Daniel Ek y Martin Lorentzon, cofundadores de Spotify.

Daniel Ek y Martin Lorentzon, cofundadores de Spotify.

Empresas

La extraña salida a bolsa de Spotify para levantar sólo 1.000 millones

La compañía ofrece una horquilla de valoración de entre 15.900 y 23.450 millones de dólares y revela que perdió 1.200 millones de euros en 2017.

Noticias relacionadas

Spotify, el coloso sueco del streaming de música con matriz en Luxemburgo, va a salir a Bolsa en breve con una valoración orientativa de entre 15.900 y 23.450 millones de dólares, basada en transacciones privadas recientes, y con el objetivo de levantar sólo 1.000 millones de dólares, según el formulario F-1 presentado ante el regulador bursátil estadounidense.

La compañía desveló sus resultados de 2017, esta vez en euros, en los que informó de que registró una facturación de 4.090 millones de euros durante el ejercicio, con unas pérdidas de 1.235 millones. Cada cuatro euros que ingresó le costaron 3,2 euros, principalmente por el pago de derechos. Los usuarios de pago crecieron un 46% en un año. Más que los usuarios activos, que sólo crecieron un 29%.

El servicio, que dirige desde su nacimiento Daniel Ek, junto con su cofundador Martin Lorentzon, cuenta con más de 71 millones de usuarios de pago y 159 millones de usuarios únicos en total, de los cuáles 92 millones -principalmente de entre 18 y 34 años- utilizan el modelo soportado por publicidad.

Concretamente, Spotify afirmó tener el doble de usuarios que su máximo rival, Apple Music. Sus usuarios consumieron 11.400 millones de horas de música sólo en el cuarto trimestre de 2017.

Europa fue su primer mercado, con 58 millones de usuarios únicos, frente a los 52 millones de Norteamérica o los 33 millones de Latinoamérica. En total, cuenta con casi 3.000 empleados. La compañía destacó sus esfuerzos en incorporar más podcast y vídeos.

Según el comunicado enviado al regulador bursátil americano, la compañía cotizará directamente bajo el símbolo de SPOT en mucho menos tiempo de lo que suele ser normal, dado que levantará una cantidad de capital relativamente pequeña.

La última valoración de Spotify había sido de 8.400 millones, cuando levantó 400 millones en 2015.

Los documentos presentados a la SEC ofrecen más información, como que Spotify se apoya cada vez más en los servidores de Google, hasta el punto de renunciar a todos sus servidores y transferir toda su operativa a las máquinas de quien es su competidor en el mundo de la música. Buenas noticias en un segmento en el que la compañía de Mountain View mantiene una dura competencia con Amazon y Microsoft, entre otros.

La compañía reconoció que cuenta con una importante desventaja: algunos de sus grandes rivales, incluyendo Apple, Amazon y Google, han desarrollado "dispositivos en los que su servicio de streaming de música está precargado, lo que nos pone en una significativa desventaja competitiva". Para superarla, insiste en que necesita "mejorar el servicio, introduciendo nuevos servicios y funciones, y mantener nuestra posición competitiva con avances tecnológicos adicionales y una plataforma adaptable".

También previenen de la posibilidad de que Facebook, que cuenta con más recursos, lance un producto similar.