Almacen de Amazon.

Almacen de Amazon.

Empresas DISTRIBUCIÓN

Semana decisiva para los trabajadores de Amazon en San Fernando de Henares

  • La multinacional y los trabajadores llevan 17 meses en negociaciones para prolongar un convenio laboral diferente al resto de las plantas en España.
  •  

Noticias relacionadas

El 28 de febrero debe haber fumata blanca. Los trabajadores de la planta de San Fernando de Henares (Madrid) y Amazon siguen jugando una importante partida de ajedrez para modificar los derechos laborales en una de las piezas básicas de la distribuidora estadounidense.

Después de 17 meses de negociación, las horas se agotan y el pacto sigue en punto muerto. De no producirse un acuerdo, la compañía estadounidense podría implantar el convenio que rige las otras plantas en España. Este jueves habrá una nueva reunión, que puede marcar un antes y un después, para limar asperezas en unas negociaciones que están siendo “muy complicadas”, según fuentes próximas a los encuentros producidos entre la empresa y los sindicatos.

Esta planta tiene una singularidad respecto a las otras seis que tiene Amazon repartidas por las ciudades españolas. Los trabajadores con contrato indefinido están sujetos a un convenio diferente que el resto. La razón es obvia: es la más antigua y mantiene unas reglas diferentes ya que la compañía de Jeff Bezos impuso nuevas condiciones al resto de centros según fueron contratando a personal.

En la actualidad, un trabajador de Amazon suele cobrar, de media, unos 1.600 euros brutos. La gran mayoría de los contratos que firma la compañía son a través de las famosas ETT (más del 50%, según datos de los sindicatos). Además, los empleados que prosigan en la empresa los siguientes seis meses son gratificados con una bonificación de 0,68 euros la hora trabajada. “Son sueldos bien pagados. La realidad es esa. En cuanto al importe que ingresamos es una de las mejores multinacionales”, señala Ana (nombre ficticio), trabajadora de Amazon.

Se da la paradoja que una persona que ha sido contratada de manera externa, cobra más dinero que una fija. Pero este hecho tiene trampa. Según indica el comité de empresa a EL ESPAÑOL, las personas que trabajan contratados por la ETT no tienen vacaciones pagadas. La única manera, según indica Imanol (nombre ficticio), trabajador de Amazon de forma temporal, la única manera de poder tener días libres es perder días de tu contrato y renunciar el dinero del salario. Mientras, Amazon para mantener esa figura que disfruta de días libres hace una contratación vía ETT.

Las 1.100 personas que trabajan de manera temporal en la planta de San Fernando pueden mantenerse hasta tres años firmando contratos de varios días o varias semanas. Una vez que han pasado los 36 meses, si Amazon lo considera oportuno, llega el momento de ser indefinido.

Precisamente, los salarios de los trabajadores indefinidos y el complemento IT (baja por enfermedad) son los puntos más calientes por los que el acuerdo aún no se ha sellado. Como se ha citado anteriormente, la planta de San Fernando tiene un convenio diferente al del resto de centros de distribución, por lo que los sueldos son diferentes.

La subida de retribución ha provocado que se encallen las negociaciones puesto que los sindicatos exigen que los empleados que firmaron bajo el amparo del convenio antiguo mantengan los porcentajes que se negocian, algo a lo que Amazon se niega. La empresa propone que los trabajadores que cobren por encima del colectivo sectorial (convenio que rige todas las naves de distribución) queden al margen de las mejoras, algo que sucede en un gran porcentaje de los trabajadores de San Fernando.

El porcentaje de las subidas de sueldo también ha provocado tiranteces entre Amazon y los sindicatos. El comité exige una subida de un 1% adicional de lo que se estipula en el convenio sectorial (hasta un 10% cada trienio), algo que la compañía dedicada a la venta de productos ‘online’ no ha considerado.

El otro motivo por el que peligra la estampa de la firma en el nuevo convenio son los días de baja. Actualmente, los empleados no perciben sueldo los primeros quince días si se dan de baja por enfermedad u otro motivo. El comité considera primordial que Amazon cubra el salario de la primera quincena que se ausenta del puesto de trabajo para que se rubrique el nuevo acuerdo entre patronal y sindicatos.

Reducción de los contratos temporales

El tipo de contrato también deberá revisarse. Según indican desde el comité de empresa, Amazon deberá cumplir con la legislación ya que actualmente más de 1.000 personas están contratados a través de ETT. Según indica el comité de empresa, por legislación “no se puede superar el 25% de las horas trabajadas por empleados temporales en las plantas”, algo que no sucede en la actualidad y que deberá resolverse en los próximos días.

Por otra parte, EL ESPAÑOL ha podido saber también que el sistema de vacaciones también preocupa a los trabajadores de Amazon en San Fernando de Henares. Las personas con contrato indefinido podían, hasta la fecha, elegir los días de asueto a sabiendas que los días festivos no se contabilizaban. Algo que los dirigentes de la compañía estadounidense pretenden tumbar, tal y como figura en el convenio sectorial. Así, si uno de los empleados se coge una semana en el que uno de los días es festivo, lo disfrutaría como si se tratase de un día natural como tal.

El jueves, nueva reunión

El tiempo apremia y tras más de 17 meses sin acuerdos, el 28 de febrero debe haber acuerdo. “Queremos lo mejor para los dos partes”, indican fuentes negociadoras. De no firmar un nuevo convenio, Amazon tendrá la potestad para imponer el acuerdo sectorial con el que se rigen las demás plantas en España. Este hecho no gusta nada a los trabajadores de San Fernando y esperan que las negociaciones lleguen a buen puerto ya que de no alcanzar un acuerdo se podrían tomar “medidas trágicas como acudir a la Justicia”.

Ante la posibilidad de una posible huelga, la fecha en la que se podría iniciar, en caso de que los trabajadores decidiesen secundarla, sería la del 1 de marzo debido a que al estar en pleno proceso de negociación se consideraría un acto “de mala fe”, según indican las fuentes cercanas a las negociaciones.

Amazon prefiere guardar silencio

Por su parte, EL ESPAÑOL se ha puesto en contacto con Amazon. La versión oficial de la compañía es la de esperar acontecimientos y se ha limitado a contestar que "no tenemos nada que comunicar al respecto. En Amazon, nos comprometemos a colaborar justamente con todos nuestros empleados, ofreciendo condiciones de trabajo de calidad y un entorno inclusivo".

No obstante, la delegación en España reivindica que los trabajadores de Amazon reciben un "atractivo sueldo y un completo paquete de beneficios, que incluye seguro médico privado, plan de pensiones de empresa, seguro de vida y descuentos para empleados. Amazon también tiene en marcha un innovador programa formativo llamado Career Choice a través del cual financia a sus empleados el 95% de la matrícula y resto de tasas".