ciclo combinado de Termocentro en Venezuela.

En concreto, se trata de un contrato de asesoramiento firmado entre Duro Felguera e Ingeniería Gestión de Proyectos de Energía, propiedad del exvicepresidente venezolano. Una sociedad que recibió esos, al menos, 90 millones, a través de distintos pagos -como ha constatado EL ESPAÑOL- en varias entidades, entre ellas el Banco Madrid.

Un contrato que lograba en 2011 tras subrogarse en otro anterior de Técnicas Reunidas que, a través de Terca, prestaba esas mismas labores de lobby en Venezuela para Duro Felguera en dos contratos firmados en el año 2008.