Aglomeración en la calle Preciados de Madrid para hacer las compras navideñas, en una imagen de archivo.

Aglomeración en la calle Preciados de Madrid para hacer las compras navideñas, en una imagen de archivo. EFE

Empresas DISTRIBUCIÓN

De MediaMarkt a Decathlon: una guerra en tu barrio para entregar los pedidos

La clave de la entrega de la compra 'online' pasa por llegar antes y más cerca a los clientes. Estas son sus armas.

Es el gran punto débil de las cadenas a la hora de gestionar la entrega de los pedidos online; al mismo tiempo, es el diferenciador que les hará ser elegidas frente a otras. Cómo se envían los pedidos, a dónde y cuándo son las tres claves de la -cada vez más frecuente- batalla por la última milla: llegar antes y más cerca del cliente.

Lo saben bien las grandes cadenas que, además de estar ya inmersas en su desembarco en el centro de las ciudades, tratan de estar presentes de otra forma en todas las esquinas para poder entregar a los clientes los pedidos que realizan online de una forma más rápida y tratando de que el consumidor tenga que moverse lo menos posible. Una exigencia habitual del cliente, la de la comodidad, que se ha convertido en una máxima para las compañías. 

Curso de repartidor furgonetas Jorge Barreno

En esto destacan los pasos hacia adelante de empresas como Decathlon, primero, y MediaMarkt, un tiempo más tarde, que están marcando el paso a las demás. Desde taquillas hasta tiendas "amigas", estas son sus apuestas para tratar de marcar la diferencia frente al gigante Amazon, su gran competidor en comercio electrónico.

La invasión del barrio

Comercios de barrio, supermercados o gasolineras. Todas ellas son susceptibles de recibir los pedidos de MediaMarkt, además de tiendas de conveniencia con amplios horarios de apertura. "Están situadas a menos de 15 minutos del 95% de la población", apuntan desde la compañía. Es la base de la alianza que ha firmado la compañía de electrónica con Seur, con la que ha fijado 1.900 puntos de recogida en toda España.

Puntos que ya están en funcionamiento y se suman a los 85 establecimientos que tiene la compañía. "Buscamos ofrecer la máxima flexibilidad para la entrega, para que los compradores online puedan recoger sus envíos cuando más les convenga. Esto refuerza la eficiencia del servicio y mejora la experiencia del cliente en la última milla”, afirma David Sastre, Director de Clientes de Seur.

Una apuesta que, dicen desde MediaMarkt, pretende dar respuesta a "los nuevos hábitos de consumo", por lo que todos los pedidos realizados a través de la web antes de las seis de la tarde se entregará al día siguiente en el punto de entrega seleccionado.

No obstante, no están librando solos la batalla de estar cuanto antes lo más cerca posible del cliente. Que se lo digan a Decathlon, que, acostumbrada a estar ubicada a las afueras de las ciudades en muchos puntos de España, comenzó a instalar en noviembre del año pasado taquillas inteligentes para recoger sus pedidos. En concreto, 200 puntos por toda España con la compañía de mensajería Pudo

Amazon aprieta

Sin embargo, las cadenas tradicionales no son las únicas que están aprovechando los huecos en el centro de las ciudades para estar más cerca y permitir a los clientes recoger antes sus pedidos online. Aquí el gigante del comercio electrónico también aprieta.

De hecho, sus taquillas automáticas, Amazon Lockers, están ya instaladas en gasolineras de Repsol, restaurantes Telepizza, supermercados Dia, trasteros OhMyBox y centros comerciales de Merlin y Unibail. 

Son muchos, tradicionales y pure players, los que están batallando por la última milla y por lograr llegar al punto más cercano. Pero, ¿habrá sitio para todos?