Una joven accede a la aplicación de Cabify.

Una joven accede a la aplicación de Cabify.

Empresas

Cabify confirma que ha pedido 50.000 VTC en Madrid y niega que sea especulación

Cabify confirma lo que era un secreto a voces: que en vísperas de que el Gobierno publicase un Real Decreto para regular la relación entre VTCs y el Taxi, la compañía solicitó cerca de 50.000 licencias en Madrid. 

Asi lo confirman fuentes cercanas a la compañía a preguntas de EL ESPAÑOL después de que este jueves Fedetaxi advirtiera de un posible fraude por parte de la compañía. Según explican desde Cabify, dicha medida se adopta porque "deben estar preparados de la mejor manera posible ante los distintos escenarios probables" que se puedan dar una vez que el Supremo falle sobre la situación del sector. 

Una sentencia que puede generar el caos, ya que debe decidir sobre la legalidad de la ratio de una licencia de VTC por cada 30 de taxi, y la llamada habitualidad, que un coche de Cabify o Uber sólo puedan realizar el 20% de sus servicios fuera de la Comunidad en la que tiene su licencia.

Las opciones del 'Supremo'

Así que se barajan tres opciones: que el Supremo no falle, ya que ya hay una norma superior tras el Real Decreto del Gobierno; que decida eliminar el 1/30 y, por tanto, que liberalice la concesión de licencias entre noviembre de 2015 y mayo de 2018, o que las cosas se queden como están. 

Sea como sea, desde Cabify insisten en que han hecho una solicitud de licencias "con el objetivo de seguir ofreciendo la máxima atención a sus colaboradores, cumpliendo con el marco legal y las regulaciones", pero también para estar "preparados" ante una liberalización parcial del mercado. 

Cabify es uno de los actores más activos en la solicitud de licencias, que luego vende a empresarios o autónomos que buscan entrar en el sector. Su objetivo, como ella misma reconoce, es la de "poner en contacto a compradores y vendedores para facilitar la compraventa de licencias VTCs", de modo que se facilite que estén en el mercado y trabajando. 

Remarcan desde la compañía que "nunca ha realizado ningún tipo de especulación con las licencias", y que el objetivo es la creación de esa comunidad de nuevos proveedores. Todo con el objetivo de "transformar las ciudades en mejores lugares para vivir". 

Oportunidades laborales

De hecho, insisten a EL ESPAÑOL en que gracias a su sistema de trabajo se han creado 400 empresas proveedoras que operan legalmente a través de licencias VTC. Y no sólo eso, explican que han generado multitud de oportunidades laborales "especialmente en colectivos con más necesidad", como los mayores de 45 años, con un trabajo digno. 

En cualquier caso, desde Cabify prefieren no entrar en polémicas y recuerdan que "respetan y respetarán las decisiones judiciales" y que están a disposición del Taxi y el resto de agentes de movilidad para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.